admin 26/02/2015

EUROPA PRESS

Uno de los comisionados europeo del concurso Árbol Europeo del Año, Rob Mcbride, ha visitado este miércoles Teruel para ver el chopo cabecero de Aguilar de Alfambra, que opta a alzarse con el primer premio, y del que se ha declarado «fan absoluto».

Uno de los comisionados europeo del concurso Árbol Europeo del Año, Rob Mcbride, ha visitado este miércoles Teruel para ver el chopo cabecero de Aguilar de Alfambra, que opta a alzarse con el primer premio, y del que se ha declarado «fan absoluto».

La especie turolense figura en el tercer puesto cuando resta una semana de votaciones. El ganador se conocerá el próximo 5 de marzo y el premio simbólico se entregará el 22 de abril en el Parlamento Europeo.

El chopo cabecero es un firme candidato desde el principio del certamen, pero las especies de Hungría y de Estonia le llevan ventaja. Hasta este sábado pasado, 21 de febrero, el árbol turolense contaba más de 10.000 votos. Ese día ha sido el último en el que las votaciones y posiciones eran públicas, pues esta semana serán secretas para sorprender al final de concurso.

Rob Macbride está visitando a todos los ejemplares participantes, unos catorce, para conocer de cerca la especie y su entorno y ha dicho que ya conocía al chopo cabecera y, además, ha vivido las fiestas que se celebran en torno a este árbol.

El inglés ha destacado que Teruel tiene la extensión de este árbol más grande de Europa y que la cultura española está muy vinculada a la naturaleza y a los árboles, para subrayar que «así debe ser». Mcbride ha incidido en los beneficios de un entorno natural para nuestra salud, «en una vida tan ligada a las tecnologías».

Este concurso europeo es una llamada de atención, «para que volvamos a mirar hacia nuestros árboles, a nuestro entorno natural, que casi olvidamos en nuestro día a día», ha indicado. El propio Mcbride ha asegurado que ha sentido los beneficios de la naturaleza, cuando, por motivos de salud, dejó una vida cargada de estrés y de prisas.

Uso de la tecnología

El comisionado ha lamentado que la gente haya perdido la conexión con los árboles y ha confiado y deseado «que los niños la recuperen». Según Mcbride, si los políticos y gobernantes «destinaran dinero a la recuperación de zonas arboladas, se ahorrarían, ellos y nosotros, mucho más en medicamentos».

No obstante, ha pedido que se haga uso de la tecnología de nuevo para seguir votando al chopo cabecero. «Incluso el rey Felipe VI en un tuit ha pedido a la gente que siga votando», ha apuntado.

Mcbride ha hecho una metáfora futbolística para solicitar a los españoles que «participen en este particular europeo, en el que España tiene muchas opciones». El inglés ha animado a que la gente vote y que lo haga «por sus padres, sus abuelos y su legado, por la cultura de esta tierra».

Durante una de las primeras visitas de Mcbride al llegar al aeropuerto de Zaragoza y observar la exposición «El chopo cabecero», se ocupó de que los responsables de las instalaciones aeroportuarias y los del Centro de Estudios del Jiloca se pusieran de acuerdo para instalar una exposición acerca de esta especie.

La muestra, que puede verse hasta finales de marzo en el aeropuerto de Zaragoza, está compuesta por diez paneles en los que se abordan las características de estos árboles, su valor ambiental y cultural y sus posibilidades de futuro.

See original here: Un comisionado europeo se declara "fan absoluto" del chopo cabecero de Teruel, candidato a Árbol Europeo del Año

A %d blogueros les gusta esto: