,

La fuga 'de película' de un detenido en Zaragoza: envía a nueve policías al hospital y se escapa de la comisaría saltando la valla

"Muy violento" y "de complexión atlética". Esta es la descripción del joven de 26 años detenido en Zaragoza que protagonizó una fuga "de película" al escaparse de la comisaría del Actur la medianoche de este lunes saltando la valla y enviando a nueve policías nacionales al hospital por diferentes lesiones.

Según ha informado el diario aragonés Heraldo, el hombre había sido arrestado por los agentes pasadas las doce de la noche en una residencia de ancianos en el barrio de Delicias, en la que había entrado "visiblemente nervioso" por motivos e intenciones que se desconocen.

Fue la trabajadora de la recepción quien avisó al 091, pues había pedido al joven que abandonara las instalaciones y este se había negado. Al ver a los agentes, el detenido echó a correr por los pasillos y fue perseguido hasta llegar a un patio interior donde se enfrentó a los policías "con patadas y puñetazos" hasta que pudieron reducirlo y esposarlo. En esta intervención, cuatro funcionarios resultaron heridos.

El arrestado fue trasladado en una patrulla al Hospital Provincial, trayecto que aprovechó para "golpearse contra la mampara del coche". En el centro sanitario tuvo que ser reducido de nuevo "ante la agresividad que presentaba", señala Heraldo.

Tras recibir la asistencia sanitaria, los agentes lo llevaron a la comisaría de Delicias. Allí, y según han confirmado fuentes policiales, volvió a montar un altercado y atacar a los policías que lo custodiaban. A uno lo tiró al suelo tras darle un cabezazo en la mandíbula y le mordió en el dedo pulgar.

Fuga de Actur

Después de este nuevo incidente, el joven fue conducido a una celda en la comisaría del Actur, donde se encuentra la Inspección Central de Detenidos. Cuando llegó el momento de sacarlo para hacer las diligencias correspondientes, el detenido empujó a los tres funcionarios que lo acompañaban y salió corriendo del edificio policial saltando la valla que lo rodea.

El arrestado logró alcanzar la calle a pesar de que varios agentes salieran detrás de él. No se detuvo y acabó cogiendo del cuello a una viandante, según han confirmado fuentes policiales al Heraldo. Finalmente, los policías consiguieron darle alcance en la misma avenida.

El Heraldo ha señalado que el joven pasará probablemente este martes a disposición judicial como autor de, al menos, nueve delitos de atentado, resistencia a la autoridad y lesiones.