Los delitos contra la seguridad vial se reducen casi un 20% en cinco años

EUROPA PRESS

El concejal delegado de la Policía Local de Zaragoza, Carlos Pérez Anadón, ha indicado este viernes que, según la Memoria de la Policía Local del año 2011, los delitos contra la seguridad vial se han reducido un 19,64 por ciento en cinco años.

El concejal delegado de la Policía Local de Zaragoza, Carlos Pérez Anadón, ha indicado este viernes que, según la Memoria de la Policía Local del año 2011, los delitos contra la seguridad vial se han reducido un 19,64 por ciento en cinco años.

En declaraciones a los medios de comunicación durante el acto de entrega de medallas y distinciones de la Policía Local de Zaragoza, Pérez Anadón ha resaltado que hay que tener en cuenta que en estos últimos cinco años «tenemos además mayor tipificación de delitos de seguridad vial».

Asimismo, ha añadido que de cada diez fallecidos antes del 2003 «ahora tenemos 3,6» lo que quiere decir «que vamos por el buen camino» y ha asegurado que Zaragoza es «una de las ciudades más seguras del país».

La memoria, que recoge el resumen de los servicios prestados por los agentes durante el año pasado, apunta a un descenso en la siniestralidad, mientras se mantiene el celo de las labores de vigilancia, de formación y de información.

De esta forma, se detalla que han descendido las conducciones bajo la influencia del alcohol o con tasas superiores a lo dispuesto por la ley, así como la circulación bajo la influencia de drogas, con exceso de velocidad o con prácticas temerarias. También han bajado las situaciones delictivas que tienen que ver con los permisos de conducir (sin carné, con puntos agotados o con privación por sentencia judicial).

Así, a lo largo del 2011 se han contabilizado 1.186 delitos contra la seguridad vial (un 4 por ciento menos que en 2010, pero un 19,64 menos que del 2006 al 2010), de los que 448 lo fueron conducir bajo la influencia de bebidas alcohólicas (5 por ciento menos que el año anterior); 299 por superar la tasa penalmente permitida (un 3 por ciento menos).

Asimismo, se contabilizaron 26 delitos por conducir bajo la influencia de drogar (un 18 por ciento más que en 2010). No obstante, por estos conceptos se produjeron 820 detenidos.

Respecto a las pruebas de alcoholemia que se realizan a los conductores por parte de las distintas unidades de la Policía Local, ya que se trata de una de las campañas que tiene continuidad a lo largo del año, en 2011 se han registrado un total de 31.119 pruebas, un 20,27 por ciento más que la media de las realizadas entre 2006 y 2010.

De estas pruebas realizadas en 2011, el 94,23 por ciento fueron negativas, el 5,63 por ciento positivas y el 0,15 por ciento hubo negativa al sometimiento.

Donde se ha producido un importante descenso de imputaciones delictivas es en el apartado de los permisos de conducción, en este caso respecto al trienio, por los tres supuestos: sin vigencia por pérdida total de puntos (-3 por ciento), privación por decisión judicial (-8 por ciento) y por conducir sin haber obtenido nunca el permiso o licencia (-55 por ciento).

Como en el resto de los delitos registrados contra la seguridad vial, hay apartados que repuntan respecto al año anterior, como conducir privado del permiso por decisión judicial, un 15 por ciento más que en 2010.

En el capítulo de faltas penales, la Policía Judicial ha tramitado 771, de las que 564 fueron lesiones en accidentes de circulación por imprudencias tipificadas en el Código Penal. Además, fueron detenidas 21 personas, 19 conductores y dos ocupantes, y se instruyeron 998 atestados para juicio rápido.

Descenso de la siniestralidad

El control policial de los hábitos que pueden generar situaciones de riesgo, junto al trabajo de inspección, el formativo e informativo, está en la base de la mejora de la seguridad vial. Los datos de 2011, con 3.446 accidentes de tráfico, de los que 923 tuvieron un resultado de lesiones: cuatro personas fallecidas y 140 heridos graves.

Las cifras de 2011 son las segundas mejores desde 2003 y ponen de manifiesto, con un descenso de la mortalidad de un 63,64 por ciento desde ese año, que el plan de actuación que s pudo en marcha desde la Policía Local está teniendo efectos.

De los accidentes que se originaron, el 70 por ciento fueron colisiones entre vehículos y un 8 por ciento atropellos, el accidente más netamente urbano y el que más preocupa a los responsables del Cuerpo Local de Seguridad.

Asimismo, de los atropellos que se produjeron el año pasado, el 30 por ciento tuvo lugar en cruces fuera de paso y son preferencia y el 15 por ciento en cruces sin preferencia en paso semaforizado, mientras que el 118 casos hubo atropellos en situaciones de preferencia para el peatón, 19 personas resultaron accidentadas sobre acera o refugio. Las vías con más siniestralidad son vía Hispanidad, avenida de Madrid y Camino de las Torres.

Además, se generaron 283.292 denuncias de tráfico y se retiraron 12.698 vehículos de la vía pública por diferentes conceptos (infracción, 5.208; alcoholemia, 694; disposición judicial, 885; y abandonos, 643, entre otros).

Este trabajo se realiza en un momento en que la ciudad cuenta con un parque móvil de 350.904 vehículos, un 7 por ciento superior a la media del quinquenio.

Calidad en el servicio al ciudadano

Un capítulo en el que la Policía de Zaragoza tiene especial interés es el de la Atención al Ciudadano. Se trata de una unidad que se creó en 2004 con la intención de impulsar un servicio en el que se hiciera partícipe al ciudadano de las mejoras del mismo.

Por eso, los agentes dan una atención personalizada a los ciudadanos que se dirigen a las dependencias del Cuartel de Palafox, ya sea con quejas o sugerencias.

Además, la Policía abre las investigaciones oportunas para esclarecer las circunstancias aludidas por los ciudadanos y ofrecerles una respuesta adecuada.

A lo largo de 2011 se recibieron 65 quejas por actuación incorrecta; 44 por trato incorrecto; 177 sugerencias, 46 agradecimientos y 816 informaciones relacionadas con el trabajo de la Policía Local.

La Central de Operaciones del 092 sigue siendo el centro neurálgico que recibe las demandas de servicio por parte de los ciudadanos. En 2011 entraron 158.862 llamadas, de las que 12.116 se corresponden con infracciones de tráfico, 54.035 buscaban información y 7.653 demandaban una asistencia a las personas, entre otros asuntos.

Asimismo, la presencia constante de las unidades de la Policía Local en la calle facilita un acceso inmediato y directo por parte de los ciudadanos que tienen una necesidad puntual.

La Policía de Zaragoza dio continuidad a su trabajo de inspección del transporte escolar, en la campaña del curso escolar 2010-11. Los controles se ocupan de revisar las condiciones técnicas de los buses, la seguridad en el transporte de sus pasajeros, incluyendo en su trabajo la atención al uso de sistemas de retención y seguridad obligatorios. En total, se inspeccionaron 234 buses de 39 centros escolares.

Valores viales

Por otra parte, la Policía de Zaragoza considera fundamental que todos los ciudadanos adquiramos valores viales porque es la mejor forma de evitar siniestros en las calles de la capital aragonesa. De hecho, se habla de la seguridad vial como una parte de la educación social, necesaria para crear hábitos y actitudes positivas de convivencia. En total durante 2011, los cursos de la Policía de Zaragoza llegaron a 31.717 personas de todos los tramos de edad (no sólo escolar).

Por último, la Memoria de la Policía Local recoge el trabajo de la Oficina de Objetos Perdidos, que recibió 12.250 pertenencias extraviadas, de las que se pudieron entregar a su propietario 5.700. Además se realizaron 39.200 consultas por teléfono y se atendieron presencialmente a 15.900 personas.

The rest is here: Los delitos contra la seguridad vial se reducen casi un 20% en cinco años

safeco auto insurance