admin 29/04/2015

EUROPA PRESS

Sería distinta a la del IAI y no se pagaría a todos los ciudadanos

El candidato del PSOE a la Presidencia del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, ha propuesto este miércoles dotar con 100 millones de euros anuales la renta social básica, que se asignaría a las personas que corren riesgo de exclusión a causa de la crisis económica, un colectivo distinto de los perceptores del Ingreso Aragonés de Inserción (IAI).

En rueda de prensa, Lambán ha explicado que con la renta básica se pretende «incorporar» al sistema a «aquellas personas que han estado perfectamente incluidas por razones familiares y de capacitación profesional y académica, y como consecuencia de la crisis corren el riesgo de quedar excluidas», a diferencia del IAI, que se dirige a quienes «proceden de los márgenes del sistema».

«Se trata de que ni una sola familia aragonesa esté carente de algún tipo de recurso para sobrevivir», ha expuesto Lambán, quien ha dejado claro que la cuantía de la renta básica sería superior a la del IAI, que esta medida no está «fuera de la capacidad de financiación de la Comunidad» y que, con un Presupuesto autonómico de 4.600 millones de euros, «es bien fácil buscar acomodos presupuestarios» si hay «voluntad política», algo «de lo que ha carecido» la presidenta del Gobierno regional, Luisa Fernanda Rudi.

Ha puntualizado que esta no sería una «renta de ciudadanía», es decir, que no se pagaría a todos los ciudadanos independientemente de sus ingresos, sino a aquellos que lo necesitaran.

«DESIGUALDAD»

El líder socialista ha enmarcado esta propuesta en «la situación de pobreza, de desigualdad, de injusticia que sufren miles de aragoneses, de conciudadanos» y se ha remitido al informe de la Encuesta de Población Activa (EPA) correspondiente al primer trimestre de 2015, según el cual en este periodo había 16.698 hogares sin ningún tipo de ingreso, 4.058 más que cuando Rudi fue nombrada presidenta, lo que supone un aumento del 32,10 por ciento.

Entre enero y marzo de 2015 se han contabilizado 37.084 familias con todos sus miembros en el paro, 6.844 más que en julio de 2011, un 22 por ciento más, y 26.700 parados de larga duración más que cuando Rudi llegó a la Presidencia. Además, 50.000 parados inscritos en el INAEM no cobran ningún tipo de prestación.

Lambán ha hecho notar que actualmente hay 333.000 aragoneses asalariados, mientras que cuando comenzó la legislatura había 340.400 y se han perdido 11.300 empleos indefinidos, lo que a su juicio significa que el mercado laboral «camina hacia la precarización estructural».

El secretario general del PSOE-Aragón ha continuado exponiendo que hay 41.600 personas menos de entre 16 y 34 años en disposición de trabajar, un 18,9 por ciento menos que en julio de 2011, «una cifra preocupante que revela que estamos perdiendo base», ya que este sector de la población «debería sustentar el futuro de un nuevo modelo productivo», lo que Lambán ha achacado al fenómeno de la emigración de miles de jóvenes aragoneses. Esto «supone una sangría muy difícilmente soportable para el sistema y el país en su conjunto».

En opinión de Javier Lambán, esta situación se debe a «una determinada manera de entender la salida de la crisis», la del PP. Ha añadido que la recuperación de la economía se está produciendo en España de una manera «profundamente injusta, desigual» a consecuencia de la reforma laboral de 2012 y por «no hacer ningún esfuerzo» por aumentar la competitividad de la economía, lo que ha llevado a la «devaluación salarial».

Nuevo modelo

El dirigente del PSOE ha apostado por establecer un nuevo modelo productivo, que compita en la economía global «a través de la innovación, de empleos dignos», lo que obliga a modificar la reforma laboral, incrementar el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) y a procurar que los sindicatos participen de forma «eficaz» en la negociación colectiva «porque una sociedad no se puede permitir el lujo de sobrellevar desigualdades sin poner en riesgo la eficiencia del sistema económico y la democracia».

Durante la legislatura que ahora termina, el grupo socialista de las Cortes ha defendido, sin éxito, dos proposiciones de Ley, una de ellas para implantar la renta social básica.

Otra propuesta ha ido encaminada a tomar medidas contra la exclusión social concertando trabajos con los Ayuntamientos y garantizando ayudas para la población infantil. Asimismo, Lambán ha abogado por reducir la brecha salarial de género, ya que las mujeres son «otro de los sectores particularmente pagano de la crisis económica», y por acercar la calidad de vida del medio rural al urbano.

Link: Lambán (PSOE) propone dotar con 100 millones anuales la renta básica

A %d blogueros les gusta esto: