El rey Felipe hace un viaje sorpresa a Zaragoza para visitar a la princesa Leonor y comer con unos amigos

El rey Felipe VI ha pasado la jornada de este sábado en Zaragoza, adonde ha acudido por sorpresa para visitar a su primogénita, la princesa Leonor, que se encuentra realizando su formación militar en la ciudad maña, y para comer con unos amigos.

Tal y como recoge Heraldo, el monarca comió en el restaurante 'Tajo Bajo'. "Teníamos una reserva de un grupo de 30 personas con un menú cerrado a las 14:30 h", contaba Rubén Martín, chef del restaurante.

"No sabíamos nada y media hora antes han venido dos escoltas para decirnos que venía el rey y después han entrado los perros", dijo el chef, que admitió que en un principio llegaron a pensar que era una broma.

Según Heraldo, fue un encuentro informal con viejos compañeros de la Armada Española y algunas esposas, entre las que no se encontraba la reina Letizia. Al parecer, cada año se reúnen en una ciudad y este año ha sido en la capital del Ebro.

"Han estado hasta las 17:30 y ha dicho que iba a visitar a la princesa Leonor, a la Academia General Militar de Zaragoza", ha declarado el personal del restaurante a Heraldo.

"Hoy, el Rey de España ha probado nuestra borraja", escribió el chef en Instagram. El menú ha sido esencialmente aragonés: ternasco de Aragón, longaniza de Graus o vinos de la denominación de origen Somontano han sido algunos de los platos.

"Al principio me ha dicho el organizador que saliera a verle y he salido. Les he preguntado si querían que cambiase algo y me han dicho que no hacía falta", ha dicho el chef.

"Al final he vuelto a salir y me ha dicho que le ha gustado mucho el tataki de Ternasco de Aragón", ha dicho Rubén Martín, que se ha quedado con un recuerdo inolvidable: un plato firmado por el rey.