admin 06/06/2018

EUROPA PRESS

  • El director de la Obra Social de Ibercaja, Juan Carlos Sánchez, y la directora general de Fundación Caja Inmaculada, María González, han presidido la firma de los convenios con las 105 asociaciones seleccionadas en Zaragoza y provincia dentro de la convocatoria de proyectos sociales 2018.

En un acto llevado a cabo en Ibercaja Patio de la Infanta, en Zaragoza, los asistentes han podido comprobar en un vídeo el trabajo que llevan a cabo estas entidades para ayudar a las personas con más dificultades de integración social.

Seguidamente, el director de la Obra Social de Ibercaja, Juan Carlos Sánchez, ha dicho que es "emocionante" firmar con las 105 entidades que trabajan por lograr una mejor sociedad porque "aunque los indicadores señalen que la crisis económica se ha superado, hay informes, como el de Cáritas, que sostienen que muchas personas necesitan ayuda".

Juan Carlos Sánchez ha relatado que la mayoría de los fondos que

se destinan a esta convocatoria son para atender primeras necesidades y ha desglosado que este concepto supone el 66 por ciento de los proyectos, mientras que el 23 por ciento son para inserción laboral y el 10 por ciento para atender situaciones de fracaso escolar.

"Seguimos siendo necesarios en atender las necesidades sociales" ha enfatizado Sánchez, para elogiar el "impagable" trabajo que desempeñan las entidades para atender esta "función social".

IR DE LA MANO

El director de la Obra Social de Ibercaja ha dicho a estas organizaciones que son ellas "quienes hacen esta labor y es un orgullo poder agradecérselo porque su trabajo hay que reivindicarlo, ya que trasciende lo meramente social y enriquece a la sociedad".

En este sentido, Juan Carlos Sánchez ha trasladado cuatro propuestas. Una de ellas es trabajar intensamente y que todos se puedan sentir orgullosos; la segunda pasa por aprovechar todas las oportunidades de informar sobre lo realizado por las entidades; la tercera es reivindicar la importancia del cometido que llevan a cabo y la última es "volver los ojos a la escuela y la juventud porque sino la sociedad no será consciente de lo que hacen las entidades", ha alertado.

Seguidamente, ha tomado la palabra la directora general de la Fundación Caja Inmaculada, María González, quien también ha elogiado el papel de las entidades sociales en atender a las personas más vulnerables.

"Suscribo al cien por cien las palabras de Juan Carlos Sánchez", ha comentado María González, al abogar por "ir todos de la mano para intentar mejorar las cosas" y aunque ha observado que los tiempos actuales no son los más propicios, ha confiado en que mejoren.

María González ha incidido en la "buena" coordinación y el "buen" trabajo de las entidades sociales y ambas fundaciones para llevar a buen término los acuerdos. "Después de cinco años y echando la vista atrás estamos orgullosos del balance obtenido", ha enfatizado.

Asimismo, ha animado a los representantes de las 105 entidades a seguir trabajando y a que no decaigan para mantener su apoyo a las personas más necesitadas porque su trabajo "sigue siendo muy necesario", ha reconocido.

GARANTES

Antes de proceder a la firma de los 105 convenios, ha intervenido el presidente de la Fundación 'Virgen del Pueyo', de Villamayor (Zaragoza), Carlos Guerrero.

Dedicada desde hace 40 años a la atención de personas con discapacidad intelectual, esta Fundación cuenta con 120 profesionales que atienden a más de 200 usuarios y ha generado más de 50 empleos protegidos.

Carlos Guerrero ha defendido que las diferencias "enriquecen". "Tenemos que lograr visibilizar las diferencias para que la sociedad vea y entienda todo lo vivos que somos y todo lo capaces que somos", ha esgrimido.

En su discurso, ha querido dejar claro que "la más brillante de las ideas no será realidad si alguien no la dota de presupuesto" y "si no hay garantes, no hay hechos". Por eso, ha agradecido a las fundaciones su aportación para mejorar la justicia social.

PROYECTOS

En Aragón, de los 156 proyectos presentados a la convocatoria, promovida por ambas fundaciones, se han seleccionado un total de 134 propuestas: 105 en Zaragoza, 19 en Huesca y 10 en Teruel, a las que se otorgan 400.000 euros.

En concreto, 88 proyectos se destinan a atención de necesidades básicas para colectivos en situación o riesgo de exclusión social; 26 a inserción laboral y social, y 20 son proyectos para combatir el fracaso escolar. Este reparto supone que un 66 por ciento son para cubrir necesidades básicas, un 20 por ciento apoya la creación de empleo y un 14 por ciento aborda el fracaso escolar.

En Zaragoza y provincia, han sido elegidas 105 asociaciones que recibirán un total de 335.000 euros. Se trata de organizaciones con las que han venido trabajando históricamente las Obras Sociales, tanto de Ibercaja, como de Caja Inmaculada, por lo que la colaboración de ambas instituciones redundará en beneficio de todos. En este caso, el 67 por ciento son para cubrir necesidades básicas, un 17 por ciento apoya la creación de empleo y un 16 por ciento aborda el fracaso escolar.

Por iniciativas, 70 proyectos se destinan a paliar primeras necesidades y realizar actividades y servicios para la atención integral y terapéutica de las asociaciones solicitantes; otros 18 proyectos se dedicarán a la integración socio-laboral de colectivos en riesgo de exclusión social y discapacidad, y los 17 proyectos restantes tienen como finalidad la orientación y formación para evitar el fracaso escolar.

Los acuerdos con las asociaciones de Teruel y Huesca serán rubricados los días 8 y 14 de junio, respectivamente, para que puedan llevar a cabo sus proyectos en los plazos previstos.

334 ENTIDADES SOCIALES EN TODA ESPAÑA

La Fundación Ibercaja firmará también el resto de convenios concedidos, a nivel nacional, en esta decimotercera convocatoria de Proyectos Sociales que apoya 334 iniciativas, a las que destina 1.023.000 euros, que beneficiarán directamente a más de 228.631 personas. En total, han optado 505 proyectos.

De los 334 proyectos seleccionados en esta edición, 219 se destinan a la atención de necesidades básicas para colectivos en situación o riesgo de exclusión social; 78 a inserción laboral y social, y 37 para proyectos educativos para combatir el fracaso escolar. Este reparto supone que un 65,57 por ciento es para cubrir necesidades básicas, 23,35 por ciento apoya la creación de empleo y un 11,08 por ciento aborda el fracaso escolar.

En sus trece ediciones, Ibercaja ha apoyado 3.012 asociaciones, por valor de más de 32 millones de euros. Según las bases del concurso, los proyectos podían ser presentados por entidades sin ánimo de lucro con una experiencia mínima de dos años y con estructuras económicas y de gestión que aseguren la viabilidad de la ejecución del proyecto presentado.

A %d blogueros les gusta esto: