admin 21/05/2015

EUROPA PRESS

«La ciudadanía se tiene que pronunciar sobre proyectos importantes» como el futuro de la movilidad, ha defendido

El candidato de Zaragoza en Común a la Alcaldía, Pedro Santisteve, ha afirmado que «la gente tiene muchas ganas de que los cambios y la transformación cuajen de alguna forma» en las instituciones y «solo Zaragoza en común representa esa posibilidad real de llevar a gente honesta, con ganas y con una nueva mentalidad» al Ayuntamiento.

A cuatro días de las elecciones, «esperamos ser la fuerza más votada» en el consistorio zaragozano, romper el «empate técnico» que existe con el PP y «pensamos que la gente nos va a otorgar su confianza, nosotros estamos deseosos de que así sea».

En una entrevista con Europa Press, el abogado Pedro Santisteve ha señalado que desde esta nueva formación están viviendo «contentos» el transcurso de la campaña, en la que se han implicado «cerca de mil personas» para diseñar el programa de Zaragoza en Común, que aún mantiene una parte abierta a las aportaciones constantes de los ciudadanos.

No obstante, en el resto de partidos «estoy viendo una pobreza en el debate y una ausencia de alternativas bastante grave y preocupante», ha opinado, para estimar que Chunta Aragonesista (CHA) «cometió un tremendo error» al no participar en este proyecto «tan ilusionante, nos hubiera gustado que se incorporaran» al mismo.

En el caso del PSOE, «nos preocupa el tipo de candidatura que han hecho, en la que los diez primeros puestos suman más de 210 años de cargos públicos. Aportan muy poco de transformador y de cambio», ha observado.

Del PP les distancia «la corrupción, el fundamentalismo que plantean y la ausencia de criterios capaces de dar pie a la pluralidad, a la diversidad de opiniones que hay en este país». En su opinión, el PP aragonés «debería tener una posición más clara sobre los sobres, la corrupción y ese dinero público que ha sido esquilmado a la ciudadanía».

En este 24 de mayo «no contemplo más posición que ser la fuerza más votada», ha recalcado. Sobre posibles pactos con otras fuerzas «hay una asamblea ciudadana que es la encargada competencialmente de resolver estos temas» y ha recordado las líneas rojas de la formación en materia de ayudas sociales, transparencia y participación ciudadana.

«gente común»

Zaragoza en Común surgió en verano del pasado año como una «agrupación de gente independiente» que quiere construir una «alternativa municipalista que cambie la relación entre los vecinos y el ayuntamiento», un proyecto que ha fraguado con la unión de siete organizaciones políticas, entre ellas Izquierda Unida y Podemos. «Somos gente común que luchamos por cambiar las cosas», ha remarcado.

Respecto a sus propuestas, en materia fiscal «planteamos una armonización fiscal» y fijar unos criterios ligados a la renta para que «quien más tiene, pague más». Ha alegado que no se puede «plantear bajadas de impuestos sin más, como hace el PP», ya que «no es verdad que los vayan a bajar» y «no dicen de dónde van a aportar esa carencia de ingresos en la que dejarán al ayuntamiento».

En el caso del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) será necesario estudiar «si va a suponer un mayor gravamen para las clases medias o trabajadoras, igual hay que plantearse subvencionar a los afectados» según la renta.

Santisteve sería partidario de llegar a un acuerdo sobre política fiscal con el resto de partidos «siempre y cuando se planteen criterios de progresividad fiscal y que esas rebajas de tipos no supongan beneficiar más a quien más tiene».

Los ciudadanos decidirán

En materia de movilidad, ha apuntado que Zaragoza en Común «no se pronuncia en este tema» hasta que no se analicen las alternativas según el tráfico y el flujo de viajeros por la ciudad, que podría pasar por autobuses «con plataformas únicas y prioridad semafórica o bien por el tranvía».

«No está claro aún si tranvía sí o no y en el caso de que sí, por dónde. Tampoco está claro si el ayuntamiento está en condiciones de hipotecar una cantidad de millones que no sabemos cuál va a ser», de modo que ha apostado por que los zaragozanos decidan qué sistema prefieren, «ya veremos si vía consulta vinculante o qué mecanismos impulsamos, pero la ciudadanía se tiene que pronunciar en proyectos importantes como éste».

Pedro Santisteve ha lamentado que la ciudad se encuentra ahora «destartalada» con barrios «jóvenes» al sur en los que existe una necesidad «urgente» de colegios, institutos y «problemas de movilidad», por lo que quiere cooperar con el Gobierno aragonés para dotar de servicios a estos barrios.

En la ciudad consolidada plantea rehabilitar viviendas «en términos de eficiencia energética» y para atender a las personas mayores que tienen problemas de accesibilidad en sus domicilios.

Ha detallado que desean ampliar el parque público de viviendas, pasando de 2.500 a 5.000 en esta legislatura y que las 30.000 o 50.000 casas vacías «se puedan sacar al mercado de alquileres o propiciando subidas del IBI para quien tenga más de cinco viviendas en alquiler y no las ofrezca, bien forzando a la Sareb a que saque sus pisos al mercado» o bien llegando a acuerdos con los bancos para «frenar los desahucios».

Proponen un plan de realojo urgente de familias, con la cesión de pisos municipales a ONG, y un plan urgente de puesta a punto de casas mediante la exención de tasas como el agua, la electricidad, o la construcción de pisos en solares vacíos destinados al alquiler social.

Emergencia social

Ante la situación de emergencia social, «en las primeras semanas de gobierno» duplicarán el presupuesto de las ayudas de urgente necesidad, pasando de 7,5 a 13 millones para «intentar paliar los problemas de insuficiencia financiera, pobreza energética» y lograr la «paralización inmediata de los desahucios».

Estos recursos «pueden salir de realizar una gestión más eficaz y transparente de los servicios municipales» y, con este objetivo, se realizará una auditoria de las cuentas municipales. También se podrían conseguir «40 millones para la ciudad» con la remunicipalización de servicios.

En este caso, «hay que estudiar los contratos y los pliegos de condiciones» porque «no nos vamos a meter en pleitos estériles para que luego le salga al ayuntamiento la torta un pan». Se analizará «con detenimiento para ver por dónde se puede empezar, es un mito que la empresa privada gestione mejor que la pública».

Entre las primeras medidas que tomaría como alcalde, ha mencionado la auditoria de cuentas, impulsar la transparencia y un plan de participación, con la creación de un portal en el que los ciudadanos puedan opinar sobre los proyectos, «a ser posible disponiendo de una parte del presupuesto, que queremos que llegue al 5 por ciento» para afrontar esas prioridades.

En este mismo sentido, modificarán las ordenanzas municipales de participación ciudadana y quieren que las juntas de distrito sean «un órgano válido para organizar la vida en los barrios».

Sobre el campo de fútbol de La Romareda, ha tildado de «auténtica vergüenza» que Urbanismo tramitara en quince días un expediente que ofrece a una entidad privada «un patrimonio municipal».

Ha agregado que «no nos oponemos a que si hay que acometer obras de rehabilitación se hagan donde ya está el espacio actual del campo, estudiando las posibles afecciones a la zona sanitaria de sus inmediaciones. Estamos dispuestos a ayudar siempre y cuando esto no sea una jugada especulativa más».

Con estas propuestas, Santisteve imagina en el futuro «una ciudad más humana, más alegre, más cohesionada», que garantice un equilibrio con el medio ambiente y que se haya replanteado su tejido productivo e industrial, con el desarrollo cultural como «pilar clave» y una Zaragoza «que se proyecta hacia el exterior, hacia el mundo».

View original post here: Santisteve: "La gente tiene muchas ganas de cambio y solo Zaragoza en Común lo representa"

A %d blogueros les gusta esto: