admin 19/02/2015

EUROPA PRESS

La calidad del aire de Zaragoza cumple con todos los parámetros exigidos por las directivas de la Unión Europea (UE) y excepto en suspensión de partículas también con los que recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS), que son más estrictos que la legislación comunitaria.

La calidad del aire de Zaragoza cumple con todos los parámetros exigidos por las directivas de la Unión Europea (UE) y excepto en suspensión de partículas también con los que recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS), que son más estrictos que la legislación comunitaria.

En partículas en suspensión Zaragoza arroja unos datos estables desde 2011, con una media anual de 21 microgramos por metro cúbico anuales que es casi la mitad de los 40 microgramos por metro cúbico anuales que fija la UE y los 20 microgramos por metro cúbico al año que recomienda la OMS.

Cumplir las propuestas de la OMS «es un sueño para cualquier ciudad y si llegáramos a esos objetivos estaríamos en la Champions League», ha comparado el consejero municipal de Cultura, Educación y Medio Ambiente del Ayuntamiento de Zaragoza, Jerónimo Blasco.

Además, ha precisado que la ciudad está condicionada anualmente por unos 160 ‘episodios africanos’ que provoca que llegue aire del Sáhara con partículas en suspensión y que se entiende que es una contaminación natural frente a la que las ciudades «poco pueden hacer».

De estos 160 ‘episodios africanos’ se estima que desde el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente se descarten unos 40 para el cómputo final, por lo que la previsión «sería más favorable en el cumplimiento», ha indicado Jerónimo Blasco.

En rueda de prensa, ha destacado que los datos globales son «muy positivos, a pesar de que jugamos con un elemento en contra porque la recuperación económica se nota en la movilidad con el consiguiente aumento de tráfico y también en la producción industrial que hace que se contamine más».

Otros parámetros analizados que determinan la calidad del aire con el dióxido de nitrógeno (NO2) que en 2014 Zaragoza no ha llegado a los 200 microgramos por metro cúbico que recoge la UE, ni a los 40 de la OMS.

En ozono (O3) tampoco se han superado los 180 microgramos por metro cúbico que establece la UE, ni los 120 de la OMS. En la misma línea se ha comportado el aire de la ciudad sobre el parámetro de dióxido de azufre (SO2) y en monóxido de carbono (CO) se ha estado «muy lejos» de los 10 miligramos por metro cúbico anuales que marca la UE al situarse en «apenas 1 microgramo».

El director de la Agencia Municipal de Medio Ambiente, Javier Celma, ha atribuido este «buen dato» de monóxido de carbono a que las «políticas de movilidad están dando resultados», ya que este elemento contaminante está muy asociado al tráfico de vehículos, y también ha contribuido a su reducción las «actuación en vivienda con la aplicación de criterios de sostenibilidad», en referencia a Parque Goya y Valdespartera.

El último dato analizado es la materia particulada, que es la que mayor poder de penetración tiene en los alvéolos pulmonares y que frente al valor máximo que exige la UE de 25 microgramos por metro cúbico al año en Zaragoza se ha detectado 11.

Jerónimo Blasco ha precisado que el cierzo en Zaragoza «influye en la atmósfera, pero más lo hacen las altas presiones que provocan la contaminación ambiental en las grandes ciudades». Además, ha recordado que el viento «soplaba en parecida intensidad en los años previos a la Expo 2008 y entonces teníamos unos datos de calidad del aire horribles por las obras»·

ESTACIONES

Otro dato que ha destacado Jerónimo Blasco es el número de estaciones de medición de la calidad del aire, ya que cuenta con 7 frente a las tres que exige la UE para una ciudad como Zaragoza.

Precisamente, una de esas siete estaciones se ha trasladado desde la Avenida de Navarra a la Avenida de Soria para tener unos datos más verídicos puesto que es una «de las vías de entrada a Zaragoza y la presión del tráfico es mayo», además se ha ubicado próxima a un colegio porque «interesa conocer la medición cercana a una población sensible».

Para acometer el traslado de esta estación remota se ha solicitado financiación europea del ‘Plan Juncker’ de inversiones que prima el I+D, entre otras líneas.

El coste total de estas estaciones supone un desembolso para el Ayuntamiento de Zaragoza de 265.000 euros y «sin ayuda del Gobierno de Aragón», ha reprochado Jerónimo Blasco.

WEB

Por otro lado, Jerónimo Blasco ha avanzado que los datos de medición de calidad del aire se pueden consultar en tiempo real en la web municipal www.zaragoza.es, si bien son provisionales y se tienen que ajustar posteriormente dada la «sofisticación» de las estaciones de medición.

Además, dentro del objetivo de lograr una mayor transparencia la información será abierta a los ciudadanos, dentro de la política de ‘open data’ para que tanto las personas interesadas como entidades ecologistas y empresas puedan acceder gratuitamente y además usarlos.

Asimismo se puede descargar una aplicación para smartphones que favorecerá la difusión de esta información «ya que son datos muy consultados por la ciudadanía», ha destacado Blasco.

See the article here: La calidad del aire de la capital cumple con los parámetros de la Unión Europea

A %d blogueros les gusta esto: