admin 18/04/2015

EUROPA PRESS

Incide en que el peso de la industria en el PIB aragonés está más cerca de la media alemana que de la española

La presidenta del Gobierno de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, ha asegurado este viernes que «el gran empeño» de su Ejecutivo ha sido modernizar la formación profesional.

En esta labor ha contado con la colaboración de la empresa Mann+Hummel Ibérica, suministrador de equipos originales para las industrias de la automoción y de la ingeniería mecánica, que este viernes ha organizado un acto para celebrar su 50 aniversario y que acoge a estudiantes de formación dual, la metodología por la que el Gobierno ha apostado para llevar a cabo la citada modernización.

En su discurso con motivo de los 50 años de la empresa en Zaragoza, Rudi ha destacado no solo la función social de la compañía en el patrocinio de deportes, como por ejemplo con el equipo de baloncesto femenino Mann Filter, sino también su aportación a proyectos como el de la implantación de la formación dual en la Comunidad.

«Es un gran empeño de este gobierno modernizar la formación profesional y con este modelo alemán de la formación dual, que desde Aragón estamos intentando copiar, hemos sido pioneros» en España, ha relatado la presidenta de Aragón, quien también ha agradecido a la multinacional su implicación social al ayudar a formar a personas con algún tipo de discapacidad.

Respecto al recorrido de la empresa, ha destacado su capacidad para adaptarse, dado que ha asegurado que ha habido muchos cambios desde su nacimiento hace 50 años. No obstante, «si hay algo que no cambia es la capacidad de ilusión, de trabajo y de innovación que tuvieron los fundadores».

En este punto, Rudi ha incidido en que las empresas aragonesas que están dentro de multinacionales son «líderes dentro de su multinacional», lo que, ha continuado, dice mucho del «saber hacer» de los equipos humanos y técnicos.

Ha matizado que la industria supone el 22 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) de la Comunidad autónoma, un porcentaje que está «más cerca de la media alemana que de la española».

Ha subrayado que esta empresa contará «siempre» con el apoyo del Gobierno de Aragón y ha agradecido «en nombre de todos los aragoneses» la riqueza que ha sabido generar en la región.

Responsabilidad social

La concejal de Participación Ciudadana y Régimen Interior del Ayuntamiento de Zaragoza, Lola Ranera, ha destacado la labor en responsabilidad social realizada por la empresa.

Ha expuesto que ella es del barrio del Arrabal, donde preside la Junta de Distrito y donde estuvo ubicaba la factoría antes de irse a Plaza, y ha aseverado que Mann+hummel Ibérica ha dejado «un gran patrimonio» en la zona.

Ranera ha considerado que este 50 aniversario de la empresa es la celebración de las «bodas de oro» de la factoría con la capital aragonesa, y ha agradecido a la compañía «todo lo que habéis hecho por la ciudad».

Empresa «sólida»

El director general y vicepresidente de Mann+Hummel Ibérica, Javier Sanz, ha insistido en que la empresa es «sólida» y «fuerte», además de agradecer la labor de los empleados.

«Nuestros trabajadores han sabido adaptarse a los numerosos cambios de la compañía. Tanto a nivel de producto, como de los procesos y el lugar de fabricación, desde la calle Santa Fe, hasta las actuales instalaciones de Plaza. Son y han sido un ejemplo de eficacia y equipo fuerte motivado y comprometido que han convertido a Mann+Hummel Ibérica en una empresa con energía y motivación para continuar», ha precisado.

También ha hecho un llamamiento a las instituciones para que sigan trabajando en ayudar y apoyar a las empresas, desarrollando un marco normativo que permita a las compañías desarrollar su trabajo.

Así, ha aclarado que tanto el Gobierno de Aragón como el de España han «colaborado» para que «podamos seguir siendo una empresa competitiva».

«Nosotros somos una pequeña parte de la historia. El éxito de la compañía es fruto del esfuerzo de cada una de las personas que forman y han formado parte de la familia Mann+Hummel Ibérica. Es decir, los cerca de 700 empleados que actualmente trabajan con nosotros y casi los mil zaragozanos que nos han acompañado durante las cinco décadas de vida», ha destacado Javier Sanz.

Ha agregado que durante los 50 años de vida, la compañía solo ha tenido cuatro directores generales, lo que demuestra su gran estabilidad. «Llevo dos años al frente de la fábrica y solo puedo reafirmar que es una gran empresa, que trabaja en un grupo internacional con proyección de futuro y con la ambición de ser líderes en el sector».

«Ahora seguimos trabajando para hacer de la compañía una empresa moderna que se adapta al entorno y a las nuevas necesidades, siempre apostando por la máxima seguridad y calidad. Una fábrica del siglo XXI que pueda afrontar todos los retos con ambición, pero sin pretensiones, con aspiraciones, pero con modestia», ha dicho.

Por su parte, el que fuera primer director de la compañía, José Ignacio Murillo, ha repasado la historia de la empresa, destacando su marcado carácter zaragozano.

16

Filtros por segundo

Desde su planta en Zaragoza, Mann+Hummel Ibérica fabrica todo tipo de filtros industriales para la industria del automóvil, más de 16 por segundo.

En concreto, se trata de sistemas de filtración de aire, colectores de admisión, filtración para líquidos, filtros de habitáculo y tapas de culata de plástico para la industria de automoción, así como elementos filtrantes para el recambio y la reparación de vehículos. De aquí salen 24 millones de piezas al año.

Para poder seguir ampliando el negocio, la empresa trasladó sus instalaciones, hace diez años, de la avenida de Cataluña a la Plataforma Logística de Zaragoza (Plaza), donde mantiene 80.000 metros cuadrados de terreno, 37.500 construidos, y ha invertido 40 millones de euros.

En esta factoría trabajan unas 700 personas, aunque la plantilla cambia dependiendo de la temporada, en tres turnos; mañana, tarde y noche. La empresa mantiene un concepto de trabajo en colaboración que se aprecia tanto en las oficinas de diseño abierto como en los paneles en los que los trabajadores intercambian información útil para la continuidad del trabajo con los cambios de turno.

De esta forma, la planta fabrica al año más de 4,7 millones de sistemas de aspiración, 2,1 millones de piezas sopladas y 16,3 millones de elementos filtrantes.

La compañía fabrica filtros para todas las marcas, entre ellas para Opel y los modelos que salen de la factoría de Figueruelas, Corsa, Meriva y Mokka. En total, tiene 1.250 referencias de filtros en su planta de Zaragoza.

La multinacional ha logrado mantener su producción en 2014, año en el que la facturación ha sido de 134 millones de euros, 136 en 2013 y se prevé que llegue a los 140 en 2015.

Mann+Hummel proporciona empleo a más de 16.000 personas que están repartidas en las 60 plantas repartidas en todo el mundo, como Turquía, China Rusia o Reino Unido. Cuenta con más de mil especialistas en investigación y desarrollo que buscan la calidad y la innovación.

La compañía ha apostado por la investigación y el desarrollo desde su creación. Ya en 1965 contaba con un laboratorio, en el que realizaban los primeros ensayos.

Reflejo de su apuesta por la máxima calidad y eficiencia son sus números reconocimientos obtenidos a lo largo de su historia, entre los que destaca ser elegido Proveedor del Año de GM, Proveedor Nivel 1 de Nissan, Q1 de Ford desde 1982 o el premio a la calidad de Renault.

Here is the original post: Rudi sostiene que "el gran empeño" de su gobierno es modernizar la formación profesional

Not Acceptable!

Not Acceptable!

An appropriate representation of the requested resource could not be found on this server. This error was generated by Mod_Security.

A %d blogueros les gusta esto: