admin 26/02/2015

EUROPA PRESS

La Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) está actualizando las previsiones del episodio de avenidas de carácter extraordinario para el tramo medio del Ebro, debido a las lluvias, y ha indicado que se esperan unos 2.500 metros cúbicos por segundo en Castejón (Navarra).

La Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) está actualizando las previsiones del episodio de avenidas de carácter extraordinario para el tramo medio del Ebro, debido a las lluvias, y ha indicado que se esperan unos 2.500 metros cúbicos por segundo en Castejón (Navarra).

Hasta el momento se están observando lluvias con acumulados promedio entre 30 y 50 litros por metro cuadrado entre la zona baja de la cuenca del Araquil (Navarra) y hasta el extremo más septentrional del Pirineo central, aunque existen registros máximos de hasta 90 litros por metro cuadrado en las últimas 24 horas en zonas de las cuencas navarras.

Estos fenómenos meteorológicos están generando crecidas generalizadas ya en los afluentes de la margen izquierda del Ebro, desde cabecera y hasta la cuenca del Aragón, que en el caso del río Arga serán de carácter extraordinario.

En esta cuenca se esperan caudales punta a su paso por Pamplona en el entorno de 400 metros cúbicos por segundo para esta misma tarde. En Echauri y Funes, el Arga podría alcanzar los 1.000 metros cúbicos por segundo para la madrugada en el primer caso y para mañana a primeras horas de la tarde, en el segundo. Por su parte, en la cuenca del Ega se podrían alcanzar los 350 metros cúbicos por segundo en la localidad de Estella (Navarra).

Respecto al eje del Ebro, empezando por su cabecera, el repunte previsto a su paso por Miranda de Ebro (Burgos) alcanzará unos caudales aproximados de 750 metros cúbicos por segundo en el límite de la máxima crecida ordinaria durante esta madrugada. En el caso de Logroño, los caudales se situarían entre los 1.100-1.200 durante las primeras horas del viernes.

Reducir los caudales

Las maniobras realizadas de desembalses preventivos en los embalses del Ebro (Cantabria), Ullíbarri (Álava) y Yesa (Navarra) ayudarán a reducir los caudales circulantes y sobre todo a evitar la confluencia de los valores máximos de las crecidas naturales del propio Ebro y la procedente de la cuenca del Aragón (Yesa e Itoiz), reduciendo el efecto de esta avenida, ha explicado la CHE en una nota de prensa.

Aún así la previsión presenta un episodio de carácter extraordinario en el tramo medio del Ebro y los caudales en Castejón (Navarra) podrían situarse para la madrugada del jueves al viernes, en torno a 2.500 metros cúbicos por segundo, siendo ya a partir de este jueves al mediodía superiores a los 2.000 metros cúbicos por segundo. Los caudales punta alcanzarán Zaragoza durante la jornada del domingo.

Esta previsión presenta todavía un alto grado de incertidumbre por permanecer activo el frente que está provocando estas precipitaciones, ha recordado el Organismo de Cuenca en una nota de prensa.

DESEMBALSES

La Confederación, durante este episodio, está siguiendo sus protocolos de vigilancia y seguimiento de forma coordinada a través del Comité Permanente de Avenidas, que se ha mantenido constituido durante todo este periodo de crecidas en la cuenca del Ebro. Además, ha realizado los preceptivos avisos a Protección Civil.

El Organismo ha estado realizando desembalses preventivos en los embalses que se sitúan en cuencas que se están viendo implicadas en este episodio de crecidas, generando un resguardo que permitirá en la medida de lo posible la laminación de los caudales, es decir, reducir sus salidas al máximo, siempre cumpliendo con los criterios de seguridad, durante el episodio, evitando así la confluencia de varias puntas o caudales máximos de afluentes en el eje del Ebro.

Así, actualmente se mantienen las órdenes de desembalse en el embalse del Ebro, en el eje del Ebro en Cantabria (40 metros cúbicos por segundo) y Ullíbarri (60), en Álava, en el río Zadorra, afluente del Ebro aguas abajo de Miranda de Ebro y Mequinenza, en el bajo Ebro, donde los vertidos se van a ir aumentando hasta los 1.500 metros cúbicos por segundo.

Por su parte los embalses de la cuenca del Aragón, Yesa e Itoiz (este último en el río Iratí), han reducido sus sueltas y mantienen únicamente los caudales ecológicos.

See the original post: La CHE prevé un caudal en el Ebro de 2.500 metros cúbicos por segundo en Castejón (Navarra)

A %d blogueros les gusta esto: