admin 23/06/2015

EUROPA PRESS

La Confederación Hidrográfica del Ebro ha celebrado este martes, 23 de junio, en su sede de Zaragoza, una jornada técnica dedicada a presentar el Plan de Gestión de Riesgo de Inundaciones, que completará la implantación de la Directiva Marco Europea relativa a la evaluación y gestión de los riesgos de inundación.

La Confederación Hidrográfica del Ebro ha celebrado este martes, 23 de junio, en su sede de Zaragoza, una jornada técnica dedicada a presentar el Plan de Gestión de Riesgo de Inundaciones, que completará la implantación de la Directiva Marco Europea relativa a la evaluación y gestión de los riesgos de inundación.

Tras un periodo de consulta pública de tres meses, se prevé su aprobación como Real Decreto a finales de este año, tras pasar por el Consejo Nacional del Agua y por la Comisión Nacional de Protección Civil y después se integrará su contenido en la revisión del Plan Hidrológico de la Demarcación del Ebro.

Por esto último, su horizonte de aplicación de las medidas es el mismo que el del Plan del Ebro, el año 2021, ha informado la CHE en una nota de prensa.

La jornada se enmarca entre las actividades para fomentar el conocimiento y la participación en este documento y ha estado dirigida a representantes técnicos de las Comunidades autónomas sobre distintas materias, como Protección Civil, Urbanismo, Ordenación del Territorio, Gestión del Agua y Medio Ambiente, entre otras.

La Directiva Europea y el Plan implican a las distintas Administraciones con competencia en gestión de inundaciones —Comunidades autónomas, ayuntamientos, confederaciones hidrográficas, Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y del Mar—.

Su principal objetivo es aumentar la coordinación y cooperación entre ellas, «aunque también la necesaria concienciación social, incrementando la percepción del riesgo de inundación y potenciando la autoprotección», han apuntado las mismas fuentes.

Otros propósitos

Otra de la finalidades de este documento es la mejora del conocimiento para una adecuada gestión del riesgo; el aumento de la capacidad predictiva ante situaciones de avenidas, tanto meteorológica, como hidrológica y de Protección Civil, «reconociendo la existencia siempre de un grado de incertidumbre», han indicado desde la CHE.

Además, persigue la racionalización de la ordenación del territorio y la gestión de la exposición en las zonas inundables; la optimización de los sistemas de defensa y de laminación de avenidas; la disminución la vulnerabilidad de los elementos en zonas inundables y contribuir a mantener el buen estado ecológico de las masas de agua en sus condiciones hidromorfológicas.

Antes de elaborar la propuesta del Plan, que supone la tercera fase de implantación de la Directiva Europea sobre inundaciones, la CHE ejecutó, de forma coordinada con las Comunidades autónomas, la fase uno de evaluación preliminar del riesgo de inundación, que concluyó con la identificación de las Áreas de Riesgo Potencial Significativo (ARPSIs) y la fase dos de elaboración de los mapas de peligrosidad y riesgo.

Los mapas, que son de acceso público a través de la herramienta SITEbro en la web ‘www.chebro.es’ y ya son utilizados por Comunidades autónomas y ayuntamientos. En total, se trabajó sobre 3.260 kilómetros de cauce.

Los mapas de peligrosidad incluyen láminas de inundación y mapas de calado, mientras que los de riesgo recogen el número indicativo de habitantes y la actividad económica que pueden verse afectados; las instalaciones industriales que pueden ocasionar contaminación accidental en caso de inundación, como las estaciones depuradoras; la zonas protegidas para la captación de agua destinadas a uso humano o masas de agua de uso recreativo y zonas para la protección de hábitats y especies.

Medidas del plan de gestión

El contenido esencial del Plan de Gestión de Riesgo de Inundación es el programa de medidas destinadas a lograr los objetivos marcados, que tienen diversos ámbitos territoriales, desde el nacional, autonómico, de la demarcación hidrográfica y de ámbito de un área concreta de Riesgo Potencial Significativo —medidas en un tramo concreto de río o de costa—.

Estas acciones se agrupan en cuatro tipos principales, de prevención, protección, preparación y recuperación. Desde la CHE han indicado que entre las principales se encuentran las de restauración fluvial e hidrológico-agroforestal, como mantenimiento y conservación de cauces; restauración hidrológico-forestal y ordenaciones agrohidrológicas; medidas de cauce y llanura de inundación.

Además, se incluyen actuaciones de mejora del drenaje de infraestructuras lineales y de predicción de avenidas, como estudios de mejora de conocimiento sobre gestión; normas de gestión de embalses; medidas para establecer o mejorar en su caso los sistemas de alerta hidrológica.

Respecto a la gestión de embalses, en la jornada se han recordado los «efectos beneficiosos» en la reducción de daños en los últimos episodios importantes en la cuenca del Ebro, gracias a las acciones de Yesa, Itoiz, embalse del Ebro, Ullíbarri-Urrúnaga y Sobrón, entre otros

En materia de Protección Civil, se contempla la mejora de la planificación y respuesta a emergencias de inundaciones a través de los planes, protocolos de actuación y de comunicación de información, concienciación pública de la preparación para las inundaciones para incrementar la percepción del riesgo y la autoprotección y evaluación y análisis de lecciones aprendidas con otros episodios.

Asimismo, el documento incluye en el ámbito de la ordenación territorial y urbanismo actuaciones para adaptar el planeamiento urbanístico y reordenación de usos de suelo en zonas inundables para que sean compatibles con las inundaciones. Por otro lado, se contempla promocionar los seguros y medidas estructurales —encauzamientos, motas, diques, y estudios coste-beneficio que las justifican.

EJEMPLOS

La CHE ha puesto como ejemplo en la presentación las «lecciones aprendidas y mejora de los conocimientos» tras los episodios de avenidas extraordinarias sufridas en la Cuenca del Ebro entre finales de enero y marzo de este año 2015.

Al respecto, desde el organismo de cuenca han apuntado que «su análisis va a ser fundamental para tomar referencias técnicas y mejorar la calibración de los modelos predictivos». Además, «se pone en evidencia la necesidad de revisar los episodios históricos», han agregado.

De estos episodios, aunque se han avanzado algunas conclusiones, se está finalizando un informe completo que se publicará «en breve plazo» en la web ‘www.chebro.es’.

En él, se fijan los criterios para futuros informes de los episodios de avenidas, se definen conceptos, se exponen causas de las avenidas y se recoge todo el seguimiento y las actuaciones realizados por la Confederación, «entre ellas, la importante y fundamental acción de laminación de embalses que ha reducido en un cien por cien de los daños finales producidos por las avenidas».

Here is the original post: La CHE presenta el proyecto del Plan de Gestión de Riesgo de Inundaciones

A %d blogueros les gusta esto: