admin 16/12/2015

EUROPA PRESS

El presidente de Aragón, Javier Lambán, ha apostado, en su visita a la localidad turolense de Sarrión, por constituir la marca Aragón para comercializar la trufa, con el objetivo de convertirla en seña de identidad de la agroalimentación de la Comunidad. Para ello, ha sugerido que los truficultores de las tres provincias se unan para lograrlo.

El presidente de Aragón, Javier Lambán, ha apostado, en su visita a la localidad turolense de Sarrión, por constituir la marca Aragón para comercializar la trufa, con el objetivo de convertirla en seña de identidad de la agroalimentación de la Comunidad. Para ello, ha sugerido que los truficultores de las tres provincias se unan para lograrlo.

Lambán apuesta por crear la marca Aragón para comercializar la trufaAmpliar foto

Lambán ha respaldado un sector que está permitiendo que "una parte del territorio de la provincia de Teruel esté renaciendo económica y demográficamente", ha informado el Gobierno de Aragón en una nota de prensa.

Según ha señalado, "el cultivo de la trufa, en estos momentos, está a punto de convertirse en detonante formidable del desarrollo económico de una zona que, sin la trufa, estaría condenada a la despoblación y desaparición".

El jefe del Ejecutivo ha insistido en la estrecha relación entre la agricultura, la alimentación y el turismo y ha recordado que las Cortes tienen un proyecto de ley de artesanía alimentaria que regula, precisamente, que los productores puedan vender sus productos a quienes visitan estas zonas, lo que favorece "circuitos de comercio muy interesantes".

El presidente del Gobierno ha destacado, antes de asistir a una demostración de búsqueda y recolección de trufa, el trabajo de los truficultores y su apuesta por innovar, mejorar procedimientos y buscar calidades.

"Están haciendo las cosas francamente bien", ha insistido, y ha manifestado el apoyo de su gobierno al sector, tanto desde los institutos de investigación e innovación, como a través del impulso a los regadíos.

Regadío en sarrión

Lambán ha anunciado que las obras del proyecto de regadíos de Sarrión comenzarán en el primer semestre de 2016, una vez se solvente "una pequeña dificultad técnica en Hacienda".

"Estamos hablando de transformar en regadío una tierra que tiene ya un destino concreto que es el cultivo de la trufa y no de hacerlo para decidir después qué se hace", ha explicado el presidente, que ha resaltado que este proyecto va a ser "definitivo" para este sector estratégico.

El presupuesto de ejecución por la Administración de estas obras es de 16.087.193,64 euros, de los que el Gobierno de Aragón aporta 12.065.395,23, es decir, el 75 por ciento de la inversión.

Se prevé la puesta en marcha de riego para 848,98 hectáreas, distribuidas en 1.170 parcelas, con una dotación de 900 metros cúbicos por hectárea, lo que supone un consumo total de 764.082 metros cúbicos al año. El objetivo es la producción de trufa sobre superficies forestadas pertenecientes a un total de 157 regantes.

Las obras necesarias para esta transformación en regadío contenidas en el proyecto consisten en el bombeo de agua de tres pozos ya construidos a dos balsas de acumulación —60.000 y 10.000 metros cúbicos, respectivamente— desde las que se rebombeará a distintas alturas. Sarrión es el término municipal principal, pero el proyecto afecta también a los municipios de Albentosa, Manzanera y Puebla de Valverde.

A %d blogueros les gusta esto: