admin 26/02/2015

EUROPA PRESS

El Gobierno de Aragón ha activado, a las 9.00 horas de este jueves, el Plan de Inundaciones (Nivel II), lo que incluye la alerta de la Unidad Militar de Emergencias (UME), y ha reunido a las 10.30 horas al Centro de Coordinación Operativa (CECOP), a causa de la crecida del río Ebro.

El Gobierno de Aragón ha activado, a las 9.00 horas de este jueves, el Plan de Inundaciones (Nivel II), lo que incluye la alerta de la Unidad Militar de Emergencias (UME), y ha reunido a las 10.30 horas al Centro de Coordinación Operativa (CECOP), a causa de la crecida del río Ebro.

Forman parte del CECOP los Departamentos del Ejecutivo regional con competencias en esta materia, la Delegación del Gobierno en Aragón, la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), la Guardia Civil, la Policía Nacional, la Policía Local de Zaragoza y los bomberos de la ciudad y la provincia de Zaragoza, así como Cruz Roja y los presidentes comarcales de toda la ribera del Ebro.

En la reunión de esta mañana se han analizado los últimos datos de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), las previsiones para las próximas horas y la situación de la ribera del Ebro desde Novillas (Zaragoza).

El consejero de Política Territorial e Interior, Antonio Suárez, ha comparecido a petición propia, en la sesión plenaria de las Cortes, donde ha dejado claro que las previsiones «no son nada halagüeñas» y que la punta de la crecida podría llegar a Zaragoza con un caudal de 2.100 metros cúbicos por segundo o más.

Ha apuntado que la nieve caída en el Pirineo y las lluvias por debajo de los 1.500 metros de altitud, junto con el deshielo causado por la subida de temperatura, podrían empeorar las previsiones de la CHE. La situación es «seria y complicada».

El consejero ha pronosticado que «se podría producir la necesidad de evacuar algún municipio o parte de un municipio» si se rompe alguna mota y, además, las explotaciones ganaderas y agrícolas sufrirán daños y la crecida afectará a algunas casas ubicadas en las proximidades de la ribera del Ebro. Con carácter preventivo se va a desalojar ordenadamente, en algún caso, alguna casa o residencia con carácter preventivo.

Suárez ha expuesto que el este martes, a las 17.00 horas, se ha activado el Plan Territorial de Protección Civil de Aragón en su fase de alerta «porque había un conjunto de factores que nos hacían ver que Aragón podía pasar por una situación complicada», dado que había alerta roja de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) en el Pirineo y naranja en Cinco Villas por la nieve, y también alerta naranja por aludes en el Pirineo y por vientos y deshielo varios puntos de la Comunidad.

Hasta este jueves, el CECOP ha analizado los datos de pluviometría y ha analizado los datos obtenidos por la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE). Suárez ha resaltado la importancia del estado de las carreteras y los pasos transfronterizos, así como la situación de los ríos de la margen izquierda y de la crecida del Ebro.

Antonio Suárez ha visitado, en los últimos días, varios municipios afectados por la última crecida, como Novillas, Pradilla y Pina de Ebro, reuniéndose con los alcaldes.

«Hay que hacer una mayor limpieza del río Ebro en puntos concretos» sin llegar a «destrozar» el cauce, ha considerado el consejero, a cuyo juicio la limpieza del río es «la gran asignatura pendiente».

GRUPOS

Desde el PP, Mar Vaquero ha señalado que esta es la forma habitual de actuar del Gobierno, ha puesto en valor las medidas adoptadas y ha pedido información al consejero.

El portavoz del PAR, Alfredo Boné, ha manifestado el apoyo de su grupo «para tratar de salir lo mejor librados posible de esta situación» y ha considerado que «el gran problema» es la prevención, «nuestro punto débil», para asegurar que no se ha hecho lo suficiente para que el operativo de Protección Civil tenga ahora «poca faena».

El portavoz del PSOE, Javier Sada, ha mostrado el apoyo «total y absoluto» de su grupo a las medidas que se deban tomar, entre otras la actuación del Plan de Emergencias.

El diputado de IU, Miguel Aso, ha hecho hincapié en los efectos de las condiciones meteorológicas en el Pirineo, donde en algunos municipios los niños no han podido ir al colegio.

En representación de CHA, Carmen Martínez ha preguntado si va a ser necesario evacuar a los vecinos de los pueblos afectados y qué va a hacer el Gobierno para evitar que estas riadas tengan los efectos mencionados. «Las explotaciones están en peligro y los cascos urbanos también».

Excerpt from: El Gobierno de Aragón reúne al CECOP y alerta a la UME ante la crecida del Ebro

A %d blogueros les gusta esto: