admin 20/04/2019

EUROPA PRESS

  • El cabeza de lista del Partido Popular (PP) al Congreso de los Diputados por la Provincia de Huesca, MArio Garcés, ha asegurado que bajarán el Impuesto de Sociedades gradualmente del 25 al 20 por ciento al igual que todos los tramos del IRPF y, en particular, el tipo marginal por debajo del 40 por ciento.

Garcés se ha comprometido a combatir el fraude fiscal, garantizando tanto que los derechos del contribuyente prevalezcan siempre en su relación con la Agencia Tributaria, como que "paguemos todos".

Entre las propuestas económicas que ha anunciado ha citado blindar fiscalmente el ahorro, igualando la fiscalidad de todos los activos (neutralidad fiscal), permitiendo las transferencias de unos a otros sin ser grabados fiscalmente y dejando exentas las rentas cuando se reciban tras la jubilación.

"Los españoles podrán decidir libremente si quieren invertir en fondos de pensiones, en la compra de una vivienda o en cualquier otro activo, con la seguridad de que cuando se jubilen podrán complementar su pensión con estos ahorros sin tener que pagar ningún impuesto por ellos".

También ha dicho que suprimirán los impuestos sobre el Patrimonio, Actos Jurídicos Documentados y Sucesiones y Donaciones. "Favoreceremos fiscalmente la economía digital, dinamizando la inversión de capital privado y favoreciendo el acceso a financiación de emprendedores".

RESPUESTA A LA IZQUIERDA

Garcés ha explicado que el PP respetará sus compromisos de estabilidad presupuestaria, cambiando el sistema tributario para hacerlo "más eficiente, más justo, más equitativo y más sencillo".

"Bajaremos impuestos para crear riqueza, atraer inversión y talento, y permitir que sean los ciudadanos quienes decidan qué quieren hacer con su dinero".

El candidato del PP por Huesca ha criticado que para la izquierda cuanto más alto es el gasto público mejor es la vida para los españoles, pero ha apostillado que el gasto público lo tienen que pagar todos los españoles con sus impuestos.

Ante el anuncio del PSOE y Podemos de tener la intención de elevar la presión fiscal en 80.000 millones de euros, Garcés ha alertado de que "es inasumible para la economía española" al argumentar que la Agencia Tributaria recaudará este año 210.000 millones de euros. "No tienen ningún respeto por los compromisos asumidos en materia de estabilidad presupuestaria".

A %d blogueros les gusta esto: