admin 25/05/2020

El director gerente del Instituto Aragonés de Servicio Sociales (IASS), Joaquín Santos, ha reconocido que es "aventurado" hacer un cálculo exacto puesto que ni él mismo ha tenido acceso a un borrador del texto articulado, pero "creemos que la inmensa mayoría de los perceptores del IAI" podrán ser beneficiaros y, aunque "no tengo datos rigurosos, seguramente sería algo más amplio".

Santos ha detallado que este mes más de 200 personas han comenzado a recibir el IAI, sumando cerca de 8.000 la cifra total de personas que lo cobran en Aragón. El gerente del IASS ha precisado que la prestación prioritaria pasará a ser la estatal, que podrían rondar entre los 461 euros mensuales hasta los mil, en el caso máximo para familias de hasta cinco miembros.

Además, ha continuado, "siempre quedarán grupos o personas que tendrán algún tipo de apoyo del Gobierno de Aragón con el IAI o con alguna otra prestación". El objetivo es destinar a otras áreas sociales y a itinerarios de inserción una parte de la partida del IAI que quede absorbida por el ingreso estatal.

Así lo ha indicado en declaraciones a los medios de comunicación, tras participar en una reunión con la Plataforma del Tercer Sector, el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI) y el Consejo Aragonés de Personas Mayores (COAPEMA), que ha estado presidida por el presidente de Aragón, Javier Lambán, y la consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales, María Victoria Broto, en la Sala de la Corona del Edificio Pignatelli.

Según ha dicho Santos, son entidades que se encargan de la atención a las personas más vulnerables, "ya sea en exclusión social, inclusión o discapacidad", con quienes se ha hecho un balance de lo acontecido hasta ahora en relación con la COVID-19 y se ha analizado el futuro inmediato.

SUBVENCIONES

El Gobierno de Aragón ha trasladado que también las entidades de la discapacidad van a poder acogerse a la línea de 1,5 millones de euros subvenciones del Ejecutivo autonómico, igual que la semana pasada se anunció para las residencias, para que puedan hacer frente a los gastos sobrevenidos por la pandemia.

Los beneficiarios deberán acogerse al protocolo de alerta ante casos de COVID-19, contar con un plan de contingencia y con una reserva estratégica de material.

Santos ha contado que también se ha abordado la necesidad de "empezar a trabajar en un proyecto que ya que teníamos en cartera para esta legislatura relacionado con todo lo que tiene que ver con la inclusión social de las personas" para ver "de qué manera colaboramos lo público y lo privado en la puesta en marcha de ese tipo de medidas".

El gerente del IASS se ha referido también a las residencias y ha comentado que "poco a poco van entrando en una situación de nueva normalidad" y ha señalado que, de las que había casos de la COVID-19, más de 70 "están ya libres" de la enfermedad.

"Van quedando cada vez menos y esperamos que en las próximas fechas el conjunto de los centros residenciales de Aragón puedan estar libres de la COVID-19", si bien eso "no quiere decir que en un momento determinado" dentro del proceso de desescalada del confinamiento, donde hay más movilidad, "puede aparecer algún centro nuevo" con casos. "Tenemos previsto cómo actuar, si eso se produce", en coordinación con el Departamento de Sanidad, ha aclarado el gerente del IASS.

VISITAS

El secretario general técnico del Departamento de Ciudadanía y Derechos Sociales, José Antonio Jiménez, se ha referido a la orden que se ha publicado este lunes en el Boletín Oficial de Aragón, por parte de su consejería y del Departamento de Sanidad, sobre medidas graduales de desconfinamiento en los centros sociales.

Jiménez ha recordado que desde este lunes se permiten las visitas a los centros residenciales de mayores, pero solo en aquellos que no tienen ningún caso positivo declarado o que si lo han tenido ya han transcurrido dos cuarentenas, es decir, 28 días, desde el último caso declarado.

En concreto, ha estimado que de las 295 residencias que tiene Aragón en 124 todavía hay casos o están en cuarentena por lo que van a poder recibir visitas en 171. Ha recordado que éstas han de tener lugar preferentemente en el espacio exterior, controlar el aforo mediante cita previa y poder hacer la trazabilidad de los visitantes en caso de rebrotes.

Si la residencia no tiene espacio exterior, se harán en una sala habilitada al efecto evitando la circulación por el interior del centro, mientras que para visitar a quienes estén en la cama se dispondrá de un circuito seguro.

Otras indicaciones son el uso mascarillas, el lavado las manos, distancias de seguridad, la limpieza del entorno y unas citas previas que han de adaptarse al centro. "Apelamos a la responsabilidad de los ciudadanos para mantener las medidas de prevención recomendadas", ha dicho Jiménez.

SALIDAS

La orden también contempla la salida de los residentes al exterior en el caso de que el centro esté libre de la COVID-19, "en las franjas horarias previstas para las personas mayores de 70 años, en el perímetro de un kilómetro de su residencia" y con todas las indicaciones de seguridad señaladas.

Jiménez ha vuelto a pedir "responsabilidad" tanto a residentes, como ciudadanos, para mantener la distancia de seguridad y evitar el contacto físico.

El secretario general técnico ha precisado que también se abren los centros de día, pero solo para tratamientos rehabilitadores e individuales o en algunos casos grupales, "aunque no se autoriza su apertura si están anexos a residencias, ni para el servicio de estancias diurnas".

Además, se autorizan los servicios de peluquería "y aquellos otros servicios esenciales en los centros residenciales", como fisioterapia o rehabilitación para todos los centros, con todas las medidas de seguridad. La podología ya se permitía, ha recordado.

INTERÉS

El presidente de CERMI-Aragón, Luis Gonzaga, ha comentado que desde el inicio de la pandemia han estado en contacto "directo" con el Ejecutivo, pero ha celebrado que les haya recibido el presidente de Aragón y "nos haya transmitido el interés por el tercer sector y la discapacidad" para que "sigamos adelante y se vayan resolviendo los problemas".

Como principales reivindicaciones, ha reclamado que no se pierdan los derechos "que tanto había costado conseguir", el apoyo a las entidades ya que la pandemia "ha obligado una serie de gastos importantes", garantizar su "sostenibilidad" y el empleo, que da "independencia y futuro" a estas personas, que fueron las que más sufrieron el paro en la anterior crisis económica de 2008, ha dicho.

El presidente de la Plataforma del Tercer Sector en Aragón, Francisco Galán, ha asegurado que se han sentido "muy cómodos" en la reunión "porque, como tercer sector, somos uno de los pilares fundamentales en el desarrollo de la economía social" y representan el 3,5 por ciento del Producto Interior Bruto de la Comunidad.

"Somos un elemento fundamental para la cohesión y luchar contra la desigualdad en el territorio" y precisamente este ha sido el objetivo del encuentro, "tenernos como interlocutores válidos en el proceso de reconstrucción de Aragón" para "ser capaces de dibujar un territorio sostenible, menos desigual y comprometido con todas las personas que tiene algún situación de desventaja por su discapacidad, vulnerabilidad o su edad", ha glosado Galán.

Respecto a COAPEMA, se ha analizado el trabajo de ayuda a domicilio, de los servicios sociales de base, el seguimiento realizado por los 33 hogares de mayores y las más de 1.500 llamadas que ha recibido el teléfono del mayor.

A %d blogueros les gusta esto: