El Justicia pide al Ayuntamiento de Muel que compruebe y repare problemas de humedades en una vivienda

EUROPA PRESS

El Justicia de Aragón, Fernando García Vicente, ha recomendado al Ayuntamiento de Muel que los servicios municipales comprueben «con rigor» si los problemas de humedades y filtraciones de agua en una vivienda de la calle Ramón y Cajal «son consecuencia de una incorrecta ejecución de las obras realizadas o promovidas por el Ayuntamiento» y, en ese caso, que proceda a efectuar las reparaciones oportunas.

El Justicia de Aragón, Fernando García Vicente, ha recomendado al Ayuntamiento de Muel que los servicios municipales comprueben «con rigor» si los problemas de humedades y filtraciones de agua en una vivienda de la calle Ramón y Cajal «son consecuencia de una incorrecta ejecución de las obras realizadas o promovidas por el Ayuntamiento» y, en ese caso, que proceda a efectuar las reparaciones oportunas.

Asimismo, García Vicente recuerda a este consistorio su obligación de auxiliar a esta institución en sus investigaciones, conforme a lo establecido en el artículo 19 de la Ley 4/1985, de 27 de junio, reguladora del Justicia de Aragón y que establece que «todos los poderes públicos y entidades afectadas por esta Ley están obligados a auxiliar al Justicia en sus investigaciones».

El Justicia resuelve así una queja recibida en la institución en marzo de 2011, en la que se planteaban tres problemas relacionados con la gestión municipal en Muel. En primer lugar, el escrito advertía de molestias por malos olores de los contenedores soterrados de basura instalados en la calle Ramón y Cajal.

El ciudadano indicaba en su queja que los vecinos, antes de su construcción, presentaron alegaciones «pero no recibieron respuesta» y en la actualidad sufren «el mal olor, que se incrementa cuando están llenos y queda basura fuera, por lo que reclaman del Ayuntamiento la adopción de alguna medida al respecto».

En segundo lugar, se explicaba que junto con esta obra se realizó una arqueta para la recogida de aguas pluviales y «por una u otra causa desde aquel momento se producen filtraciones en la bodega de una vivienda de la calle Ramón y Cajal», un problema que antes no se producía y que «también ha sido ignorado por el Ayuntamiento, a pesar de las quejas recibidas».

Por último, la queja señalaba que como consecuencia de estas mismas obras se produjeron desperfectos en la fachada de la vivienda, de la que se desprendieron unas piezas de su revestimiento de piedra «sin que por parte del Ayuntamiento se hayan reparado».

Información del ayuntamiento

Tras admitir a supervisión esta queja, se envió un escrito al consistorio de esta localidad zaragozana para recabar información sobre estas cuestiones. Asimismo, tras realizar diversos trámites, la cuestión relativa a las molestias de los contenedores se archivó porque el consistorio aseguró que había notificado a la Comarca de Cariñena —prestadora del servicio de recogida de basuras y limpieza de contenedores— que debía limpiarlos con mayor asiduidad.

Además, el ayuntamiento señaló que la basura orgánica, posible causa de los olores, se recoge a diario, salvo los domingos, por la empresa concesionaria del servicio «por lo que consideramos no justificada la necesidad de instalación de otro contenedor móvil que posiblemente generaría un mayor perjuicio a la salubridad».

Respecto a las humedades y filtración de aguas pluviales, el consistorio aludió a un informe técnico en el que se descarta que exista una relación entre las obras y este problema, «sin aportar ningún otro dato relativo a una eventual comprobación de la situación denunciada por los vecinos».

Asimismo, sobre el desprendimiento de piedras de la fachada durante la ejecución de las obras, señala el mismo informe que «su reparación corresponde a la empresa adjudicataria de las mismas (Hermanos Clos)».

«Considerando insuficiente esta posición, dado que no se había hecho una comprobación real de los problemas denunciados», el Justicia se dirigió de nuevo al ayuntamiento en el mes de mayo, solicitud que reiteró en agosto del pasado año y, un mes más tarde, recibió de nuevo una respuesta, en la que el consistorio se limitaba a decir que investigaría si el desprendimiento de piezas de la fachada se debía a la ejecución de las obras «para en su caso exigir al contratista su reparación».

Petición no atendida

Trasladada esta información a los interesados, «junto con nuestra opinión de que se estaba trabajando para resolver los problemas, informaron que nadie se había puesto en contacto con ellos para ver de qué forma podrían quedar resueltos y que el relativo a las piedras de la fachada desprendidas lo habían arreglado por su cuenta», apunta el Justicia.

De esta forma, al no haberse comprobado todavía el origen de los problemas de las humedades y filtraciones de agua, en noviembre se requirió de nuevo información al gobierno municipal, así como en enero y marzo de 2012, «sin que haya sido atendida».

Tras repasar la legislación vigente, el Justicia recuerda que en este caso se analiza «si ha habido una actuación incorrecta en la instalación o gestión de servicios públicos de competencia municipal que ha podido perjudicar a unos ciudadanos».

Para ello, «es preciso que se compruebe la vinculación entre las obras realizadas y la filtración de agua y aparición de humedades que antes no tenían en la vivienda, cuestión que no resuelve el informe técnico aportado por el ayuntamiento, pues de su tenor literal se deduce que no se ha realizado una investigación seria del problema existente y su relación de causalidad con las obras municipales».

Más que la indemnización por los daños, la pretensión de los afectados es dejar solucionado un problema que, según afirman, antes de las obras no padecían, aclara el Justicia de Aragón, para considerar que los servicios municipales deberían, por ello, comprobar si los problemas son causa de la obra realizada para el soterramiento de los contenedores y la instalación de la rejilla de aguas pluviales y, comprobada esta relación, proceder a realizar las obras de aislamiento necesarias.

Here is the original post: El Justicia pide al Ayuntamiento de Muel que compruebe y repare problemas de humedades en una vivienda

cheapfloridacarinsurance.com