admin 08/06/2018

20MINUTOS.ES

  • Victoria Gaudes, de 23 años, lleva desde abril incapacitada por una coloración de pelo que le quemó.
  • La versión de la peluquería es distinta: "Del establecimiento salió bien".

"Me aplicaron el producto decolorante y me dijeron que tenía que dejármelo al menos media hora, pero antes de cumplirse diez minutos me empezó a quemar y pedí que me lo retiraran porque no lo aguantaba", cuenta Victoria Gaudes, una joven zaragozana de 23 años que acudió a colorarse el pelo y acabó con una quemadura de segundo grado en la cabeza.

Lleva desde abril sin poder trabajar y no podrá reincorporarse hasta dentro de cinco meses, tal y como cuenta a 'Heraldo'. En la primera aplicación del colorante le empezó a quemar pero fue en la segunda cuando la molestia fue mayor. "Después me cortaron el pelo, pero me molestaba bastante, así que le dije que no me lo peinara, como tenía pensado", explica.

Desde el salón de peluquería denunciado aseguran que la joven "salió bien del establecimiento". La versión de Victoria es distinta. "Al día siguiente me desperté con la cara hinchada y quemaduras, así que fui a Urgencias", revela.

Gaudes regenta un bar en el que ahora no puede trabajar y los médicos le han asegurado que la herida puede tardar "bastante tiempo" en resolverse y las curas son constantes. Ha estado durante un mes acudiendo al hospital y ahora espera que todo se solucione a su favor.

A %d blogueros les gusta esto: