admin 01/05/2020

"La imposibilidad de despedida ha sido, sin duda, la parte más cruel de esta pandemia", ha asegurado la consejera María Victoria Broto. "Una decisión terrible y obligada por las circunstancias; unas circunstancias que empiezan a cambiar y que permiten tomar esta primera medida sobre las residencias, vamos a regular las despedidas", ha añadido.

Los criterios para realizar las visitas incluyen que solo pueda acudir un familiar por persona, que permanezca 30 minutos junto a su ser querido, que no presente síntomas compatibles con coronavirus y que firme un documento en el que admite haber sido informado del riesgo de contagio. El centro tendrá que disponer también de EPI para el familiar.

"En todo momento las medidas del departamento han estado guiadas por la voluntad de proteger y cuidar a los mayores y con ella vamos dando cada paso siempre desde el principio de la prudencia, de la cautela y la precaución", ha dicho Broto.

María Victoria Broto ha realizado este anuncio en la rueda de prensa que a diario ofrece el Ejecutivo autonómico para analizar la situación de la pandemia en Aragón.

La consejera ha estado acompañada por el director gerente del Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS), Joaquín Santos, y el secretario general técnico del Departamento, José Antonio Jiménez, que han desglosado otras medidas contempladas en la citada orden, que se publicará la próxima semana.

De este modo, además de la posibilidad de despedir a un ser querido, se va a proceder a la apertura de los centros residenciales a nuevos ingresos a partir del próximo 11 de mayo. Jiménez ha matizado que será "con unas condiciones muy estrictas, que pasan porque se trate de centros que posean un 10 por ciento de su espacio libre para prever aislamientos, lleven dos periodos de incubación sin positivos en el centro (28 días) y la persona que entre lo haga con una prueba negativa y esté 14 días de aislamiento antes de incorporarse a la vida y la convivencia del centro".

Los máximos responsables del Departamento han recordado que la situación en las residencias no permite aún la apertura a las visitas ni la salida de los residentes. Si se pueden realizar paseos dentro del recinto privado del centro, así como actividades grupales respetando todas las medidas de seguridad vigentes.

"La situación sigue siendo todavía muy difícil, aunque hay algunos datos que nos indican, con todas las cautelas, que empieza a estabilizarse", ha subrayado Broto. Según los últimos datos facilitados por Salud Pública, que ha detallado el secretario general técnico, de las residencias que han sufrido algún brote de coronavirus, 17 ya están libres del virus, después de pasar dos periodos de incubación (28 días) sin ningún positivo.

En el conjunto de residentes y trabajadores del sector en la Comunidad se han producido 2.023 casos positivos desde que comenzó la pandemia y se han recuperado 558 personas. En el mismo periodo han fallecido 589 personas. Entre los afectados, 232 han sido derivados a hospitales y 419 a centros COVID. En estos momentos, hay 160 personas ingresadas en estos centros. "Ha habido un descenso importante de ocupación gracias a las 90 altas registradas en una semana", ha indicado Jiménez.

LA DEMANDA DEL IAI HA CRECIDO UN 9% EN ABRIL

Por su parte, el director gerente del Instituto Aragonés de Servicios Sociales, Joaquín Santos, ha hecho hincapié en la emergencia social que ya se palpa. En este sentido, según los últimos datos disponibles la petición para percibir el Ingreso Aragonés de Inserción (IAI) ha crecido casi un nueve por ciento entre marzo y abril, pasando de los 7.062 perceptores que había el pasado mes a los 7.683 de éste.

Si se compara esta cifra con la de abril del año pasado (6.885), el incremento es del 11.5 por ciento. En el mes de abril, el Gobierno de Aragón ha destinado 4,3 millones a pagar estas nóminas, que oscilan -según las circunstancias- entre los 491 y los 736 euros.

Joaquín Santos ha recordado que "en momentos de crisis como los que estamos viviendo demuestran la importancia de un ingreso como éste, destinado a proteger a los más vulnerables". El gerente del IASS ha detallado que estas 7.683 nóminas llegan a 18.205 personas, entre las cuales hay 4.824 menores, y que se trata de un ingreso que solicitan de forma mayoritaria mujeres.

Ha recordado que al inicio de la crisis sanitaria su pago (para aquellas prestaciones que finalizaban) se renovó automáticamente y que se ha pedido a todas las Administraciones locales que agilicen su tramitación.

Esta realidad se suma al ya constatado incremento en la petición de ayudas de urgente necesidad, que se ha duplicado en las últimas semanas. Entre marzo y abril se ha pasado de unas 405 a más de 800 al mes en todo Aragón, sin contar con el Ayuntamiento de Zaragoza que, a su vez ha registrado, entre el 16 de marzo y el 2 de abril, esta misma tendencia: las ayudas han crecido un 113%, pasando de 1.280 a 2.737.

Del mismo modo han crecido las denominadas Ayudas de Integración Familiar, aunque en este caso si bien es cierto que hay un incremento importante entre abril de 2019 y abril de 2020 (2.492 se tramitaron en ese mes el año pasado y éste son 3.514), también lo es que el incremento en la petición de esta ayuda ha sido gradual desde diciembre de 2019. Se trata de una ayuda, ha dicho Santos, "útil en la lucha contra la pobreza infantil".

1º DE MAYO

La consejera María Victoria Broto ha que resaltado, con motivo del 1º de Mayo "el esfuerzo de los trabajadores y trabajadoras de los servicios sociales, sanitarios y de todos los que han ayudado con valentía, con su trabajo, a que la vida sea mas fácil para todos, han puesto su esfuerzo, han tenido que vencer sus miedos y han sido muy importantes para el confinamiento que tan importante ha sido para el control de la pandemia".

A %d blogueros les gusta esto: