admin 27/04/2015

EUROPA PRESS

La Guardia Civil ha denunciado a dos Centros de Protección Animal, titularidad de las Diputaciones Provinciales de Huesca y Zaragoza, respectivamente, pero gestionados por una empresa en régimen de concesión por cometer numerosas irregularidades en materia de sanidad animal.

La Guardia Civil ha denunciado a dos Centros de Protección Animal, titularidad de las Diputaciones Provinciales de Huesca y Zaragoza, respectivamente, pero gestionados por una empresa en régimen de concesión por cometer numerosas irregularidades en materia de sanidad animal.

En una nota de prensa, la Benemérita ha explicado que el 27 de octubre del pasado año el equipo de investigación del SEPRONA tuvo conocimiento, tras recibir una denuncia de un particular, de que un perro había salido del Centro de Protección Animal de Zaragoza en un estado higiénico-sanitario inadecuado.

Tras verificar los hechos, la Guardia Civil comprobó que dicho animal, un setter inglés, había entrado en las instalaciones del Centro de Protección Animal dependiente de la Diputación Provincial de Zaragoza en abril de 2014 en perfecto estado higiénico-sanitario.

Seis meses después, fue adoptado por una protectora de Cantabria, donde llegó en un estado de desnutrición grave —pesaba 13 kilos—, así como una fístula en el suelo de la boca que comunicaba con el exterior.

Por otra parte, el 28 de noviembre del mismo año la Guardia Civil recibió una segunda denuncia contra el mismo Centro de Protección animal, esta vez por posibles irregularidades en la grabación de datos en el Registro de Identificación de Animales de Compañía de Aragón (RIACA).

El 16 de diciembre, la Benemérita recibió una tercera denuncia que indicaba que en el mismo Centro de Protección Animal se estaban cometiendo anomalías en el libro de registro de entradas y salidas de animales.

Por todos estos hechos, el equipo de investigación del SEPRONA inició los trabajos para esclarecer estos hechos, personándose en el Centro de Protección Animal el día 21 de enero de este año, donde realizó las oportunas averiguaciones, solicitando, asimismo, documentación a la Diputación Provincial de Zaragoza y Huesca, dado que la misma empresa que gestiona el centro de protección de Zaragoza también regenta el de Huesca.

IRREGULARIDADES

La Guardia Civil ha explicado que del estudio de la documentación aportada por ambas diputaciones provinciales se han detectado varias irregularidades. En el caso del centro Zaragoza, no se han anotado en el libro de registro los datos de 192 personas adoptantes y en 38 ocasiones los animales acogidos no permanecieron el tiempo mínimo establecido por la ley a disposición de sus legítimos propietarios.

Además, ha habido un incumplimiento de la normativa en materia de vacunación antirrábica, obligatoria en esta Comunidad autónoma; tres registros con datos erróneos en el libro registro del núcleo zoológico; y 19 infracciones por no dar de baja de la base RIACA animales que habían sido adoptados fuera de la Comunidad autónoma.

Igualmente, ha habido una infracción por no realizar la variación, en la base RIACA de un microchip que salió del centro y actualmente se encuentra asignado a un veterinario de Huesca. Tampoco se ha grabado y actualizado la base de RIACA en relación con un perro desaparecido y que tuvo entrada en el centro en julio de 2014, actualmente sigue constando como desaparecido.

En este estudio, también se ha detectado a 18 propietarios que han incumplido, sistemáticamente, la obligación de vacunación antirrábica bien por no haberla realizado nunca o bien por no haberla realizado en el plazo de un año, han apuntado las mismas fuentes.

Por lo que respecta al Centro de Protección Animal de Huesca, no ha anotado en 289 ocasiones los datos de personas adoptantes en el libro de registro; 49 veces los animales no permanecieron el tiempo establecido en el centro a disposición de su legítimo propietario y hay 11 incumplimientos de la obligación de vacunación antirrábica.

Asimismo, en 14 ocasiones no se dio de baja a los animales adoptados fuera de la Comunidad autónoma; en tres se ha incumplido la obligación de vacunación antirrábica a la salida del animal de la instalación protectora; y existen ocho infracciones por existir datos erróneos en el libro registro del núcleo zoológico.

Finalmente, hay otra infracción por no grabar, ni actualizar la base del RIACA a un animal desaparecido y que entró en el centro en mayo de 2014, figurando todavía como desaparecido; 32 por no grabar en la base del RIACA, en el plazo legalmente establecido, la muerte de los animales, y se ha detectado el incumplimiento de la obligación de vacunación antirrábica de los animales de compañía por parte de 49 propietarios.

La investigación sigue abierta

El SEPRONA ha abierto una línea de investigación de las asociaciones protectoras de animales que han adoptado en los Centros de Protección Animal dependientes de las Diputaciones Provinciales de Huesca y Zaragoza.

Además, todos los hechos han sido puestos en conocimiento de las Diputaciones Provinciales de Huesca y Zaragoza, Servicio Provincial de Agricultura, Ganadería y Alimentación y del Fiscal Delegado de Medio Ambiente de Zaragoza.

Excerpt from: Denunciados dos Centros de Protección Animal por irregularidades en materia sanitaria

A %d blogueros les gusta esto: