admin 27/05/2015

EUROPA PRESS

La Brigada de Sanidad está compuesta por 588 efectivos y puede llegar a cualquier parte del mundo «con facilidad y rapidez»

Su Majestad el Rey Felipe VI ha asistido este miércoles, 27 de mayo, al ejercicio militar ‘White Snake’, que desde el pasado día 24 y hasta el jueves 28 realizan en el Centro de Adiestramiento ‘San Gregorio’ de Zaragoza 304 efectivos de la Brigada de Sanidad del Ejército de Tierra, donde, entre otras intervenciones, ha conocido el funcionamiento de la estación de descontaminación de agentes NBQ (Nucleares, Químicos o Biológicos).

Felipe de Borbón ha llegado en helicóptero a las 10.30 horas, donde tras una explicación inicial, ha recorrido las diferentes unidades desplegadas sobre el campo de maniobras. El objetivo del ejercicio es consolidar las tácticas, técnicas y procedimientos de apoyo sanitario a que se dedica la brigada, que también está preparada para colaborar con protección civil y dar asistencia en catástrofes.

Entre otras acciones, las unidades NBQ han colaborado en la campaña del ébola en España y la brigada también estuvo presente en el dispositivo de asistencia establecido tras el terremoto de Lorca (Murcia).

La oficial médico y teniente coronel del Cuartel General de la Brigada de Sanidad, Aurora Molina, ha explicado a los medios de comunicación que el objetivo ha sido darle a conocer las capacidades de la brigada, que se dedica «a cuidar la salud de los soldados» y «a llegar lo más cerca posible» para asegurar que los heridos pueden «llegar vivos» a donde se les pueda asistir.

Con esta finalidad, estos días han «perfeccionado la evacuación sanitaria en aeronaves como helicópteros» y las unidades se han entrenado para «conseguir la operatividad lo antes posible», que es una de las características de esta brigada.

Al respecto, la teniente coronel Molina ha manifestado que las unidades sanitarias con capacidad quirúrgica pueden «empezar a trabajar en 10 ó 15 minutos» una vez han llegado al terreno de operaciones, si bien el despliegue completo se culmina en una hora u hora y media.

VISITA

El Rey ha visitado todas las unidades desplegadas en el ejercicio ‘White Snake’, que debe su nombre a la serpiente blanca símbolo de las unidades de sanidad y en la que los militares se han adiestrado en la protección y prevención sanitaria, recuperación, tratamiento y evacuación de heridos, así como en el apoyo farmacéutico, veterinario, odontológico y psicológico.

Tras llegar a San Gregorio y saludar a las autoridades militares, encabezadas por el jefe del Estado Mayor de Tierra, el general de Ejército Jaime Domínguez Buj, se ha desplazado hasta el centro de coordinación sanitaria, donde se coordina la maniobra, y a la célula de estabilización, que está preparada para llegar hasta el lugar donde ha caído en combate un soldado.

Allí le han explicado el uso de la telemedicina táctica, que permite transmitir en tiempo real la monitorización de parámetros biomédicos, audios, videos e imágenes para la toma de decisiones sanitarias, y un helicóptero Cougar, al que se ha subido, sin que este haya despegado, para seguir la explicaciones sobre su equipamiento para poder atender a un herido durante el traslado.

Felipe VI ha formulado numerosas preguntas durante todo el recorrido para conocer el funcionamiento y dotación de las diferentes unidades, visitando, igualmente, un equipo móvil de reanimación quirúrgica, otro de intervención rápida y uno tercero de cirugía avanzada.

Este último tiene capacidad para atender hasta 40 bajas críticas al día y con entre seis y ocho camas de cuidados intensivos, así como para efectuar hasta 20 operaciones diarias.

El hospital de campaña, del que estaba desplegado su núcleo básico, tiene una extensión de dos hectáreas, equivalentes a dos campos de fútbol, y 96 camas de hospitalización y, en caso de atención a una población civil, podría dar cobertura hasta 20.000 habitantes.

En último lugar, ha conocido el apoyo logístico sanitario y la estación de descontamintación de agentes Nucleares, Biológicos y Químicos, con posibilidad de atender tanto a militares como a población civil en catástrofes.

Tras hacerse una foto de familia con todos los miembros de la brigada desplegados, ha saludado a las autoridades civiles que han acudido al final del ejercicio, la presidenta del Gobierno de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, el delegado del Gobierno en Aragón, Gustavo Alcalde, y el Justicia de Aragón, Fernando García Vicente, y ha participado en un vino español con ellos.

BRIGADA

La Brigada de Sanidad está compuesta por 588 efectivos, de los que el 23 por ciento son mujeres —el doble del porcentaje habitual de presencia femenina en el Ejército— y el 77 por ciento, varones. Además, el 88 por ciento participa en cursos de especialización sanitaria anualmente.

Cuenta con un cuarte general y con dos agrupaciones de sanidad, así como con un hospital de campaña y con una unidad de apoyo logístico que es la encargada de abastecer de material al resto.

Las agrupaciones están preparadas para realizar un despliegue rápido sobre el terreno y el hospital está diseñado para una asistencia con permanencia en el tiempo.

El jefe de la sección de Planes, Operaciones y Seguridad de la Brigada Sanitaria, Jorge García, ha recalcado la interoperatividad de la brigada que les permite trabajar con otras unidades extranjeras, especialmente con las de la OTAN.

También ha mencionado su equipos «ligeros y modulares» que hacen posible «poder llegar a cualquier parte del mundo con facilidad y rapidez» y desplegarse hasta en seis lugares diferentes simultáneamente, así las tres estaciones de descontaminación de agentes NBQ con que cuenta. La brigada se creó en 2003 para unificar las unidades sanitarias del Ejército de Tierra.

The rest is here: El Rey conoce el funcionamiento de la estación militar de descontaminación de agentes NBQ

A %d blogueros les gusta esto: