La Unión Europea prohíbe la difusión de propaganda rusa a cuatro medios de comunicación

Entre ellos se encuentra 'Voice of Europe', que los servicios secretos checos desbarataron en marzo como operación de influencia rusa.