admin 08/02/2015

EUROPA PRESS

Una cerveza ligeramente tostada y con toques aromáticos de galleta y caramelo ha sido seleccionada para la celebración, este mes en Teruel, de las Bodas de Isabel, ha informado La Zaragozana, que ha renovado su patrocinio del evento.

Una cerveza ligeramente tostada y con toques aromáticos de galleta y caramelo ha sido seleccionada para la celebración, este mes en Teruel, de las Bodas de Isabel, ha informado La Zaragozana, que ha renovado su patrocinio del evento.

La opción escogida este año destaca por el trabajo de sus maltas, que le aportan un matiz dulce y goloso, muy agradable de boca. Es de graduación media y bajo amargor y «hará las delicias de los turolenses y visitantes en los próximos festejos».

Siguiendo la tradición cervecera, la seleccionada se corresponde a la que ofrecían los monasterios y abadías medievales a sus peregrinos. «La cerveza es un auténtico alimento líquido, denso y con matices al tostado del cereal y al lúpulo», ha manifestado Antonio Fumanal, maestro cervecero de Ambar.

Se trata de una cerveza fresca, sin pasteurizar y sin filtrar que se bebe en vaso de loza, directamente desde el barril y a temperatura ambiente, como se consumía antaño.

La cerveza de las Bodas será bendecida por el obispo y ofrecida durante los esponsales a los novios. Se podrá degustar en la propia Abadía de San Arnoldo de Ámbar, ubicada en la plaza del Ayuntamiento que servirá también como punto de encuentro institucional de la Fundación y en las posadas, tabernas y bares de Teruel, así como en las «haymas» de los distintos grupos.

La Abadía benedictina de San Arnoldo de Ámbar se constituye en homenaje a este santo patrón de los cerveceros, cuyo proceder en favor del dorado líquido allá por el año 1087 salvó de la muerte a innumerables ciudadanos. El agua en la época era transmisora de enfermedades y la cerveza, que en su elaboración hervía agua y por tanto eliminaba muchas bacterias y gérmenes, se convirtió en un remedio higiénico para prevenir enfermedades.

El viernes de Bodas, el obispo bendecirá la cerveza para «garantizar la pureza del líquido que será degustado por invitados, visitantes y turolenses» y la Abadía al completo participará en la comitiva nupcial. Durante la celebración de los esponsales se ofrecerá a los novios un barril cervecero en su honor y se procederá a un brindis.

Con el lema ‘Ora, Ambar et Labora’ la nueva orden, con el abad Ossorio de Tarbes a la cabeza, recorrerá la ciudad durante las Bodas para impartir indulgencias cerveceras a visitantes y vecinos, siempre acompañado por los monjes y por los equinos portadores de barriles de la cerveza conmemorativa.

La darán a probar a quienes se arrepientan y ayudará a sanar el cuerpo y alma de los que la beban. A lo largo de las jornadas también se podrá asistir a las plegarias en la Abadía y conseguir una reliquia del Santo, un hilo de tela de su túnica.

Link: Una cerveza con aromas de galleta y caramelo, seleccionada para las Bodas de Isabel 2015

A %d blogueros les gusta esto: