admin 15/10/2013

EUROPA PRESS

Responsables de las organizaciones agrarias aragonesas han abogado por que los perceptores de las ayudas agrícolas sean quienes ejercen la actividad agraria o ganadera, han señalado respecto al debate de la definición de ‘agricultor activo’ dentro de la negociación de la futura Política Agraria Común (PAC).

Responsables de las organizaciones agrarias aragonesas han abogado por que los perceptores de las ayudas agrícolas sean quienes ejercen la actividad agraria o ganadera, han señalado respecto al debate de la definición de ‘agricultor activo’ dentro de la negociación de la futura Política Agraria Común (PAC).

Todos ellos han participado en una reunión en Zaragoza con el consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, Modesto Lobón, a la que ha asistido también la Federación de Cooperativas Agroalimentarias.

El secretario general de UAGA Aragón, José Manuel Penella, ha agradecido que el Departamento haya promovido este encuentro ya que las organizaciones agrarias «nos encontramos fuera de la negociación de la PAC», a pesar de que el ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete, «dijo que íbamos a estar», pero «no ha sido así».

Asimismo, ha argumentado que el «bodrio de PAC que ha empezado el ministro se puede mejorar, si se aclara», entre otras cosas, la definición de agricultor en activo, que en estos momentos ha quedado «un poco ‘light'» y ha considerado que debe incluir a quienes pueden justificar que un alto porcentaje de su renta corresponde a la venta de productos agrícolas y ganaderos y cotice a la Seguridad Social agraria.

Por lo que respecta a las ayudas acopladas, «ese 15 por ciento que nos dejan al Estado miembro acoplar a la actividad», ha pedido que el Departamento «defienda a capa y espada» la ganadería extensiva, algo en lo que en Aragón «está todo el sector de acuerdo» y ha precisado que, de lo contrario, está «en riesgo de desaparecer».

Asimismo, ha solicitado que puedan acceder a la parte de regionalización de hectáreas o superficie de pastos los ganaderos «que tienen un porcentaje de animales de verdad».

Letra pequeña

El secretario general de UAGA Aragón se ha referido a «la letra pequeña» de la PAC que supone aplicar un cuatro por cieno de las ayudas a «disciplina financiera» para hacer frente «a los efectos de la globalización» que pueden dejar «al margen» a algún sector o para atender crisis como la del E. coli, ante la falta de medidas de mercado.

En este sentido, ha comentado que esto «no se había anunciado» y «supone que hay recortes», a los que hay que sumar el diez por ciento de rebaja en la modulación de la PAC, ha dicho.

El presidente de ARAGA, Jorge Valero, se ha pronunciado de la misma forma en esta cuestión al comentar que «el recorte del cuatro por ciento es una barbaridad» al añadirse «al recorte del 10 por ciento de las ayudas que recibimos en concepto de modulación» y a que desde 2005 «no se actualiza la subida del coste de la vida» del uno o dos por ciento anual.

Esto «puede ser la puntilla para muchas explotaciones que están en el margen de seguir abiertas y ser viables o tener que cerrar» y ha apostado por que, «si se tiene que reducir, que se haga de la parte de la modulación».

Mantener el territorio

El presidente de ARAGA también se ha congratulado de que el Departamento de Agricultura de Aragón quiera «aunar la postura que va a defender en Madrid» con las organizaciones profesionales, un «paso positivo» para «lograr lo más oportuno para el campo aragonés y que nuestros agricultores y ganaderos puedan seguir ejerciendo una actividad que mantiene el territorio».

Según ha sostenido, en estos momentos de crisis «el campo está siendo la salvaguarda de las exportaciones, de la actividad económica y en parte del empleo», para reivindicar, respecto a la definición de agricultor activo que esta es una actividad empresarial «que lleva un riesgo» y las ayudas debe recibirlas «todo el que ejerza actividad agraria o ganadera, sea o no cotizante a la Seguridad Social Agraria» ya que, «a día de hoy, no es obligatorio cotizar para tener una actividad agrícola».

Sobre las ayudas acopladas, ha subrayado que la ganadería extensiva es «el sector más vulnerable por su propia idiosincrasia» ya que «los animales comen todos los días» y su cuidado «no es atrayente», pero su existencia «forma parte de nuestra forma ser y tradición» y es preciso «apoyarla para que sea rentable, se mantenga y siga generando empleo y riqueza en nuestros pueblos».

Oportunidad histórica

El secretario general de UPA, José Manuel Roche, ha opinado que la Unión Europea «ha dejado pasar una oportunidad histórica para poner las cosas en su sitio» con la nueva PAC porque desde la Comisión europea «se sigue apostando por los especuladores y la agricultura de sofá» y por eso ha deseado que desde el Gobierno aragonés y el Ministerio de Agricultura «se piense en la agricultura productiva y en el agricultor en activo».

Roche ha señalado que «el margen de flexibilidad a los Estado es importante» y ha estimado que, por ahora, la definición que ha planteado el ministerio de agricultor activo «es muy laxa» y «no marca criterios restrictivos para que no cobren ayudas las personas que no tienen nada que ver con la actividad o son los famosos agricultores de sofá».

Por otra parte, «queremos que se priorice a una serie de sectores a través de las ayudas directas, las ayudas acopladas, como la ganadería extensiva, fundamentalmente ovino y vacuno» por la que «se tiene que apostar» ante el «brutal» descenso, tanto en España como en Aragón, del número de cabezas de ganado.

Asimismo, ha defendido «la agricultura familiar como vertebradora del territorio» y la apuesta «por la gente que vive en los pueblos» y son «agricultores profesionales y en activo» y ha estimado que con la aplicación de la disciplina financiera «nos han vuelto a meter la mano en la cartera» y «vamos a intentar que ese recorte vaya a temas importantes para paliar una crisis ganadera, agrícola o los descensos en los precios», ya que, a su entender, «el verdadero problema que tenemos son el mercado y los precios».

Líneas rojas

El presidente de ASAJA Aragón, José Manuel Cebollada, también ha agradecido que el Departamento «nos tome como referencia para la próxima Conferencia Sectorial» y así «lleve una posición conjunta de lo que necesitamos en Aragón» y ha expuesto que hay «dos líneas rojas» que no se pueden rebasar, como son el presupuesto y a quién van dirigidas las ayudas.

En este sentido, ha recalcado la importancia de que «se mantenga el presupuesto» ante «la situación que está viviendo el sector, de precios, mercados, trazabilidades e inconvenientes» y que las ayudas de la PAC sean para «quien va al campo, a arar, al que va con las ovejas y tiene las vacas».

Por eso, «tenemos que concienciarnos todos sindicatos, el Gobierno de Aragón y el ministerio» ya que, de lo contrario, «vamos a perjudicar a nuestros agricultores y ganaderos».

Read the original: Organizaciones aragonesas piden que las ayudas agrícolas sean para quienes ejercen la actividad agraria o ganadera

view

A %d blogueros les gusta esto: