admin 31/05/2018

EUROPA PRESS

  • La Diputación Provincial de Huesca (DPH) está ya trabajando sobre los tramos de las carreteras que han sido cerradas con motivo de los desprendimientos y corrimientos de terrenos ocasionados por las intensas lluvias de esta semana. Una de la últimas, en un tramo del eje Ésera- Isábena, que ha tenido que ser cortado por un deslizamiento de tierras de las colinas colindantes y sobre el que ya se está actuando para abrir al menos un carril.

Las intensas y continuas lluvias que en los últimos días están cayendo en la provincia de Huesca han provocado el corte provisional de diferentes tramos de vías provinciales, además de anegar campos e inundar caminos rurales, algunos de los cuales ya habían sido perjudicados por las precipitaciones de hace un mes.

Una de las labores que se ha emprendido este jueves por parte de la Diputación Provincial de Huescs ha sido la limpieza del tramo del eje Ésera-Isábena, afectado por un notable desprendimiento de tierras, que ha catapultado toda la calzada de una parte de esta carretera, en concreto la ubicada en el término municipal de Torre La Ribera.

A medianoche de ayer se tuvo conocimiento de el desprendimiento de la ladera en un tramo de esta vía y la DPH, a través de la UTE de Conservación, y se ha señalizado el corte al tráfico de esta vía de comunicación, cuya titularidad es de la Diputación Provincial, que en el año 2002 inició las obras para mejorar los 17 kilómetros de la HU-V-9601 entre Campo y Veracruz, y que es el principal eje de comunicación entre los valles del río Ésera y el Isábena.

El motivo del cierre ha sido el desprendimiento de la ladera en el término municipal de Torre La Ribera, próximo al desvío a las Vilas del Turbón, y que ha sepultado los dos carriles de esta carretera, obligando a cortar al tráfico la carretera.

Los técnicos de la Diputación de Huesca están ya trabajando sobre el terreno, de manera que en las próximas horas se prevea abrir al menos un carril de la vía para posibilitar el tráfico alternativo en ambos sentidos, según ha explicado el diputado delegado de Obras, Joaquín Monesma, "siempre primando la seguridad de los usuarios de la vía".

Además, esta tarde se prevé que un geólogo valore tanto los daños de esta carretera como los producidos en otras carreteras de titularidad provincial, como en la localidad de Cornudella.

En la tarde de este miércoles también se produjo el cierre al tráfico a modo de prevención de la carretera entre Ballobar y Ontiñena, de titularidad municipal, siendo abierta posteriormente.

Además, las últimas intensas lluvias, que caen sobre términos municipales que hace unas semanas ya sufrieron notables daños, están volviendo a anegar campos y caminos rurales en lugares como Esplús, Alquézar, Arén, Castejón de Monegros, Plan o Peñalba, entre otros, así como los accesos a varios núcleos de población de estos municipios

A %d blogueros les gusta esto: