admin 27/02/2015

EUROPA PRESS

El Gobierno de Aragón activa el Plan de Emergencias por Inundaciones en Nivel 2

El consejero de Política Territorial e Interior del Gobierno de Aragón, Antonio Suárez, ha anunciado que esta tarde se va a desalojar la residencia de ancianos del barrio rural de Monzalbarba y a los vecinos de fincas cercanas, por prevención, ante la llegada de la crecida extraordinaria del Ebro.

La riada alcanzará este viernes, al mediodía, el primer municipio de la Comunidad aragonesa por el que pasa el Ebro, Novillas, y llegará a la capital aragonesa el sábado por la tarde.

Antonio Suárez ha explicado que mañana ya empezará a aumentar el cauce del río a su paso por Monzalbarba, por lo que esta tarde se va a proceder a la evacuación de las 70 personas alojadas en una residencia de mayores del barrio rural, 50 de ellas con movilidad reducida.

Este desalojo se lleva a cabo después de que en la riada de enero se rompiera una mota, ubicada en el término municipal de Utebo pero que protege al barrio rural de Monzalbarba, lo que provocó la inundación del área próxima a la residencia.

Esta evacuación «hay que hacerla esta tarde porque mañana, por la llegada de más agua, se podría complicar la situación», ha precisado el consejero de Política Territorial.

Además, por otra parte, la Unidad Militar de Emergencias realizará esta misma tarde un refuerzo de la mota de Boquiñeni, mientras que operarios de la Sociedad Aragonesa de Gestión Agroambiental (SARGA) se encargarán de la construcción de un cordón de tierra que proteja la parte baja del municipio de Gallur.

Antonio Suárez ha puntualizado que aunque la mota de Boquiñeni «creemos que va a aguantar bien» es importante reforzarla. «Todas las medidas de prevención son pocas, mejor que nos pasemos a que no lleguemos».

Por otra parte, «en Novillas se está trabajando ya con una serie de barreras para proteger las zonas que están más a la intemperie, se va a seguir con ello» y está todo dispuesto por si hubiese que realizar alguna evacuación, ha especificado.

No se descarta que en las próximas horas sea necesario realizar nuevos desalojos preventivos. «En tal caso, todos los medios están previstos para realizarlos», ha comentado Suárez.

Antonio Suárez ha realizado estas declaraciones este jueves después de una reunión en el Centro de Coordinación Operativa en Emergencias (CECOP) en la que se ha informado de la activación del Plan de Emergencias por Inundaciones en nivel 2.

La activación de este nivel supone la posibilidad de intervención de medios ajenos a la Comunidad autónoma. A esta reunión, a la que ha asistido la presidenta del Gobierno de Aragón, Luisa Fernanda Rrudi, han estado presentes representantes de los departamentos del Gobierno de Aragón implicados, Delegación del Gobierno, Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), Guardia Civil, Policía Nacional, Policía Local de Zaragoza, Bomberos Diputación Provincial de Zaragoza (DPZ), Bomberos Ayuntamiento de Zaragoza, Cruz Roja, los presidentes de las Comarcas de Ribera Alta del Ebro, Ribera Baja del Ebro y Campo de Borja, además los alcaldes de los barrios rurales Monzalbarba, Movera y Alfocea.

Llegada a novillas

Las previsiones apuntan a que la punta de la crecida llegará a la localidad zaragozana de Novillas a mediodía de este viernes con un caudal próximo a los 2.350 metros cúbicos por segundo y una altura de unos 7 metros, y a Zaragoza capital lo hará en la noche del sábado con unos 2.100 metros cúbicos y 5,30 metros de altura.

El CECOP ha coordinado todos los operativos dispuestos para actuar en caso de emergencia. Así, se han establecido los puntos a los que habría que evacuar a la población de los distintos municipios si fuera necesario, y las entidades encargadas de ello.

El Gobierno de Aragón ha aprovechado para recordar a los ciudadanos las recomendaciones de seguridad ante inundaciones, pidiendo que se preste especial atención a las previsiones meteorológicas, colocarse en puntos altos si se está en zonas de inundaciones, cercionarse de que la vivienda no se encuentra en un cauce seco por el que pueda pasar la riada y alejarse de cauces de barrancos, ramblas y torrentes y de sus puentes.

Dentro del edificio se recomienda que se cierren los agujeros, puertas, ventanas y salidas de ventilación, y que se coloque los documentos importantes, objetos valiosos, alimentos, agua potable, productos peligrosos y animales domésticos en puntos elevados. Así se pide que no se descienda a subterráneos y no se permanezca en sitios bajos.

Carreteras cortadas

Según ha informado el Gobierno de Aragón y la Dirección General de Tráfico (DGT) están cortados dos tramos de las carreteras A-127 antigua, en Gallur, y CP-003, en Pradilla, por el desbordamiento del río Ebro.

En concreto, la A-127 antigua está cerrada del punto kilométrico 8 a Gallur. Hay paso alternativo por el actual y nuevo trazado de la A-127. La CP-003, a la altura de Pradilla está cortada desde el kilómetro 6,4 al 7.

See the rest here: La residencia de Monzalbarba será desalojada, por precaución, ante la llegada de la crecida del Ebro

A %d blogueros les gusta esto: