admin 23/12/2015

EUROPA PRESS

"Estamos en camino de convertirnos en Sort", apunta el alcalde del municipio oscense

La Administración número 1 de Grañén, que hace cuatro años repartió 720 millones de euros del Premio Gordo del Sorteo Extraordinario de Navidad de la Lotería Nacional, ha distribuído 45 series del tercer premio, correspondiente al número 05.163. El lotero, Fortunato Oriol, ha traído a la provincia de Huesca casi 22,5 millones de euros en esta ocasión.

Se da la circunstancia de que este despacho de lotería, el único de Grañén, repartió en el mismo sorteo del año 2011 unos 720 millones de euros, el Primer Premio, con el número 58.268.

"Esto es demasiado, esto es demasiado", ha dicho Fortunato Oriol tras conocer que había dado un tercer premio. El lotero está "desbordado" porque desde que vendió el Gordo hace cuatro años no ha dejado de repartir suerte entre la lotería y las quinielas. Varios décimos han sido adquiridos por el establecimiento Comercial Moré de la ciudad de Huesca.

El alcalde de Grañén, Carlos Sampériz, ha hecho notar que las dos veces que se han vendido números premiados en el Sorteo Extraordinario en este municipio ha coincidido con las elecciones locales. Ha destacado que algunos vecinos han lanzado este martes cohetes y petardos para celebrar el nuevo premio.

"Debe estar bastante repartido", ha comentado Sampériz, quien ha afirmado que desde que tocó el Gordo en 2011 "viene tantísima gente que estamos en camino de convertirnos en Sort" (Lérida). La Administración de Grañén "es un reclamo muy potente en Huesca", ha añadido.

Ha recordado el sorteo de 2011, cuando se repartieron 720 millones de euros. "No crecimos pero tampoco aminoramos, siguió circulando el dinero", ha relatado Sampériz, agregando que "sobre todo los gremios pudieron aguantar la tempestad y los avatares de la crisis".

También un cuarto premio, EL 71.119

No es el único premio que ha caído en la provincia de Huesca, ya que en las localidades de Jaca y Aínsa se han vendido varios décimos de un cuarto premio de la Lotería de Navidad, correspondiente al número 71.119, en ambos casos a través de terminal.

En Jaca se han vendido cuatro o cinco décimos a vecinos de San Sebastián. En el caso de Aínsa, la lotera Montse Sierco ha señalado que está "francamente contenta de poder haber repartido algo de dinero a quien haya sido", aunque no sabe cuántos décimos ha vendido ni a quién.

A %d blogueros les gusta esto: