admin 22/03/2015

EUROPA PRESS

La Universidad de Zaragoza ha recibido recientemente en donación cuatro álbumes de dibujos inéditos realizados por Josep Rocarol i Faura entre 1940 y 1942, titulados ‘Apuntes de Aragón’, en los que deja constancia del estado en que se encontraban diferentes localidades aragonesas después de la Guerra Civil.

La Universidad de Zaragoza ha recibido recientemente en donación cuatro álbumes de dibujos inéditos realizados por Josep Rocarol i Faura entre 1940 y 1942, titulados ‘Apuntes de Aragón’, en los que deja constancia del estado en que se encontraban diferentes localidades aragonesas después de la Guerra Civil.

El conjunto está formado por 225 dibujos en hojas de 31 por 41 centímetros encuadernados con sus cubiertas y traseras originales y firmados por el artista. Rocarol regaló al coronel Roque Andrada estos álbumes, que han permanecido en poder de la familia Zabala-Andrada hasta su donación, en enero, a la Universidad de Zaragoza.

Josep Rocarol i Faura (Barcelona 1882-1961) fue condenado a doce años y un día por pertenecer al Servicio de Archivos de la Generalitat de Cataluña y haber sido designado Conservador del Monasterio de Pedralbes durante la Guerra Civil, ha informado la Universidad de Zaragoza en una nota de prensa.

Ha agregado que el 20 de diciembre de 1939 llegó al campo de trabajadores de Belchite (Zaragoza), donde permaneció hasta el 11 de diciembre de 1942, momento en que recuperó su libertad.

El artista pudo disponer de lápiz, pinturas y papel y al servicio del coronel Roque Andrada, de la Dirección General de Regiones Devastadas y Reparaciones, recogió en estos cuatro álbumes apuntes sobre el estado del patrimonio de las localidades de Belchite, La Puebla de Albortón, Fuentes de Ebro, Letux y Codo, en Zaragoza; Biescas, Oto, Broto, Gavín y Torla, en Huesca; y Cutanda y Navarrete del Río, en Teruel.

«El principal valor de este conjunto radica en dar testimonio preciso del estado en que se encontraban diferentes elementos del patrimonio cultural de estas localidades entre 1940 y 1942, un patrimonio con el que no había acabado la guerra pero que, en algunos casos, se ha perdido posteriormente», han apuntado las mismas fuentes.

Arquitectura tradicional aragonesa

En sus dibujos, Rocarol prestó especial atención a la arquitectura tradicional aragonesa, con sus características fachadas de grandes vanos de acceso, galerías superiores de arquillos y pronunciados aleros volados, pero también a sus interiores, a través de zaguanes, cocinas, escaleras y bodegas.

Representó iglesias y ermitas, así como perspectivas de algunas calles y de su trabajo destaca la minuciosa atención al detalle de cada uno de los edificios que retrataba, desmenuzando los motivos decorativos, usos del ladrillo, tipos de arcos o partes de los aleros, comparando tipologías reunidas en una misma calle e incluyendo las medidas de cada elemento compositivo.

Aunque en ocasiones retrata personajes, su quehacer documental y artístico se centró en los escenarios donde se desarrollaba la vida de esas personas.

See the original post here: La Universidad de Zaragoza recibe en donación cuatro álbumes de dibujos inéditos de Josep Rocarol i Faura

A %d blogueros les gusta esto: