La pobreza menstrual sigue siendo un problema en la UE, a pesar de la reducción del IVA

Bruselas permite que los países eliminen el IVA de los productos menstruales, pero sólo Irlanda lo hace.