admin 21/06/2015

EUROPA PRESS

El Justicia de Aragón, Fernando García Vicente, ha manifestado en el expediente de resolución de tres quejas sobre el comedor escolar que «se debe cobrar una cuota acorde con el servicio que se va a prestar y es lógico suponer que el importe no resultará el mismo para todos los centros, sino que, entre otras cuestiones, dependerá del procedimiento elegido para su desarrollo».

El Justicia de Aragón, Fernando García Vicente, ha manifestado en el expediente de resolución de tres quejas sobre el comedor escolar que «se debe cobrar una cuota acorde con el servicio que se va a prestar y es lógico suponer que el importe no resultará el mismo para todos los centros, sino que, entre otras cuestiones, dependerá del procedimiento elegido para su desarrollo».

Además, aun cuando los centros opten por una misma modalidad de prestación del servicio, «puede haber diferencias en el importe de las cuotas según las horas de cuidado y atención al alumnado del periodo interlectivo, especialmente en el supuesto de que no haya profesorado suficiente y haya que recurrir a monitores de comedor escolar».

García Vicente ha agregado que incluso para aquellos centros que deciden gestionar directamente el servicio, «el precio de los productos que se deben adquirir para elaborar los menús —posiblemente menos costosos en el medio rural si se compran de proximidad—, el material de limpieza, las reposiciones y las actividades que se realicen son también aspectos que necesariamente han de repercutir en el recibo de los usuarios».

El Justicia se ha pronunciado así tras recibir tres quejas individuales, una de ellas de una familia de Barbastro, que consideraba «abusivo el importe inamovible fijado» y que deba abonar los lunes, día en que la madre puede sacar a su hijo del comedor, igual que los días de enfermedad y los festivos que hay en meses como diciembre, septiembre, junio y Semana Santa y los días que salen los niños de viajes de convivencia.

Al respecto, esta madre desea saber «qué pasa con el dinero que no se usa en comida los días que los niños no van al colegio y que lo pagan» y propone «que esos días que tienen pagados, les permitan ir a recoger la comida diaria o bien que les dejen donarla a quien ellos consideren ya que la están pagando».

Otras quejas

Una segunda queja, también de una persona residente en Barbastro, muestra su disconformidad con la subida del precio del comedor escolar» y considera «injusto que todos los niños de Aragón tengan que pagar lo mismo por el comedor escolar» cuando el coste no es el mismo «dado que en unos colegios hay dos horas desde la jornada de mañana a la jornada de tardes y en otros tres».

Igualmente, están en desacuerdo con el hecho de tener que pagar la comida de los días en que los hijos no se quedan al comedor escolar y que haya que abonar el mes completo en junio, septiembre, diciembre y enero, «cuando hay muchos días festivos».

La tercera queja expone el caso particular de una familia de Barbastro con trillizos de 6 años que ha de pagar en concepto de comedor escolar 92 euros mensuales por cada uno «estén enfermos o no» y no reciben ningún tipo de ayuda para el comedor.

Cuota media

El Departamento de Educación ha respondido al Justicia que la cuota anual establecida se corresponde a la media obtenida del coste total del servicio por el número efectivo de días que dura el curso.

Al respecto, ha argumentado que si por un mes con 20 días de comedor, la familia debería abonar 105 euros y por otro como diciembre, con 15 días de comedor, 78,75 euros, «estas diferencias entre costes mensuales supondría para los centros docentes una complicación en la gestión de recibos mensuales» por lo que «se ha optado por el prorrateo de la cuota anual».

En relación con la posibilidad de donar o recoger la comida no utilizada, «no es viable por motivos sanitarios», ha sostenido el Gobierno de Aragón.

Otras consideraciones

El Justicia ha considerado positivo que, «con objeto de simplificar la gestión de los recibos mensuales por parte de los responsables de cada centro, la Administración haga un cómputo total de los días lectivos efectivos que tiene el curso académico y divida el coste ente el número de meses para calcular la cuota mensual, que será la misma independientemente del número de días festivos que tenga cada mes, sin que ello suponga que las familias estén abonando el servicio de comedor por los días no lectivos».

Además, si se determinan las cuotas conforme al presupuesto elaborado individualizadamente para cada centro, «es posible tener en cuenta para tal cómputo global los días que los alumnos no harán uso del servicio de comedor escolar por viajes de convivencia, excursiones o salidas que consten en la Programación General Anual».

Por todo esto, ha pedido al Gobierno de Aragón a que, de acuerdo con el presupuesto del servicio de comedor escolar elaborado para cada uno de los centros de Educación Infantil y Primaria de Barbastro, se establezca la cuantía que el centro objeto de queja se habrá de abonar en concepto de comedor escolar.

Asimismo, que para la determinación de esas cuotas de comedor escolar se tengan en cuenta, además de los días no lectivos, aquellos que siendo lectivos está previsto en la Programación General Anual que los alumnos no hagan uso del servicio de comedor escolar del centro por excursiones, viajes u otras salidas planificadas.

También sugiere a la Administración educativa que estudie la conveniencia de que las familias numerosas que no han podido acceder a ayudas abonen una cuota reducida por la prestación del servicio de comedor escolar.

Follow this link: El Justicia considera que el servicio de comedor escolar puede tener diferente coste según los centros

A %d blogueros les gusta esto: