admin 05/06/2018

EUROPA PRESS

  • La localidad zaragozana de Quinto de Ebro ha abierto las puertas de un espacio único en España, el Museo de las Momias en el que exhibe 15 cuerpos de los siglos XVIII y XIX en perfecto estado de conservación. La muestra permanente se puede visitar desde el 1 de junio en la antigua iglesia de la Asunción, conocida como 'el Piquete'.

En sus tres primeros días ya ha recibido a 330 visitantes, el 70 por ciento llegados de otros puntos de Aragón y del país, como Huesca, Barcelona, Tarragona, Reus o Córdoba, según han subrayado en rueda de prensa la diputada de Cultura de la Diputación Provincial de Zaragoza (DPZ), Cristina Palacín, el alcalde de Quinto, Jesús Morales, y la directora del Instituto de Estudios Científicos en Momias, Mercedes González.

Palacín ha estimado que este es un proyecto "excepcional" que encaja con la filosofía que defiende la institución provincial de que la cultura es un elemento esencial para el desarrollo económico. Ha considerado que el Museo de las Momias, que se ha puesto en marcha "con rigor científico", será un éxito, indicando que la DPZ ha apoyado este proyecto y ha colaborado desde hace más de tres décadas en la restauración del 'Piquete'.

Para el alcalde de Quinto, Jesús Morales, este centro cultural supondrá "un antes y un después" para el municipio. Ha detallado que los cuerpos aparecieron en la antigua iglesia tras tres campañas arqueológicas que comenzaron en 2011 y estuvieron "cuatro años en un almacén guardados" hasta que el consistorio decidió realizar una primera exhibición en 2015, en la que se mostraron seis momias. En las dos tardes en que estuvo abierta, recibió más de 900 visitantes, lo que demostró el interés de esta iniciativa.

Gracias a la inversión de un millón de euros de la DPZ en la restauración del 'Piquete', se han podido acometer trece fases de restauración que han permitido abrir el edificio tras haber permanecido cerrado desde los años 50 hasta el pasado mes de noviembre.

Para instalar este museo en su interior, además, el consistorio ha recibido ayuda para la musealización del Centro para el Desarrollo de las Comarcas del Mar de Aragón y Ribera Baja (CEDEMAR – Fondos Feader) y también ha aportado recursos propios.

JOYA MUDÉJAR

Morales ha subrayado que el edificio es "una joya mudéjar" en su exterior y reflejo de la historia de España en su interior, dado que las instalaciones aún tienen huellas de las dos batallas de la Guerra Civil sufridas en esta población.

La responsable del Instituto de Estudios Científicos en Momias, Mercedes González, ha relatado que fue a través del programa 'Cuarto Milenio' como llegó a Quinto y conoció sus momias. "Al ver el Piquete me pareció una cápsula del tiempo" en la que encontró estas momias en perfecto estado de conservación.

González ha recordado que las momias "son bienes muebles", por lo que hay que protegerlas porque "tienen valor histórico". Los cuerpos no han sido tratados con ningún producto químico ni han tenido que ser restaurados, únicamente han sido limpiados para ser expuestos.

Aunque en otros puntos del país se pueden encontrar momias, como en Tenerife, Sevilla o País Vasco, en ninguna otra ciudad se ha dedicado un museo a estos restos humanos en el mismo lugar donde fueron hallados y ha diferenciado esta exposición de momias de la que se puede encontrar en otros lugares del mundo, como Palermo, indicando que en Quinto se muestran "con dignidad" y en buenas condiciones.

CUENTAN HISTORIAS

González ha subrayado que las momias "nos cuentan sus historias" y ofrecen mucha información sobre su época. Gracias al trabajo previo a la apertura del museo y a los análisis de los cuerpos, "las momias de Quinto ya son conocidas en todo el mundo".

El visitante puede encontrar a ocho niños y siete adultos, mujeres y hombres, cuyos restos se han mantenido intactos gracias a las especiales condiciones de humedad y de temperatura que se dan en esta antigua iglesia. Sus enterramientos corresponden al periodo de entre 1750 y 1832 y tres de estas personas habrían pertenecido o estarían relacionadas con la Iglesia, por las ropas que vestían.

Los estudios de los cuerpos han permitido conocer que una de ellas fue una persona que estaba en el municipio recibiendo un tratamiento para curar una enfermedad y que falleció allí y todos son de clase media-alta, dado que los enterramientos se realizaban en el cementerio exterior y en la iglesia se enterraba a niños o personas que pagaban por ello. Además, algunos fueron enterrados con zapatos de cuero o telas de seda, ropa de valor para la época.

En 'el Piquete' llegó a haber 1.065 enterramientos, ha detallado el alcalde, al señalar que de momento se ha llevado a cabo la excavación de la nave central y de una capilla, pero aún quedan otras capillas por analizar y podrían salir nuevos restos. La experta ha estimado que el público que visita este tipo de museos no lo hace por morbo, sino por interés científico e histórico.

PRECIOS Y HORARIOS

El museo, de propiedad municipal, abrirá sus puertas todos los fines de semana, de viernes a domingo, de 10.00 a 13.00 horas. Asimismo, los viernes y sábados de verano se podrá visitar de 18.00 a 21.00 y en invierno, de 16.00 a 19.00 horas.

Los precios de entrada oscilan entre los cinco euros para menores de 14 años, mayores de 65, jóvenes, discapacitados o grupos de más de 25 personas, y los 7 euros de entrada general. Los grupos escolares contarán con una gratuidad cada diez alumnos menores de 18 años y los menores de cinco años tendrán también entrada gratuita. Las tarifas incluyen la visita guiada al edificio, una antigua iglesia-fortaleza del siglo XV, y a la exposición de momias.

Para facilitar la información, promoción del museo y la reserva y compra de entradas se ha habilitado una página web turística 'www.momiasdequinto.es'. También se pone a disposición del visitante una sección con los servicios de hostelería, comercios y servicios de la localidad.

Jesús Morales ha remarcado que este nuevo museo permitirá atraer turistas al municipio, que también podrán conocer otros recursos de la población como sus portales de San Miguel, San Antón y San Roque; el palacio renacentista de 'La Casa del Cura', del siglo XVI; sus parajes naturales con la ribera del Ebro; y otros puntos de interés cercanos.

EL PIQUETE

Se trata de una iglesia de comienzos del siglo XV atribuida al maestro Mahoma Ramí, arquitecto de Benedicto XIII (el Papa Luna), que ha experimentado ampliaciones y transformaciones en épocas posteriores. En su advocación original estaba dedicada a Santa María y posteriormente a la Asunción de la Virgen. Su ubicación en el Cerro de la Corona y su torre, han supuesto que popularmente sea conocida como 'El Piquete'.

Durante la Guerra Civil (1936-1939) sirvió de punto de observación, defensa, refugio de la población y de combate. Sufrió una casi total devastación y especialmente dañada resultó la cara oeste de la torre. Tras la guerra, se optó por construir una nueva iglesia parroquial en la parte baja del pueblo.

Tras la desacralización de la iglesia tuvo varios usos. Fue ocupada como almacén de grano en los años 70, por lo que no ha estado abierta al uso público desde los años 50 hasta noviembre de 2017 cuando, finalizada la fase XIII de restauración, se utiliza como espacio sociocultural.

En 1982 fue incoado expediente de declaración como monumento histórico artístico. A partir de 1983 se empezaron a llevar a cabo varias fases de actuación sobre la iglesia, iniciadas con la restauración estructural del edificio, la torre y su chapitel y las cubiertas. Desde ese momento, se han sucedido 13 fases de restauración que han contado con la colaboración de la DPZ.

A %d blogueros les gusta esto: