admin 05/06/2015

EUROPA PRESS

Varios profesionales y entidades, reconocidos por sus acciones a favor de la mejora del entorno natural

El consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, Modesto Lobón, ha asegurado que la protección de este último «no es contrapunto de creación de riqueza, sino una forma más, la más moderna» de lograrla.

A su entender, «no hay antinomia entre el medio ambiente, la creación de puestos de trabajo y la riqueza, sino todo lo contrario, hay que verlo como un elemento más», ha incidido durante la entrega de los Premios Medio Ambiente de Aragón 2015, que ha tenido lugar en la Sala de la Corona del Edificio Pignatelli, sede del Ejecutivo autonómico.

En ellos, ha sido distinguido el profesor del Centro Universitario de la Defensa de Zaragoza, Javier del Valle, el colegio Agustina de Aragón de Zaragoza, el Instituto de Educación Secundaria (IES) Hermanos Argensola de Barbastro, el investigador del Instituto de Carboquímica del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, Iñaki Adánez, los Ayuntamientos de Huesca y Utebo, la Fundación San Valero, y la planta en Fraga de Becton Dickinson S.A.

Lobón ha sostenido que «el medio ambiente está entre las líneas de la sociedad actual del conocimiento, la vanguardia del pensamiento y la modernidad» con el objetivo de «vivir mejor, aumentar la calidad de vida y crear riqueza».

También ha argumentado que la simplificación administrativa que ha perseguido el Ejecutivo autonómico estos cuatro años ha pretendido el «fortalecimiento del medio ambiente» y ha remarcado el carácter europeísta que supone su protección porque es una «genuina preocupación» de la UE y supone «superar fronteras de todo tipo», así como «los nacionalismos».

En este sentido, Lobón ha manifestado que la filosofía del Gobierno en funciones en esta legislatura que concluye ha sido «la persona como centro de toda acción política, no como algo acabado, sino en diálogo permanente con lo que le rodea, también con la naturaleza».

Sobre los premios, ha dicho que han estado enfocados a favorecer la preservación de los recursos naturales, la concienciación ciudadana y el desarrollo sostenible en sus tres dimensiones —económica, social y medioambiental—, sin que deba «sobreabundar» ninguna de ellas.

PREMIADOS

El Departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente ha otorgado el Premio Medio Ambiente de Aragón 2015 al profesor del Centro Universitario de la Defensa de Zaragoza, Javier del Valle Melendo.

Con este galardón, se distingue su larga trayectoria profesional dedicada al medio ambiente en la Comunidad, desarrollada a través de su actividad docente e investigadora en áreas como climatología, espacios naturales y recursos hídricos, así como su actividad divulgativa de los valores ambientales en Aragón y fuera de este territorio.

Durante su intervención, Javier del Valle ha remarcado que la «divulgación científica no está del todo valorado en el medio académico», cuando en su opinión es la forma «de devolver a la sociedad parte de conocimiento que se ha tenido la oportunidad de adquirir», haciéndolo asequible a la ciudadanía.

En el ámbito de la Administración Local el premio ha sido compartido por el Ayuntamiento de Huesca y el de Utebo. Al primero le ha sido otorgado por su Plan de Movilidad Urbana Sostenible, de peatonalización, realizado entre 2012 y 2015, y al segundo por la elaboración y aprobación de su Plan de Prevención de Residuos.

El primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Huesca, Gerardo Oliván, ha reconocido que el proceso de peatonalización «no ha sido fácil» y ha tenido «voces a favor y en contra», pero «ha habido un cambio de hábitos importante» en la movilidad de la ciudad y ha deseado «que siga avanzando» en la próxima legislatura.

El alcalde de Utebo, Miguel Dalmau, ha subrayado que su Plan de Prevención de Residuos ha sido «realizado de forma participativa» e incluye 22 acciones en seis años con el objetivo de reducir la generación de residuos y lograr su reutilización.

Otros premiados

La Fundación San Valero ha recibido el Premio Medio Ambiente de Aragón en el ámbito de las entidades sin ánimo de lucro por su proyecto DOMOTIC, que lucha contra el cambio climático mediante la tecnología domótica para la reducción eficiente de emisiones de CO2 en edificios de alta ocupación con elevados consumos.

El presidente del Grupo San Valero, Ángel García de Jalón, ha subrayado su compromiso fomentar el «cuidado del medio ambiente» entre los 20.000 alumnos que dependen de esta entidad y los mil profesores, así como en la necesidad de investigar y ha recordado que este proyecto ha recibido recientemente el premio ‘Best of the Best’ de la Comisión Europea.

En el ámbito de las empresas, el Gobierno de Aragón ha reconocido las actuaciones de sensibilización y concienciación ambiental desarrolladas en 2014 por todos los empleados de la planta en Fraga de Becton Dickinson S.A.

El director de la misma, Javier Pardiño, ha subrayado que la preocupación por el medio ambiente ha sido una «constante» de esta factoría a lo largo del tiempo «no algo cosmético», realizando una «mejora continua en procesos» y productos y como ejemplo ha citado que fabrican una jeringuilla con un 30 por ciento menos de materia prima que las misma de su clase.

Esta es la primera empresa aragonesa certificada con el ISO-50001 de gestión energética y, entre otras cosas, el 96 por ciento de todos los residuos que generan son reciclados, además de que cuenta con la implicación de los trabajadores, que han formulado más de 300 propuestas de mejora con impacto medioambiental.

El Premio Medio Ambiente de Aragón en el ámbito académico ha recaído en el colegio Agustina de Aragón de Zaragoza por su proyecto de movilidad sostenible, que tiene más de siete años de trayectoria. El jefe de estudios del centro, Horacio Tabernero, ha explicado que han «sacado la educación al medio natural» y poseen una bicipatrulla ecológica que ha realizado acciones en el río Gállego.

Junto a él han recogido el premio dos alumnas, que han expuesto, en inglés, las diferentes actividades que han desarrollado para el uso de la bicicleta como una herramienta educativa. En esta categoría se ha hecho una mención especial al IES Hermanos Argensola de Barbastro (Huesca) por su proyecto ‘Fauna Interpirenaica’, de alumnos de primero de la Educación Secundaria Obligatoria (ESO).

Finalmente, en el ámbito de la Innovación e Investigación, el galardonado ha sido Iñaki Adánez Rubio, del Instituto de Carboquímica del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) con sede en Zaragoza, por sus trabajos sobre los procesos de captura del CO2 a bajo coste que pueden dar viabilidad a la combustión de carbón de forma sostenible.

El científico ha incidido en que la reducción de emisiones requiere de esfuerzos «locales y globales», ha recalcado que la investigación permite «progresar a la humanidad» y ha apuntado que esta es posible gracias a la financiación pública.

Los galardones han consistido en un diploma acreditativo y una estatuilla conmemorativa realizada en Muel (Zaragoza). La directora general de Calidad Ambiental del Gobierno autonómico, Pilar Molinero, ha comentado que ha habido 26 candidaturas en esta edición de los premios y ha recordado que el medio ambiente es un «sector estratégico» que aporta casi el tres por ciento del PIB regional.

Link: Lobón reivindica la protección del medio ambiente como la forma más moderna de crear riqueza

A %d blogueros les gusta esto: