admin 17/04/2015

EUROPA PRESS

Al año siguiente el incremento del PIB llegará al 2,9%, por encima del nacional

La economía aragonesa crecerá un 2,7 por ciento en el año 2015, lo mismo que en el resto de España. No obstante, durante el siguiente año el incremento del Producto Interior Bruto (PIB) de la Comunidad podría situarse en el 2,9 por ciento, por encima de la media nacional.

Así lo indica el informe sobre la situación de la región de BBVA Research, que ha sido presentado este jueves en el Hotel Silken Zentro de Zaragoza por el director Territorial Norte de BBVA, Jorge Sáenz-Azcúnaga, y el economista jefe de Economías Desarrolladas de BBVA Research, Rafael Doménech.

El crecimiento que muestra el estudio se prevé teniendo en cuenta que no haya cambios en el escenario de las políticas económicas del país y de la Comunidad aragonesa.

Jorge Sáenz-Azcúnaga ha precisado que la economía aragonesa va a crecer en 2015 en la misma línea que la española y en 2016 dos décimas por encima.

Por otra parte, ha recordado que BBVA es la mayor entidad financiera de España. Ha expuesto que el banco en España realizó un proceso de reestructuración «muy potente» en el año 2007-2008.

«Nos adaptamos a la crisis que luego vino y desde entonces no se ha producido una reducción de plantilla relevante en España, al margen de las operaciones en Cataluña. Por lo tanto en Aragón la intención no es cerrar oficinas y tener menos empleados, todo lo contrario», ha aclarado Sáenz-Azcúnaga, al tiempo que ha incidido en que el banco trabaja por ganar cuota de mercado.

Recuperación económica

El economista jefe de Economías Desarrolladas de BBVA Research, Rafael Doménech, ha asegurado que la recuperación económica se consolida. De esta forma, ha mencionado que las previsiones de crecimiento de 2,7 por ciento en 2015 para la región incluso podrían ser revisadas al alza, «no descartamos este año ya un crecimiento incluso por encima de la economía española».

Según el informe económico, este crecimiento sostenido de la actividad está condicionado por factores tanto externos como internos.

En el panorama económico internacional destacan el descenso del precio del petróleo, la depreciación del euro y la política monetaria expansiva en Europa.

En España, el crecimiento se explica sobre todo por la recuperación de la confianza y del empleo, los cuales han impulsado la demanda interna.

En cuanto a la economía regional, BBVA Research destaca que la fortaleza demostrada por la demanda interna está soportada tanto por el consumo privado como por la inversión en maquinaria y equipo, según reflejan los indicadores, el consumo habría seguido mejorando durante el primer trimestre de 2015.

Esta tendencia debería continuar durante el resto del año, apoyada en el dinamismo del mercado laboral y el incremento de la renta disponible.

Déficit autonómico

En el capítulo de las cuentas públicas, Aragón cerró el 2014 con un déficit autonómico del 1,7 por ciento del PIB, superando el objetivo de estabilidad fijado en el 1 por ciento.

Para 2015 el presupuesto aprobado por el Gobierno de la región prevé la consecución del límite de déficit para dicho año (-0,7 por ciento). Rafael Doménech ha advertido de que el cumplimiento del objetivo estará condicionado a una gestión rigurosa del presupuesto.

Respecto al mercado inmobiliario, el informe Situación Aragón señala que continúan los signos de recuperación que se empezaron a observar en 2014, año en que el número de viviendas vendidas en la región aumentó un 30,8 por ciento.

Pese al descenso en la actividad constructora del año anterior, los datos de enero de 2015 son positivos, ya que multiplican por tres el número de visados para obra nueva respecto al mismo mes de 2014.

En el capítulo de las exportaciones, los datos disponibles a enero de 2015 revelan la aceleración de las previsiones de crecimiento para este año, lo que elevaría las ventas al exterior.

Esto reforzaría el aumento del 6,8 por ciento en 2014, por encima de la media nacional, que estuvo apoyado principalmente en los bienes de equipo y las manufacturas de consumo, así como en la industria del automóvil.

Sin embargo, las importaciones compensaron estas cifras, con un crecimiento del 22 por ciento interanual, lo que en conjunto redujo el saldo comercial positivo hasta los 850 millones de euros.

Asimismo, la industria del turismo también arroja datos positivos, con un aumento del 2,8 por ciento interanual de los visitantes en el primer trimestre de 2015. Estas cifras responden a la buena evolución de la temporada de nieve y la recuperación del turismo nacional.

Mercado de trabajo

En cuanto al mercado de trabajo, Rafael Doménech ha comentado que Aragón logró en 2014 el primer balance positivo de afiliación a la Seguridad Social desde 2007, con un incremento medio anual de la afiliación a la Seguridad Social del 1,2 por ciento, aunque algo por debajo del observado en España (1,6 por ciento).

Estos signos de mejora del empleo se han mantenido durante 2015, lo que significaría que en marzo se alcanza el sexto trimestre consecutivo con crecimiento positivo.

Sobre los salarios, Doménech ha opinado que tienen que ser «flexibles», es decir, que los incrementos se produzcan en función de las necesidades de cada una de las empresas.

Por sectores

En el análisis por sectores destaca que, frente al papel de los servicios privados como mayor contribuyente al empleo nacional, en el caso de Aragón es la industria el sector que más puestos de trabajo genera, con un incremento medio anual del 8,4 por ciento en 2014, unos 8.000 empleos nuevos.

Rafael Doménech ha resumido que, por sectores, «todos aportan al crecimiento de la economía aragonesa», aunque es la industria el que mejor comportamiento tiene.

De hecho, el crecimiento del PIB aragonés en 2014 se basa primordialmente en la mejora del sector industrial (que aportó 8 décimas al crecimiento) frente a 7 de los servicios y 2 del sector agrario.

CRÉDITO

Rafael Doménech ha afirmado que las políticas realizadas por el Banco Central Europeo (BCE) sumadas al proceso de reestructuración bancaria de España han producido un aumento de la concesión de crédito.

Este incremento del crédito responde, ha puntualizado, a una mayor solvencia de las entidades después del proceso de reestructuración, más liquidez, más demanda y un coste de la financiación menor que antes de la crisis económica.

El informe apunta que este 2015 es un año de elecciones, y que el cumplimiento del objetivo del déficit requiere una ejecución presupuestaria rigurosa, mantener el gasto y aprovechar el crecimiento para recuperar ingresos.

Rafael Doménech ha subrayado que, aunque todavía quedan «muchos problemas por resolver», sobre todo el del desempleo, los consumidores ya confían en la economía española.

Por último, entre los retos a los que tendrá que enfrentarse la región a medio plazo, BBVA Research señala la necesidad de incrementar la productividad y la tasa de actividad, así como enfrentar el desafío demográfico. Esto permitirá a Aragón converger a niveles de PIB con las principales economías europeas.

Go here to see the original: La economía aragonesa crecerá un 2,7% en 2015

A %d blogueros les gusta esto: