admin 30/05/2018

EUROPA PRESS

  • El consejero de Presidencia del Gobierno de Aragón, Vicente Guillén, ha estimado este miércoles que "sin ninguna duda" la Comarca Central, la número 33, estará en funcionamiento antes de que finalice esta legislatura, cerrando de este modo el mapa institucional de la Comunidad.

En declaraciones a los medios de comunicación, antes de presidir el Consejo de Cooperación Comarcal, Guillén ha recordado que todos los ayuntamientos de este área, incluida Zaragoza capital, han aceptado el texto legal, por lo que "no tiene que existir ningún problema" en su tramitación en las Cortes, ha observado.

"El Ejecutivo ha cumplido y ahora está en manos del legislativo y creo que la ley se aprobará sin ningún problema porque los municipios de distinto color político la han aceptado", ha recalcado Guillén, para detallar que la nueva sede comarcal se situará en la localidad de Utebo.

El Consejo de Cooperación Comarcal ha aprobado este miércoles el Anteproyecto de Ley de la Comarca Central. Se trata de un nuevo avance en la tramitación administrativa del anteproyecto dentro del actual periodo de información pública, que comenzó a mediados de febrero y que está previsto concluir a mediados de junio, con la intención de que una vez el texto legal cuente con todos los informes necesarios vuelva al Consejo de Gobierno para su aprobación y remisión a las Cortes como proyecto de ley si es posible en el actual periodo de sesiones.

La próxima semana el documento legislativo se someterá al dictamen, igualmente preceptivo, del Consejo Local, órgano más reducido de colaboración y coordinación entre el Ejecutivo autonómico y las organizaciones representativas de las entidades locales de la Comunidad autónoma.

Guillén ha confiado en que "en el segundo periodo de sesiones de este año pudiéramos aprobar esta ley" con la que "cerramos el mapa institucional" tras poner en marcha la Ley de Capitalidad y la Ley de Financiación de las corporaciones locales, los tres ejes sobre los que "hemos basado nuestra acción de gobierno en esta legislatura en el ámbito local".

"Siento una gran satisfacción porque hemos hecho algo muy importante para consolidar el mundo local y la arquitectura institucional en Aragón", ha remarcado el consejero, al señalar que para la creación de la comarca 33 es "clave" el Ayuntamiento de Zaragoza, que esta semana ha aprobado en pleno las alegaciones que el consistorio presenta a este texto.

"CONDICIÓN INDISPENSABLE"

Para que la comarca sea una realidad es "condición indispensable" que se sume el término municipal de Zaragoza y el consistorio ha aceptado este requisito, pero "no quieren tener aportación económica a la comarca, cosa que nos parece lógica" y se abre la puerta a conveniar determinados servicios entre la capital y los municipios.

La creación por ley de la Comarca Central reforzará la capacidad de autoorganización de los municipios que la componen, cuya suficiencia financiera garantizará el Gobierno de Aragón para que puedan prestar en las mismas condiciones que el resto de comarcas de la Comunidad los servicios propios, fundamentalmente en las materias de acción social, deportes o protección civil.

Su creación está pendiente desde la creación durante la década pasada de 32 de las 33 delimitaciones comarcales definidas en la ley de Delimitación Comarcal de Aragón; todas a excepción de la correspondiente a la Delimitación Comarcal de Zaragoza.

Por eso es conocida también como la Comarca 33, conforme al orden cronológico de creación, aunque en la designación oficial establecida en su día fuera la 17. Está integrada por 21 municipios: Alfajarín, Botorrita, El Burgo de Ebro, Cadrete, Cuarte de Huerva, Fuentes de Ebro, Jaulín, María de Huerva, Mediana de Aragón, Mozota, Nuez de Ebro, Osera de Ebro, Pastriz, La Pueba de Alfindén, San Mateo de Gállego, Utebo, Villafranca de Ebro, Villamayor de Gállego, Villanueva de Gállego, Zuera y Zaragoza capital.

Los respectivos ayuntamientos impulsaron en su momento la creación de esta comarca mediante acuerdos plenarios, a excepción de Villanueva de Gállego, donde se produjo un empate que resolvió el voto de calidad del alcalde. No obstante, todos los portavoces sin excepción de los grupos políticos en la Mancomunidad Central aprobaron en su momento la memoria del anteproyecto de esta ley.

NORMALIDAD EN SU FUNCIONAMIENTO

Por otra parte, Vicente Guillén ha explicado que se ha detectado "una normalidad absoluta en el funcionamiento de las comarcas, después de que durante esta legislatura ha habido momentos de cierto vaivén sobre todo desde el punto de vista económico".

Al respecto, ha manifestado que "como consecuencia de la crisis económica" ha habido periodos "muy complicados para las comarcas", pero ahora "hay un dato que avala la estabilidad presupuestaria y financiera y es que los remanentes de tesorería que tienen todas las comarcas aragonesas en estos momentos son positivos".

"Eso significa que hay una estabilidad desde el punto de vista económico y que hay una tranquilidad para que las comarcas puedan realizar las funciones y los servicios que tienen encomendados a través de la propia ley de comarcalización", ha afirmado.

LEY DE DISCAPACIDAD

Por último, el Consejo de Cooperación Comarcal ha emitido igualmente un informe preceptivo, aunque no vinculante, sobre el Anteproyecto de Ley de los Derechos y la Atención a las Personas con Discapacidad, que igualmente se encuentra en tramitación administrativa.

El objetivo de la Ley de Derechos y Atención a las Personas con Discapacidad es avanzar en la regulación autonómica con una ley que garantice que, tanto el marco normativo vigente, como las actuaciones públicas en beneficio de las personas con discapacidad, las sitúen en iguales condiciones que el resto de los ciudadanos y remueva los impedimentos que les privan del pleno ejercicio de sus derechos.

Se trata de dar respuesta así a las reivindicaciones del ámbito de la discapacidad y de dotar a Aragón de la primera norma autonómica que promueva los derechos de las personas con discapacidad y de sus familias, en el marco de la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad.

Se incide especialmente en los principios de igualdad de oportunidades, no discriminación y accesibilidad universal, y fomentando la capacitación y el empoderamiento personal y social de las personas con discapacidad.

Asimismo, la norma quiere impulsar el desarrollo de una sociedad inclusiva y accesible que permita a hombres y mujeres con discapacidad el pleno desarrollo de sus capacidades en igualdad de oportunidades que el resto de la ciudadanía. Asegura también el carácter transversal, participativo e intersectorial de las actuaciones públicas de atención a las personas con discapacidad.

A %d blogueros les gusta esto: