Octavio López: "La reforma financiera es la madre de todas las reformas"

EUROPA PRESS

«La laboral va a dar muchísimo más juego una vez se reactive el mercado», resalta el número dos de los populares aragoneses

Octavio López es secretario general del Partido Popular (PP) de Aragón desde el XII Congreso Regional del partido y senador. Milita en la formación popular desde hace 32 años y ha ocupado diversos cargos públicos y orgánicos, entre otros el de diputado autonómico. «La reforma financiera es la madre de todas las reformas y es la última en aplicarse porque se pusieron paños calientes en las reformas que hizo el PSOE, reformas que apoyó el PP en su momento pero manifestó en tiempo real que no eran suficientes», ha afirmado en una entrevista con Europa Press.

El número dos del PP aragonés ha explicado que es necesario «conseguir que fluya el crédito: sin bancos no hay crédito, sin crédito no hay inversión, sin inversión no hay empleo ni consumo, sin empleo ni consumo no hay ingresos para las Administraciones públicas y sin ingresos en las Administraciones no se puede mantener el gasto social». El PSOE, cuando gobernó España, no vio que este era el origen del problema, ha opinado.

El rescate bancario, aprobado recientemente por el Ejecutivo de Mariano Rajoy, «tendría que haberse llevado a efecto hace no menos de dos años. En la campaña electoral de noviembre, en mis mítines dije que las 44 entidades financieras tenían que quedar reducidas a un máximo de 6, que habían de aflorar los activos inmobiliarios de carácter tóxico y darles una salida porque, efectivamente, los bancos no tienen capacidad de generar crédito para los particulares y las familias por la grave situación que tienen en sus balances como entidades financieras».

«Más vale tarde que nunca, en estos momentos la ayuda financiera de hasta 100.000 millones es una cifra suficientemente importante, aunque tampoco excesiva en cuanto a los volúmenes que puede tener la economía española y ha de permitir ese saneamiento de las entidades financieras junto a esa reducción significativa de las mismas», ha dicho Octavio López.

A partir del 9 de julio, cuando se hagan públicas las condiciones que el Eurogrupo pone a la línea de crédito de 100.000 millones de euros que el Gobierno de España ha solicitado para sanear la banca, los mercados tendrán «una referencia más fidedigna de cuál es la situación».

El secretario general del PP ha equiparado el sistema financiero con el sistema circulatorio del cuerpo humano, en el sentido de que «si no se afronta con claridad, con contundencia esa situación todas las demás reformas, por muy bien planteadas que estén, no serán en ningún caso suficientes para poder acometer la problemática para poder invertir y poder generar empleo».

Respecto a la fusión de Ibercaja con Caja3 y Liberbank, que crearán el séptimo grupo financiero español, Octavio López ha argumentado que se ha demostrado que «se puede mantener una entidad con marca profundamente aragonesa como séptima entidad financiera, después de todo se han posicionado bien nuestras cajas».

«Si se hubiera profundizado en la necesidad de adelgazamiento del sector hace tres años, quizás el campo de juego que le hubiera quedado a Ibercaja hubiera sido más abierto que el que ha tenido que producirse cuando juegas el último minuto del partido».

Reformas estructurales

El secretario general del PP-Aragón ha trasladado que «el Gobierno socialista nos ha dejado un billón de deuda a todos los españoles, 16.000 millones de gasto por encima de las posibilidades en sanidad, 40.000 millones de gasto en Fomento, un déficit sobre el PIB del 8,9 por ciento, el 50 por ciento de desempleo juvenil, 24.000 millones de deuda. Son datos absolutamente abrumadores».

«El Gobierno de Mariano Rajoy lleva seis meses y ha aprobado una Ley de Estabilidad Presupuestaria, unos Presupuestos Generales del Estado absolutamente rigurosos en estos tiempos de crisis, la reforma del sistema laboral, la reforma del sistema sanitario y la reforma financiera, que va a acabar de reconfigurar el ciclo que permita a este país despegar».

Octavio López ha defendido las reformas estructurales que impulsa el Gobierno de España. «Está todo parado por la falta de credibilidad, la falta de crédito, la falta de consumo. En el momento en que el ciclo se active mínimamente, las reformas estructurales van a dar juego, al igual que algunos ajustes en la reducción del gasto. España será más competitiva, ha pronosticado.

«La reforma laboral va a dar muchísimo más juego una vez se active el mercado; la sanitaria y la educativa eran necesarias para ser eficientes. La educación y la sanidad son valores esenciales en un Estado del Bienestar, no tienen por qué tener un costo absolutamente desproporcionado», ha continuado diciendo.

Desde las Administraciones públicas «tenemos que ser más eficientes en la prestación de los servicios públicos. Nosotros defendemos la sanidad pública, no estamos apostando en ningún caso por la privada, que tiene su espacio en este Estado democrático y en este Estado de Derecho; complementa la prestación de servicios públicos en su conjunto».

López ha expresado que «cuando se gobierna hay que ver los mínimos necesarios para que la sanidad y la educación se puedan mantener en el futuro y que a quien tenga más dificultades se le permita acceder a esos sistemas en función de su situación económica: es lo que ampara en definitiva el marco general de un Estado del Bienestar, un Estado democrático como es España».

La sanidad y la educación públicas «se han respetado y se van a seguir respetando. Hay cosas que hacemos en sanidad y educación que habría que hacer en cualquier caso, aunque no estuviéramos en esta situación económica. Hay medidas que trascienden los partidos y el momento actual».

«No tanto por obligación, sino por devoción, por necesidad, para mantener el sistema, cuando el sistema se ve en duda porque la situación es complicada, las cosas hay que hacerlas porque toca hacerlas desde el punto de vista estructural y no coyuntural».

Coste político

Según Octavio López, «implementar determinadas políticas tiene un coste político y puede tener un coste electoral, no todo el mundo está dispuesto a hacerlo. Cuando no se hacen cosas que hay que hacer el pueblo también te echa», pero «lo vamos a hacer convencidos». Dentro de tres años habrá elecciones en Aragón y dentro de tres y medio las habrá a nivel nacional «y ahí nos pondrá nota, nos ratificará» la ciudadanía.

«Las reformas son absolutamente necesarias en un país que en estos momentos tiene falta de credibilidad, una herencia muy complicada, y es un país que necesita tomar medidas estructurales para salir adelante. Es evidente que determinadas cuestiones a nadie gustan y los ciudadanos no van a aplaudir, sobre todo cuando se habla de contención de determinados gastos, de reestructuración de servicios. Hay que prestar servicios con criterios de eficacia y racionalidad».

El pago a los proveedores, ya iniciado por el Gobierno central, y el posible repunte de empleo en verano «nos puede hacer pasar a una posición de generación de empleo que no fuera algo circunstancial sino que se pudiera sostener en el tiempo, a sabiendas de la grave situación», ha apreciado.

Ha terminado diciendo que el PP trabaja para «bajar el balón al suelo, intentar parar el golpe, suavizar la grave situación que nos dejó el Partido Socialista y demostrar que somos capaces de reordenar el sector público desde principios de austeridad, transparencia y gestión del gasto».

Visit link: Octavio López: "La reforma financiera es la madre de todas las reformas"

brazilian green coffee