admin 04/06/2018

EUROPA PRESS

  • El Plan Renove 2018 para electrodomésticos, calderas y aparatos de aire acondicionado comenzará este martes, 5 de junio, promovido por el Departamento de Economía, Industria y Empleo del Gobierno de Aragón. Dada la buena acogida que tuvo el año pasado, en este ejercicio se ha destinado un 30 por ciento más de presupuesto, alcanzando los 1,3 millones de euros.

El Boletín Oficial de Aragón (BOA) ha publicado este lunes la convocatoria de estas subvenciones, que contribuyen a la reactivación de la actividad comercial minorista y de las empresas instaladoras de los equipos y, al mismo tiempo, fomentan el uso de electrodomésticos, calderas y aparatos de aire acondicionado más eficientes y el ahorro energético en los hogares aragoneses, ha informado el Ejecutivo autonómico en una nota de prensa.

La ayuda a otorgar por cada aparato o equipo es una cantidad fija en función de las características del mismo, en un rango comprendido entre los 50 y los 350 euros, que se descontarán del precio de compra del nuevo producto. Las empresas comercializadoras o instaladoras de estos equipos anticiparán el importe de la subvención cuando se produzca la compra y recibirán después el importe correspondiente.

Para ello, deberán haberse adherido al Plan Renove a través de las Cámaras Oficiales de Comercio, Industria y Servicios de la Comunidad autónoma que, como entidad colaboradora, son las encargadas de registrar las solicitudes de las empresas instaladoras y comercializadoras, así como de informar sobre el procedimiento y los requisitos necesarios para ello. También son los órganos encargados de entregar los fondos recibidos del Gobierno de Aragón a las empresas.

COMPRADORES

Los compradores, para poder beneficiarse de la subvención, deberán adquirir un aparato o equipo nuevo que sustituya a otro menos eficiente o más contaminante. Los Frigoríficos o frigoríficos-congeladores, los congeladores, las lavadoras y los lavavajillas deben incluir la señal 'A++ o superior'. Las encimeras deben ser de inducción total o de gas y los hornos deben contar con una clase energética A+ o superior.

Por su parte, los aparatos de aire acondicionado individuales deben tener clasificación energética A+ o superior en refrigeración y al menos A en calefacción, además de requerir instalación y trabajar en modo frío o en modo frío/calor con una potencia térmica nominal en refrigeración inferior o igual a 12 kilovatios.

En relación a las calderas, estas deben ser estancas o de condensación, de uso individual, sólo se permiten las de calefacción o mixta (agua caliente y calefacción), con clasificación energética A o superior, que utilicen gas natural o GLP, con una potencia máxima inferior a 70 kilovatios y que además sean de baja emisión de óxido de nitrógeno (Clase 5).

El plazo para beneficiarse del Plan Renove concluirá cuando finalice el crédito disponible o, como máximo, el 28 de septiembre de 2018.

A %d blogueros les gusta esto: