admin 24/02/2015

EUROPA PRESS

La presidenta del Gobierno de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, ha subrayado este martes que la sociedad aragonesa «avanza gracias a ejemplos» como el de los profesionales sanitarios, profesores, padres y familias que han contribuido al éxito de los implantes cocleares en la Comunidad, que ya han alcanzado los 400.

La presidenta del Gobierno de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, ha subrayado este martes que la sociedad aragonesa «avanza gracias a ejemplos» como el de los profesionales sanitarios, profesores, padres y familias que han contribuido al éxito de los implantes cocleares en la Comunidad, que ya han alcanzado los 400.

Rudi ha participado en la conmemoración del implante coclear número 400 de la Comunidad, que se ha celebrado en el Colegio La Purísima de Zaragoza, un referente en la educación de niños con deficiencias auditivas. Ha estado acompañada en este acto por el consejero de Sanidad, Bienestar Social y Familia del Ejecutivo aragonés, Ricardo Oliván, la directora técnica del centro, Lourdes Laiseca, y el doctor Héctor Vallés.

La presidenta ha felicitado a estos profesionales por su trabajo y ha comentado que, mientras visitaba el centro, «pensaba cómo ha sido la evolución de la enseñanza de los niños que nacieron con un problema de falta de audición».

Asimismo, ha elogiado el trabajo del doctor Vallés y su equipo al recordar que el Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa de Zaragoza se ha convertido en el centro de referencia de la Comunidad y «normalmente es porque los resultados lo merecen» y porque sus profesionales destacan por su «vocación y formación permanente» que permiten «mejorar la calidad de vida» de los ciudadanos gracias a su trabajo.

Rudi ha comentado que estos equipos demuestran que «merece la pena trabajar desde lo público» para que no existan las listas de espera para niños y adultos que necesitan un implante en la Comunidad aragonesa.

Implantes invisibles

Por su parte, el doctor Vallés ha señalado que, tras veinte años de trabajo, «en un futuro inmediato los nuevos implantes serán invisibles», se colocarán debajo de la piel, y este avance llega «prácticamente ya», ha asegurado, para indicar que se están implantando dispositivos en este sentido en la Comunidad. Con estos «oídos electrónicos», podrán escuchar «mucho mejor y más fielmente».

Se realizan entre 30 y 35 implantes cocleares cada año en Aragón, sin listas de espera, ha remarcado, al detallar que se detectan los problemas auditivos en los bebés y se les dirige al Hospital Clínico, donde al año reciben el implante coclear.

«Cuando un niño se implanta no ha oído nunca y hay que enseñarle a oír», a que reconozca que «lo que recibe es sonido y eso necesita aprenderlo, esa es la grandeza de estas aulas», ha dicho Vallés en referencia a la labor que se desarrolla en el Colegio La Purísima.

Vallés, que se ha referido al implante coclear como un «pequeño milagro», ha recalcado que en estos años no ha habido lista de espera para los niños y «no hemos limitado el número de implantes en adultos, a diferencia de lo que ha ocurrido en otras Comunidades autónomas».

Así, el implante número 400 «ha supuesto todo un logro que no podíamos imaginar hace veinte años» y ha expresado su gratitud al Ejecutivo aragonés por apoyar este trabajo y a los pacientes y sus familias porque «nos confiaron su problema y nos pidieron un milagro, el milagro de la audición».

165 ALUMNOS

Por último, la directora del colegio, Lourdes Laiseca, ha afirmado que desde 1910 este centro ha tenido como objetivo ayudar a la rehabilitación de los niños y contribuir a su inclusión en la sociedad. Estudian en sus aulas 165 niños, de los que 67 tienen un implante coclear.

Laiseca ha querido felicitar también al equipo médico del Clínico y a las instituciones que han permitido que avance el programa de detección precoz de la sordera y de implantes cocleares.

Tras visitar el colegio y conocer la actividad que se desarrolla en sus aulas, la presidenta ha disfrutado de varias actuaciones musicales a cargo de los alumnos del centro, que también han leído una poesía sobre lo que significa para ellos el sonido y poder escuchar.

Asimismo, un antiguo alumno de este centro, Sergio, de 23 años, ha relatado su experiencia al indicar que es sordo de nacimiento, recibió el implante a los once años y su paso por el colegio le permitió aprender a escuchar y a hablar. Ha estudiado ingeniería y ahora trabaja en este sector.

Go here to read the rest: Rudi elogia el ejemplo de médicos, profesores y familias que han contribuido al éxito del 400 implante coclear en Aragón

A %d blogueros les gusta esto: