admin 27/03/2015

EUROPA PRESS

La Comisión de Régimen Interior ha dado el visto bueno a la adquisición por parte de la Diputación Provincial de Huesca (DPH) de la Cartuja de Nuestra Señora de Las Fuentes por valor de 261.945 euros, que será definitivamente aprobada en el pleno que la institución celebrará el 1 de abril.

La Comisión de Régimen Interior ha dado el visto bueno a la adquisición por parte de la Diputación Provincial de Huesca (DPH) de la Cartuja de Nuestra Señora de Las Fuentes por valor de 261.945 euros, que será definitivamente aprobada en el pleno que la institución celebrará el 1 de abril.

La Diputación ha optado por esta compra debido a su estado de deterioro y «a la ausencia de movimiento» para su recuperación por parte del Gobierno de Aragón, pese a que cuenta con las competencias en patrimonio.

El presidente de la DPH, Antonio Cosculluela, ha dicho que «es un acto de responsabilidad que esta Diputación, que tiene que preservar el patrimonio artístico y cultural de nuestra provincia, se ha visto obligada a hacer, que lo debería haber hecho el Gobierno de Aragón, pero estamos contentos y orgullosos de que una parte del dinero de esta casa sirva para poner en valor ese patrimonio».

Las actuaciones prioritarias se llevarán a cabo en las cubiertas, para lo que la DPH pedirá la colaboración de los gobiernos de Aragón y España y recurrirá a fondos europeos. Además, Cosculluela ha señalado que «un buen uso para ello sería la implantación en la Cartuja de escuelas taller».

La Cartuja de Monegros, declarada Bien de Interés Cultural, es una de las obras pictóricas más importantes de Aragón ya que cuenta en sus bóvedas interiores con 2.000 metros cuadrados de frescos. En total, el edifico tiene 15.000 metros cuadrados y su finca exterior alcanza ronda los 60.000.

Frenar su deterioro

A finales del año pasado los propietarios de La Cartuja de Nuestra Señora de las Fuentes se pusieron en contacto con la institución provincial, «ante el desinterés del Gobierno de Aragón», ofreciendo la venta del monasterio con el objetivo de que éste quedase en manos de una institución pública que pudiese intervenir para frenar su deterioro, ha detallado la DPH en una nota de prensa.

En una reunión celebrada en la DPH entre la plataforma ‘Salvemos la Cartuja de Monegros’, el Ayuntamiento de Sariñena, la Comarca de los Monegros, la Asociación Apudepa (Acción Pública para la Defensa del Patrimonio Aragonés), y los propietarios, Cosculluela ya les expresó la voluntad de hacer lo posible por conservar el monumento, dado que se trata de un elemento que identifica una zona con su pasado, su cultura y su tradición, y además su conservación y recuperación han sido reivindicadas por Los Monegros desde hace más de dos décadas.

Estos colectivos unieron esfuerzos hace varios años con el objetivo de dar una nueva vida a La Cartuja de Nuestra Señora de las Fuentes, que contribuya a dinamizar el sector cultural de Los Monegros y a la diversificación de la actividad económica.

Bien de interés cultural desde 2002

En el año 2002 el Gobierno de Aragón otorgó la distinción de Bien de Interés Cultural a la Cartuja de Nuestra Señora de las Fuentes. Esta fue una de las actuaciones que propició que los propietarios, hasta el momento particulares, comenzasen a pensar que la mejor forma de conservar el monasterio era que éste pasase a ser propiedad de una institución pública.

Los cartujanos de La Cartuja de Nuestra Señora de las Fuentes fueron la primera fundación de monjes cartujanos realizada por los condes de Sástago en 1507. Fue en el siglo XVIII cuando se levantó un nuevo monasterio, que es La Cartuja tal como se encuentra en la actualidad.

Debido a su antigüedad es uno de los elementos más importantes de la arquitectura de la Ilustración del siglo XVIII en Aragón. Pero su importancia no solo radica en su antigüedad sino también en las pinturas murales realizadas por fray Manuel Bayeu, que decoran más de 2.000 metros cuadrados en su interior. «Esto hace que por extensión se trate de uno de los conjuntos pictóricos más importante de todo Aragón», ha resaltado la institución.

Fray Manuel Bayeu ingresó en La Cartuja de Nuestra Señora de las Fuentes como novicio alrededor de 1760 y vivió allí toda su vida. El que fuera hermano del pintor de cámara del rey, Francisco Bayeu, y también cuñado de Francisco de Goya, pintó durante casi toda su vida en las paredes, techos, bóvedas y capillas del complejo monacal que se encuentra en Sariñena.

Link: La Diputación de Huesca aprobará en pleno en abril la adquisición de la Cartuja de Las Fuentes

A %d blogueros les gusta esto: