admin 08/06/2015

EUROPA PRESS

La Guardia Civil ha intervenido en seis rescates de montaña durante este viernes y sábado, 5 y 6 de junio, en la provincia altoaragonesa, según ha informado la Comandancia de la Benemérita en Huesca.

La Guardia Civil ha intervenido en seis rescates de montaña durante este viernes y sábado, 5 y 6 de junio, en la provincia altoaragonesa, según ha informado la Comandancia de la Benemérita en Huesca.

El pasado viernes, día 5, se llevaron a cabo dos rescates. Sobre las 14.50 horas, la central del 062 de la Guardia Civil recibió un aviso en el que se indicaba que una persona había tenido un accidente en las pasarelas de Monfalcó, termino municipal de Viacamp y Litera.

Al parecer, había tropezado causándose una lesión en la rodilla que le impedía continuar la marcha. Hasta el lugar de los hechos se desplazaron componentes del Grupo de Rescate e Intervención en Montaña (GREIM) de Benasque en el helicóptero de la Unidad Aérea, junto con el médico de 061.

Tras ser atendido en el lugar del accidente, el lesionado, J.F.D.A, vecino de Barcelona, fue trasladado al Hospital Comarcal de Barbastro.

Este mismo día, sobre las 17.45 horas, se recibió un aviso telefónico desde el Refugio de la Renclusa en el GREIM de Benasque, informando que una mujer, M.A., vecina de Talavera de la Reina (Toledo), que estaba descendiendo del cerro de Paderna, había caído por un nevero, produciéndose una lesión al quedar su rodilla anclada.

Hasta el lugar se desplazó el mismo equipo que acababa de finalizar el rescate anterior. Tras inmovilizarle la pierna, los efectivos de rescate la trasladaron hasta la helisuperficie de Benasque y, de allí, al centro de salud de esa localidad.

Cuatro avisos

El sábado día 6 en un corto periodo de tiempo se recibieron en la central 062 cuatro avisos de rescate. A las 12.20 horas, se registró el aviso más grave, informando que en la base del corredor del Pico Maladetas se encontraban dos montañeros heridos.

Uno de ellos tropezó y arrastró a su compañero, lo que provocó que cayeran por el canal del corredor, encontrándose a 3.000 metros de altura, teniendo uno de ellos un fuerte golpe en las costillas y el otro con rasguños en cabeza y cara.

Se desplazó al lugar helicóptero de la Unidad Aérea de Huesca, junto con GREIM de Benasque y un médico de 061. No obstante, por las características del terreno, el helicóptero se tuvo que quedar a unos 20 metros por debajo de los accidentados.

Al observar que uno de los montañeros, B.M., de 55 años y natural de Francia, presenta una posible fractura de costillas, se le introdujo en una camilla y se le trasladó hasta un lugar donde pudiera tomar tierra la aeronave. Desde allí, fue evacuado al Hospital San Jorge de Huesca. El otro montañero, con lesiones de menor gravedad, fue rescatado con un descenso a pie por parte de los efectivos.

SENDERISTA

Por otra parte, sobre las 12.40 horas, en la zona de Canal Roya, término municipal de Canfranc, una senderista sufrió una caída y no podía continuar la marcha. Efectivos de la Sección de Montaña de Jaca contactaron con la herida y quedaron a la espera de poder utilizar el helicóptero medicalizado, que se hallaba realizando el mencionado rescate en Benasque.

A las 13.40 horas, se recibió un nuevo aviso de un varón que podría estar sufriendo un infarto, en la zona de Peña Oroel, por lo que el equipo de rescate se tuvo que desplazar con urgencia a la zona, donde recogieron a un hombre de 45 años y vecino de la Puebla de Alfindén (Zaragoza), que fue trasladado por helicóptero de la Guardia Civil hasta la Escuela Militar de Montaña de Jaca, donde esperaba el helicóptero de 112 para trasladarlo a Zaragoza.

Una vez se dejó al hombre en la Escuela Militar, se prosiguió con el rescate de Canal Roya, donde a la senderista, A.M.I.Y., de 67 años y vecina de Ordixia (Guipúzcoa), le fueron valoradas las lesiones por el médico del 061, determinando que presentaba una posible fractura de tibia y peroné, por lo que fue evacuada en helicóptero al Hospital de Jaca.

Por último, sobre las 14.55 horas, se recibió un aviso en la central 062 indicando que un barranquista había sufrido un accidente en el barranco Formiga, en el término municipal de Casbas de Huesca.

El accidentado se encontraba a unos cien metros de la salida del barranco, pero no podía continuar la marcha al haberse lesionado un tobillo.

El grupo que acompañaba al lesionado lo sacó hacía el final del barranco, donde existe una zona abierta y a la que se dirigió el helicóptero con médico del 061, acompañado por efectivos del Equipo de Rescate e Intervención de Montaña (EREIM) de Huesca.

El hombre, J.J.A.P, de 32 años, natural de Huelva y vecino de Yuncler (Toledo), presentaba posible esguince de tobillo y fue evacuado en helicóptero al Hospital San Jorge de Huesca.

See the rest here: La Guardia Civil de Huesca interviene en seis rescates de montaña

A %d blogueros les gusta esto: