Ibercaja celebra el primer año de la integración de Caja3 en el Grupo

EUROPA PRESS

Ibercaja celebra este martes, 20 de octubre, el primero año de la integración tecnológica, operativa y laboral de Caja3 en el Grupo, doce meses en los que se han "consolidado" las "fortalezas estratégicas" y se ha completado el proceso "de modo satisfactorio en todos sus aspectos, incluida la evolución del número de clientes y de los recursos gestionados".

Ibercaja celebra este martes, 20 de octubre, el primero año de la integración tecnológica, operativa y laboral de Caja3 en el Grupo, doce meses en los que se han "consolidado" las "fortalezas estratégicas" y se ha completado el proceso "de modo satisfactorio en todos sus aspectos, incluida la evolución del número de clientes y de los recursos gestionados".

La entidad financiera ha explicado en una nota de prensa que el impacto de la integración en la base de clientes vinculados ha sido "muy limitado", con una reducción de apenas el 1 por ciento en la ciudad de Zaragoza, entre los procedentes de oficinas cerradas, donde mayores solapamientos de redes de sucursales se producían, y del 2 por ciento a nivel general de las oficinas cerradas por la entidad.

Ambas cifras son inferiores a las inicialmente previstas y también a las experimentadas en otros procesos de integración acontecidos en los últimos años en el sistema financiero español, han apuntado desde Ibercaja, que ha logrado mantener su cuota de mercado a lo largo de estos doce meses, ha recalcado la entidad.

De igual manera, el volumen de recursos de clientes vinculados gestionados procedentes de oficinas cerradas se ha visto disminuido en menos de un 2 por ciento en Zaragoza ciudad y también en menos del 3 por ciento en términos del conjunto de oficinas cerradas en este período, igualmente por debajo de lo previsto y de lo registrado en otras integraciones.

No obstante, a nivel agregado de Grupo, Ibercaja gestiona, con cifras de cierre del primer semestre de 2015, 49.182 millones de euros de recursos de clientes minoristas, lo que supone un crecimiento interanual del 2,6 por ciento y un avance de cuota de mercado de 5 puntos básicos en el conjunto del sistema.

Por otro lado, como consecuencia de los solapamientos de redes de sucursales, Ibercaja ha realizado un ajuste de su capacidad de una forma gradual, habiendo cerrado 130 oficinas a lo largo de estos doce meses e integrando también los servicios centrales para alcanzar, como resultado, "una nueva dimensión adaptada a las coordenadas actuales del mercado" y de los retos marcados por el Plan Estratégico 2015-2017.

PLANTILLA

La plantilla del Grupo Ibercaja ha pasado de los 6.243 a los 5.793 profesionales entre octubre de 2014 y octubre de 2015, habiéndose materializado las salidas de personas mediante fórmulas basadas en el acuerdo "y tratando siempre de favorecer puntos de encuentro beneficiosos para ambas partes", ha afirmado la entidad.

En este balance del año desde la integración definitiva, Ibercaja ha resaltado que además del control de costes, "ya empiezan a aflorar las sinergias del proceso de integración en la vertiente de los ingresos, conseguidas por la aplicación del modelo comercial de Ibercaja en las oficinas de Caja3 y por la implicación de todos los empleados de la entidad en el buen funcionamiento del proyecto".

Así, tras completarse la integración de Caja3, Ibercaja se ha consolidado como el octavo grupo bancario del país, con un marcado liderazgo en siete mercados financieros provinciales: Zaragoza, Huesca, Teruel, Guadalajara, La Rioja, Burgos y Badajoz.

Precisamente, para reforzarse en el mercado financiero zaragozano, después de este año de redimensionamiento de la red de oficinas en la ciudad, Ibercaja ha puesto en marcha el Plan Zaragoza que recoge distintas medidas para lograr impulsar la calidad de servicio al cliente.

Entre estas medidas, se encuentra el nuevo Modelo de Atención Personalizada que, integrando dos oficinas anteriores en una sola, mantiene operativos los dos locales próximos entre sí, uno para atención rápida (transacciones rutinarias) y otro para asesoramiento.

Además, se han establecido acciones de potenciación del autoservicio que ayudan a los clientes a familiarizarse con el uso del cajero automático e Internet para la realización de operaciones sencillas y hay una revisión de la política de cobro por servicios en las oficinas de Zaragoza.