admin 21/02/2015

EUROPA PRESS

El Museo Goya Colección Ibercaja, hasta ahora denominado Camón Aznar, reabrirá sus puertas al público el próximo jueves, 26 de febrero, con sus fondos artísticos enriquecidos y un discurso expositivo renovado que refuerza la figura de Francisco de Goya, gracias a la reestructuración interior realizada desde noviembre. En total, se exponen 508 obras, de las que 39 son nuevas y, de ellas, seis del artista de Fuendetodos.

El Museo Goya Colección Ibercaja, hasta ahora denominado Camón Aznar, reabrirá sus puertas al público el próximo jueves, 26 de febrero, con sus fondos artísticos enriquecidos y un discurso expositivo renovado que refuerza la figura de Francisco de Goya, gracias a la reestructuración interior realizada desde noviembre. En total, se exponen 508 obras, de las que 39 son nuevas y, de ellas, seis del artista de Fuendetodos.

Así, se muestran quince trabajos de Goya y todas las series completas de grabados, además de incorporar obras de Francisco y Ramón Bayeu, Luzán, Barbasán, Unceta, Pradilla, Gargallo, Serrano, Grupo Pórtico, Grupo el Paso y Saura, entre otros.

El museo se reinaugurará con la presentación en su sala de exposiciones temporales de la muestra ‘Goya y Zaragoza (1746-1775). Sus raíces aragonesas’.

La directora de la Obra Social de Ibercaja, Teresa Fernández, la directora del Museo, Rosario Añaños, y el asesor científico del discurso expositivo, Arturo Ansón, han presentado este viernes los nuevos contenidos y obras del centro que será «un referente mundial» de la figura de Goya, en el que conocer sus referentes, su época y su legado en otros artistas, todo ello en un espacio de «alta divulgación» del que podrán disfrutar todos los públicos.

Fernández ha subrayado que «hoy es un día importante para la Obra Social» dado que «por fin tenemos un museo Goya en Zaragoza» y, además, un espacio que cuenta con la «aquiescencia de todos los implicados», el Gobierno aragonés, la Fundación Goya Aragón y el Ayuntamiento de Fuendetodos, «con todos los que tienen algo que ver con Goya».

Ha recordado que en 2008 la entidad llevó su colección completa de Goya a este museo que ahora «le da su sitio y pone el foco» en el trabajo del pintor aragonés. Los objetivos de este centro son, de esta forma, resaltar las obras del artista fuendetodino y «proporcionar a Zaragoza un referente mundial», así como dar «el primer paso» para impulsar una ruta de Goya en la ciudad.

Organización y catalogación de fondos

Arturo Ansón ha reconocido que «había soñado muchas veces» con reordenar los fondos de este museo y, de esta forma, ha tenido la oportunidad de ayudar a presentar la obra de Goya que es «el centro neurálgico» del centro, junto a «los coetáneos del artista, con obras de pintores extraordinarios» que se podrán ver «contrastadas» con el trabajo del aragonés.

«Me preocupaba que el museo lo pudiera entender cualquier tipo de público y echaba en falta apoyo didáctico sobre el propio espacio», ha comentado, al detallar que, por este motivo, se han instalado «toda una serie de carteles explicativos suficientes para el público en general» y se ha trabajado en unas audioguías que «refuerzan» esa información para quienes tengan «más interés» en conocer las obras. «Intentamos hacer alta divulgación», ha subrayado.

Ansón ha explicado que antes y en paralelo a la reorganización de fondos ha sido necesario también llevar a cabo una revisión de la catalogación de las obras porque había algunas que estaban incorrectamente fechadas o con un autor erróneo.

Se han revisado 137 obras, 38 con una nueva catalogación, 60 con nueva cronología, 33 con nuevo título o explicación sobre su contenido y en seis se ha cambiado el título «porque no era procedente», ha precisado Ansón, al agregar que en esta labor se han descubierto piezas como un San Isidro Labrador de Jusepe Leonardo Chabacier que figuraba «como anónimo».

Un tesoro de 500

Obras de arte

Las 500 obras expuestas en el Museo Goya abarcan desde el siglo XV hasta los años 70 del siglo XX. En la primera planta, denominada ‘Los antecedentes de Goya’, se presentan 68 pinturas y esculturas de los siglos XV al XVIII.

En este espacio, se han incorporado ocho nuevas piezas entre las que destacan un anónimo flamenco del XVI; el lienzo de San Isidro de Jusepe Leonardo; ‘La huída a Egipto’, de José Moreno; ‘La alegoría de la tragedia’, de Gerrit Van Honthorst; y una Inmaculada Concepción, recién adquirida, de Vicente Berdusán.

La segunda planta se dedica a Goya y acoge 15 trabajos del pintor aragonés, propiedad de la entidad y de su fundadora la Económica, así como algunos de los pintores más importantes de su época, como los hermanos Bayeu, Mengs o Giaquinto.

En este ámbito, se encuentra el nuevo dibujo de Goya aportado por la Económica y el espacio dedicado a los hermanos Bayeu, donde se puede contemplar ‘La caída de los gigantes’, de Francisco Bayeu. En total, aparecen 38 obras, once de ellas de nueva incorporación.

En la sala de grabados se exponen las series completas (244 grabados) que el artista de Fuendetodos realizó desde 1778 a 1825 —Los Caprichos, Los Desastres de la Guerra, Tauromaquía, Disparates y Toros de Burdeos—, que se muestran ahora con recursos tecnológicos que ayudan a comprenderlos. Este espacio es el único del mundo que muestra de forma permanente toda la obra gráfica de Goya.

La tercera planta se dedica al legado de Goya, con 153 obras que reflejan la repercusión del pintor en otros artistas españoles y aragoneses de los siglos XIX y XX. A esta sala se han sumado veinte piezas procedentes de la Colección de Ibercaja, entre ellas ‘Nieblas de primavera’, de Francisco Pradilla; ‘Pastoras en el monte’, de Mariano Barbasán; y tres trabajos de Marcelino de Unceta, como el ‘Dux de Venecia’.

En la zona dedicada a los artistas del siglo XX, aparecen importantes obras del Grupo Pórtico (Lagunas, Aguayo y Laguardia) y del Grupo El Paso (Saura, Francés, Victoria y Serrano). Junto a ellas se exhiben dos nuevas esculturas de Pablo Gargallo, como ‘El joven de la margarita’, y de Pablo Serrano, ‘La Labradora’ y se dedica un apartado a la colección de José Camón Aznar que dio origen al museo en 1979.

El recorrido por las cinco plantas incluye dos audiovisuales que introducen la obra del pintor, uno de ellos para el público infantil con animaciones 2D y 3D.

A su vez, el propio edificio aporta valor artístico a la visita, dado que se ubica en una casa renacentista que perteneció en origen al infanzón Jerónimo de Cósida, construida entre 1535 y 1536 por Juan de Lanuza. En la planta -1 pueden conocerse los restos arqueológicos, de época romana, que se relacionan con un espacio de aire basilical.

Hacer comprensible el recorrido

La directora del museo, Rosario Añaños, ha detallado que «hemos trabajado durante un año y medio o casi dos años» en la renovación del contenido expositivo y en la organización de los fondos, con el deseo de «mejorar el discurso y hacer más comprensible a los visitantes las obras expuestas».

Asimismo, se ha realizado una reflexión «sobre lo que debe ser un museo en la actualidad», dado que se han convertido en «lugares de acogida y de encuentro», donde no solo se exponen los contenidos sino que también se realizan actividades y se atiende al público, ha comentado.

Añaños ha indicado que en esta nueva etapa Ibercaja ha cedido 28 obras y la Real Sociedad Económica de Amigos del País otras once, de las que cinco son pinturas de Goya y un dibujo del artista. En total, se exhibirán 508 piezas, 39 de ellas nuevas incorporaciones, así como se mostrarán audiovisuales y se ha mejorado la señalética.

La Obra Social de Ibercaja completa su oferta a los visitantes con nuevos medios tecnológicos, como audioguías —con información detallada de 65 piezas— y tabletas y actividades didácticas como un recorrido por sus obras maestras —quince de ellas— y visitas guiadas.

The rest is here: El Museo Goya reabre sus puertas con 508 obras, 39 nuevas, seis de ellas del pintor aragonés

A %d blogueros les gusta esto: