El Ayuntamiento aprueba crear la sociedad mixta Ecociudad-Zaragoza con el voto en contra del PP

EUROPA PRESS

Azcón dice que el ‘tripartito’ «privatiza el agua de la ciudad»

El pleno del Ayuntamiento de la capital aragonesa ha aprobado este viernes la creación de la sociedad mixta Ecociudad Zaragoza, con los votos a favor del equipo de gobierno socialista y los grupos de Chunta Aragonesista (CHA) e Izquierda Unida (IU). El PP ha votado en contra al apreciar que con esta operación se lleva a cabo la privatización «más importante» de un servicio «en los últimos veinte años» en la ciudad.

Ecociudad Zaragoza será una sociedad mixta de control municipal que se encargará de gestionar el saneamiento y la depuración. El Ayuntamiento tendrá el 51 por ciento del accionariado y el 49 por ciento restante será de un socio privado con experiencia en el sector.

El vicealcalde Fernando Gimeno ha subrayado que este punto del pleno es «de enorme importancia por sus consecuencias» ya que se trata de modificar el modelo de gestión de un servicio público «y de quienes lo gestionan porque ahora la depuración y el saneamiento lo gestionan empresas privadas, como es normal».

Así, se crea una sociedad mixta «con mayoría de capital municipal», lo que mejorará el control del consistorio sobre el servicio con un modelo que, además, «significa mayor garantía de inversión e ingresos para el Ayuntamiento», ha defendido Gimeno. «Es una buena iniciativa, es una buena decisión», ha subrayado.

El concejal de IU, Pablo Muñoz, ha señalado que su grupo apoya esta propuesta porque «supone un avance hacia la remunicipalización del servicio de depuración y saneamiento, porque el beneficio para la empresa se reduce con respecto a otro tipo de concesiones» y, también, porque implicara «mayor control —como con las tarifas— y una fuente importante de ingresos» para el consistorio.

El concejal de CHA, Carmelo Asensio, ha coincidido en que esta sociedad mixta es «el modelo más acertado en las actuales circunstancias y la que mejor se adapta a las necesidades de interés público que debe prevalecer en estos servicios», dado que la titularidad pública del servicio «queda perfectamente descrita».

Asensio ha resaltado la «inyección financiera importante» que supondrá esta operación para las «maltrechas arcas municipales» y ha apuntado que gracias a esta sociedad mixta en la que «predomina el capital público» se recuperarán «una serie de actividades, como toda la red de alcantarillado o las plantas depuradoras de La Almozara y Alfocea», de modo que el ayuntamiento «podrá decidir sobre actividades que ahora dependen de una concesión privada».

Privatizando el agua

Por su parte, el concejal del PP, Jorge Azcón, ha rechazado la creación de esta sociedad porque con esta medida «estamos privatizando el agua en Zaragoza con los votos del tripartito», ha dicho en referencia al gobierno socialista y a los grupos de IU y CHA.

En su opinión, esta operación «es la privatización más importante que hace el Ayuntamiento de Zaragoza en los últimos veinte años» y ha preguntado «por qué fracaso Sermuza», una sociedad que «se ha ido al garete y aún estamos esperando su explicación».

El PP está en contra de esta operación «porque no seremos cómplices de malvender el patrimonio municipal. Ustedes van a regalar el servicio, van a hacer su negocio con esta sociedad», ha aseverado.

El vicealcalde Fernando Gimeno ha contestado al concejal popular que esta sociedad «va a garantizar una mejor calidad del servicio» y sus beneficios «son muy ajustados, no hay tales beneficios» de la operación, si bien «es un buen proyecto» porque el ayuntamiento «mantiene el control, no quitamos ninguna competencia municipal en temas de vertido y tendremos una mejor gestión e ingresos», ha recalcado.

Concurso público

Tras aprobar el pleno la creación de esta sociedad mixta se procederá a convocar el concurso público para seleccionar un socio privado, según su experiencia y capacidad en el sector. En dicho concurso se establecerá un periodo para la prestación del servicio por un plazo mínimo de 40 años y un máximo de 50, se determinará un canon inicial para la empresa seleccionada de entre 45 y 52 millones de euros y se exigirá un canon anual de unos 1,7 millones de euros.

La sociedad será responsable de las Estaciones Depuradoras de Aguas Residuales de La Cartuja y de la Almozara, la planta de fangos de Casablanca, la limpieza del alcantarillado, las obras de conservación y mantenimiento vinculadas al saneamiento y depuración de aguas y la gestión de recibos al ciudadano.

Respecto a la gestión de recibos, las actividades de contadores (suministro, instalación y lectura) quedan excluidas de las responsabilidades de Ecociudad Zaragoza.

Con el objetivo de mantener el principio de unidad del recibo y para que no se produzca ningún cambio sustancial en la percepción del ciudadano, la sociedad gestionará el cobro de los recibos de basuras, abastecimiento y saneamiento, ingresando al Ayuntamiento las cantidades correspondientes a los servicios de los que no es responsable.

Tarifas del servicio

El Ayuntamiento seguirá manteniendo las facultades de inspección y dirección de la gestión así como la de la aprobación de tarifas del coste de los servicios, pudiendo de esta manera mantener el régimen de exenciones y bonificaciones.

Ecociudad Zaragoza supondrá una «mejora notable» en la eficiencia de la prestación del servicio al ser un único operador el responsable, lo que implica, también, la posibilidad de reducir costes de operación, mantenimiento, control y administración sin merma de la calidad además de que permite al Ayuntamiento recuperar parte de las inversiones realizadas en años anteriores y obtener liquidez para reducir deuda y mejorar el déficit público.

Esta operación podría reportar a las arcas municipales «unos 50 millones de euros» de los que 23 millones se destinarían a pagar la deuda pendiente a la depuradora. Otros 3,9 millones de euros se destinarían a pagar la deuda actual de la sociedad Ecociudad y el resto, entre 18 y 20 millones de euros el Ayuntamiento los destinará a «pagar deuda o reducir el déficit que a lo que nos obliga la ley».

Por otro lado, la participación de un socio privado beneficiará al servicio para la obtención de recursos económicos y técnicos en la gestión diaria. Esta sociedad gestora deberá dotar con 3 millones de euros anuales un fondo para realizar inversiones en la red de alcantarillado y depuración para mejorar las instalaciones existentes.

Continued here: El Ayuntamiento aprueba crear la sociedad mixta Ecociudad-Zaragoza con el voto en contra del PP

My Futuristic Marketing Review