admin 16/02/2015

EUROPA PRESS

El eje del Ebro en su tramo entre Miranda y hasta aguas arriba de Castejón puede acercarse a una avenida extraordinaria

La Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) ha informado del incremento generalizado de caudales en los afluentes de ambas márgenes de la cuenca alta del Ebro, entre la cabecera y la cuenca del Aragón y del Sistema Ibérico de La Rioja, debido al deshielo en toda la cabecera del Ebro y a las precipitaciones moderadas que han tenido lugar en la zona alta de la cuenca.

La fusión nival se ha producido a partir de los 600 metros, según ha informado la CHE en una nota de prensa, donde ha indicado que entre esta tarde y la próxima madrugada se esperan precipitaciones «que podrían provocar nuevos repuntes de caudal respecto a los ya observados».

La Confederación ha indicado que hasta ahora los afluentes están experimentando en todos los casos crecidas ordinarias, «pero en el eje del Ebro en su tramo entre Miranda de Ebro y hasta aguas arriba de Castejón los caudales pueden acercarse este lunes a los de avenida extraordinaria, por debajo, eso sí, de los registrados en el último episodio de finales de enero».

Así, en Miranda de Ebro se esperan caudales entre los 700 y 800 metros cúbicos por segundo desde este mediodía y en Logroño entre los 1.100 y 1.200 a partir de esta noche. Estas previsiones han sido informadas, dentro de los protocolos de la CHE, a los servicios de Protección Civil y se mantiene una comunicación continua con el Ayuntamiento de Miranda de Ebro.

En el caso de Castejón, para este lunes se esperan unos caudales de entre 1.300 y 1.500 metros cúbicos por segundo, «considerados como crecida ordinaria».

Por lo que respecta a las próximas lluvias, la CHE ha apuntado que «no se puede saber» si generarán repuntes de agua superiores a los de esta jornada, si bien incrementarán el caudal en el tramo medio del Ebro, alcanzando en Castejón entre los 1.600-1.800 metros cúbicos por segundo.

AFLUENTES

La CHE ha explicado que los afluentes que han sufrido repuntes, todos de carácter ordinario, se sitúan en la cabecera, tanto en la margen izquierda —Nela, Jerea y Omecillo—, como derecha —Rudrón, Oca y Oroncillo—, a los que se han sumado aguas abajo de Miranda de Ebro las aportaciones de los ríos Zadorra, Bayas y Tirón.

«Muchos de ellos presentan tendencia ascendente, pero se tienen algunos caudales de referencia», ha relatado la Confederación, que ha precisado que en el tramo alto del Nela se han alcanzado 120 metros cúbicos por segundo en Villarcayo y en el Jerea, en Virués, cien.

Además, en el Rudrón, en Valdelateja, se llegará a unos 60 metros cúbicos por segundo; en el río Oca, en Oña, el máximo ha sido de 50, y en el Oroncillo, en Orón, de 30.

Por su parte, en el Bayas, en Miranda, el máximo ha sido de 145 metros cúbicos por segundo y el Zadorra se encuentra estabilizado en 275 metros por segundo, en Arce. Por último, el río Tirón en Haro ha tenido como caudales punta 50 metros por segundo.

PROTOCOLOS

La CHE sigue durante este episodio sus protocolos de vigilancia y seguimiento de forma coordinada a través del Comité Permanente de Avenidas, que ha sido constituido este lunes. Además, ha realizado los preceptivos avisos a Protección Civil.

La Confederación ha recordado la labor del Sistema Automático de Información Hidrológica que realiza un seguimiento de la Cuenca las 24 horas del día, los 365 días del año.

Esto permite actualizar las previsiones de caudal con nuevos datos y según la evolución de cada episodio, que se pueden consultar en la página web de la Confederación Hidrográfica del Ebro ‘www.chebro.es’ en el enlace Sistema SAIH, o en la página ‘www.saihebro.com’.

Here is the original post: La CHE informa de un repunte de caudales tras el deshielo en la cabecera del Ebro y las precipitaciones moderadas

A %d blogueros les gusta esto: