admin 20/03/2015

EUROPA PRESS

Las dos salas ahondan tanto en su vida personal como en su faceta más profesional

El polifácetico cantautor aragonés José Antonio Labordeta (1935-2010) cuenta, a partir de este viernes, con su propio espacio expositivo en Zaragoza gracias al impulso que ha hecho la Fundación que lleva su nombre, al apostar por la creación de un sitio en el que se de a conocer tanto su vida personal como sus múltiples actividades profesionales y artísticas.

El edificio que alberga esta exposición permanente está ubicado en la sede de la Fundación José Antonio Labordeta, en la calle Mariano Barbasán de la capital aragonesa. Con motivo de la inauguración oficial, el público podrá visitar de manera gratuita este espacio los días 23, 24 y 25 de marzo de 10.00 a 13.00 y de 17.30 a 20.30 horas. A partir del día 30, se podrá seguir haciendo los jueves por la tarde al precio de un euro la entrada, exceptuando las visitas concertadas.

Una de las promotoras de la Fundación, Juana de Grandes, esposa del homenajeado, ha explicado, en declaraciones a los medios de comunicación, que la idea de crear este lugar surgió al constatar «la importancia que tenía José Antonio» en Aragón, hecho que comprobó en los actos de homenaje improvisados celebrados en el Palacio de la Aljafería tras su fallecimiento. «Ahí me sobrepasó, no me creía lo que estaba pasando», ha expresado De Grandes, para reconocer que «fue el momento en que me dije que había que devolver a esta gente el cariño que le ha mostrado y ahora, aquí lo tienen».

La intensa y variada actividad intelectual y artística que realizó Labordeta a lo largo de sus 75 años de vida, ha motivado que la muestra se divida en dos grandes zonas temáticas, una, de carácter más personal y otra, enfocada a su faceta más profesional.

Así, en la primera de ellas, el asistente puede conocer, a través de paneles explicativos, los detalles biográficos del cantautor desde su infancia hasta el año 1969, fecha en la que fallece su hermano Miguel. En este recorrido no faltan momentos vitales como su paso por los pupitres del Colegio Alemán, sus andaduras universitarias en las facultades de Derecho y de Filosofía y Letras de la Universidad de Zaragoza, su estancia en Teruel o su boda con la propia Juana de Grandes.

Para ilustrar esta etapa, se exhiben sus objetos más personales y emotivos como sus gafas, bolígrafos, fotografías o tocadiscos, si bien el principal protagonista es su despacho, que se ha trasladado desde su casa. Además, se ha decidido hacer un pequeño homenaje al promotor de las tertulias del café Niké, su hermano y poeta Miguel, con obras suyas y del propio José Antonio.

Por su parte, la segunda sala se adentra en la faceta más profesional de este ilustre aragonés, que ha cultivado áreas como la música, la comunicación, la literatura o la política. Por ello, aparte de sus libros publicados, sus poemas o su guitarra, este rincón también alberga una pantalla audiovisual, que proyecta un documental de tres minutos sobre su figura.

Rincón dedicado a su adiós

De forma especial, la fundación también ha querido incluir en este segundo emplazamiento un mural dedicado al momento de su fallecimiento, en el que miles de personas se congregaron en el Palacio de la Aljafería para despedir al ya popularmente conocido como ‘El abuelo’.

La sede de la Fundación tiene pensado ampliarse con otra gran sala que acogerá el centro de estudios y documentación José Antonio Labordeta, que entrará en funcionamiento en una segunda fase.

Por el momento se está recopilando todo el material que conservaba en su propia biblioteca, como puedan ser manuscritos y cartas o fondo bibliográfico, fotográfico, musical y videográfico.

La Fundación José Antonio Labordeta, nacida en 2014, es una organización sin ánimo de lucro que tiene como objetivo principal recordar, estudiar, preservar y difundir la obra, el pensamiento y la memoria del escritor, músico y político aragonés.

Decisión tras su fallecimiento

Una de las hijas del diputado de Chunta Aragonesista en el Congreso de los años 2000 a 2008, la actriz Ana Labordeta, que ha estado presente en el acto junto a su hermana Ángela y Paula, ha indicado que la exposición nace después de que los sentimientos familiares se asentasen tras la muerte de su padre, al tiempo que ha asegurado que «ha sido un proceso largo y meditado de casi 3 años».

En este sentido, Juana de Grandes ha remarcado que «durante este proceso largo y meditado, en mi caso, me ha salido de dentro ya que están también todos mis recuerdos porque conozco a José Antonio desde que tenía 19 años».

Con respecto a cómo se sentiría el cantautor al ver un sitio dedicado a él, Ana Labordeta ha comentado que «él era muy tímido y pudoroso, especialmente con sus sentimientos, pero estaría muy contento y orgulloso de este espacio».

Excerpt from: José Antonio Labordeta ya cuenta con su propio espacio expositivo

A %d blogueros les gusta esto: