admin 04/06/2018

EUROPA PRESS

  • El Hospital Miguel Servet de Zaragoza ha adquirido un retinógrafo de campo amplio, que lleva en funcionamiento algo más de dos meses y que permite ver zonas del ojo hasta ahora inaccesibles. Es el único centro público de España que lo posee, está a disposición de todos los pacientes aragoneses y su coste ha superado los 150.000 euros.

Así lo ha explicado en rueda de prensa el jefe del servicio de Oftalmología del Hospital Miguel Servet, Luis Pablo Júlvez, quien ha presentado este retinógrafo de última generación junto con el director del hospital, Juan Ramón Portillo, y la directora general de la empresa Zeiss-Iberia, Anita Sonnenfroh, que ha suministrado este aparato.

El jefe del servicio de Oftalmología ha señalado que la empresa ha hecho un "esfuerzo de colaboración y desarrollo" y, de hecho, tras estas primeras semanas de uso le han hecho algunas sugerencias de mejora.

Unos 300 pacientes se han beneficiado ya de este retinógrafo de campo amplio, una tecnología "casi revolucionaria" que permite fotografías del fondo de ojo mucho más amplías que las que hace un retinógrafo convencional, sin necesidad de dilatar la pupila gracias a los rayos infrarrojos, y con más precisión, ha relatado el especialista.

En este punto, ha aclarado que otra de las ventajas es que se pueden ver hasta 200 grados de la retina, cuando una retinografía normal deja ver unos 30 grados.

Luis Pablo Júlvez ha apuntado que este aparato obtiene imágenes de la zona periférica del ojo hasta ahora no accesibles, donde "suelen aparecen los tumores" y por eso hace posible diagnósticos más precoces y también posibilita un seguimiento puesto que se puede medir el tamaño de estas lesiones y ver si sufren variaciones, "dando pistas sobre cómo actuar".

Según ha precisado, los tumores en el ojo no son frecuentes, pero "tienen repercusión" si se dan porque pueden comprometer la visión e incluso la vida del paciente y pueden generar metástasis, de ahí la importancia del diagnóstico precoz.

El facultativo ha recordado que en este centro se ha creado una unidad de referencia de tumores intraoculares, donde se trata al 90 por ciento de los detectados, cuando antes se tenían que enviar fuera de Aragón. Al año, se atienden unos 400 casos.

OTROS USOS

El jefe del servicio de Oftalmología del Servet ha manifestado que este retinógrafo también es útil para el seguimiento de las lesiones causadas en el ojo por la diabetes, especialmente para las de tipo 1 (juveniles), así como para hacer seguimiento de los desprendimientos de retina, desgarros, vasculitis periférica y enfermedades congénitas.

El especialista ha estimado que de las 134.000 consultas que este servicio atiende al año, se podrán beneficiar de este aparato entre un cinco y diez por ciento de las mismas.

Además, con pocas fotografías se puede obtener una visión general de la retina, cuando antes se necesitaban muchas más y ahora la prueba se hace en unos cinco minutos, cuando con un aparato convencional se requiere alrededor de media hora. Esto hace que un mayor número de pacientes se pueda beneficiar al día, unos 15.

También ha subrayado que no distorsiona las imágenes por lo que la calidad diagnóstica es mejor y esto favorece también un adecuado tratamiento. Por otra parte, ha subrayado el trabajo del técnico en fotografía científica de que dispone este hospital, el fotógrafo ocular Juan Luis Fuentes, encargado del manejo de este retinógrafo.

Este último ha expuesto otras ventajas del aparato para los pacientes, para quienes la prueba resulta confortable, sin posiciones extrañas, ni molestias ya que no tiene efectos secundarios, ni precisa de la dilación previa, logrando imágenes de una gran precisión y definición.

IMÁGENES NUNCA VISTAS

La directora general de Zeiss-Iberia, Anita Sonnenfroh, ha sostenido que este aparato ofrece imágenes de la retina "nunca vistas, con colores reales y en alta definición", logrando observar "lesiones y zonas difíciles de ver en imágenes de menor tamaño y resolución".

Esto supone "una menor necesidad de repetir pruebas, más agilidad y eficiencia" y un mejor tratamiento de los pacientes, "un paso más en la excelencia", por la que ha dicho que apuesta su empresa, especializada en oftalmología y que ha hecho una apuesta por la Investigación, Desarrollo e Innovación (I+D+i).

A su entender, la mejor tecnología médica "no es un privilegio reservado al ámbito privado", sino que ha de llegar a todos los ciudadanos y ha agradecido "la confianza y colaboración" con el Hospital Miguel Servet de Zaragoza.

En este punto, el director del hospital, Juan Ramón Portillo, ha manifestado que este centro se encuentra entre los diez mejores de España, algo que requiere de una "renovación continua" y en el caso de Oftalmología ha dicho que es uno de los servicios punteros, además de ser de referencia "en el ámbito español, europeo y mundial".

Según ha sostenido, en los hospitales el 70 por ciento de la inversión es en tecnología y esto requiere "de innovación y de trabajo con las empresas" por lo que ha ofrecido el apoyo de este centro para ese trabajo conjunto que se precisa.

Por otra parte, ha señalado que este retinógrafo está a disposición de todos los pacientes de la Comunidad que lo requieran. Su nombre comercial es Clarus 500 y su tecnología se aprobó recientemente en Europa. Su manejo requiere un buen entrenamiento por parte de los profesionales.

A %d blogueros les gusta esto: