admin 20/04/2015

EUROPA PRESS

El Ayuntamiento de Zaragoza ha comenzado a trabajar en la limpieza de 128 esculturas y monumentos ubicados en la vía pública de la capital aragonesa que estén afectados por actos incívicos como pintadas o grafitis. Esta actuación, que se alargará durante todo el año, utilizará agua a presión y disolventes como primera medida.

El Ayuntamiento de Zaragoza ha comenzado a trabajar en la limpieza de 128 esculturas y monumentos ubicados en la vía pública de la capital aragonesa que estén afectados por actos incívicos como pintadas o grafitis. Esta actuación, que se alargará durante todo el año, utilizará agua a presión y disolventes como primera medida.

Los detalles de este programa municipal de limpieza han sido explicados, este lunes, en unas declaraciones a los medios de comunicación realizadas por el jefe del servicio de Patrimonio e Historia Cultural del Ayuntamiento, Antonio Mostalac y el técnico del Servicio de Parques y Jardines, Juan Ángel Vicente. El entorno elegido ha sido el Parque José Antonio Labordeta, donde hay más de 30 estructuras dañadas.

Así, Juan Ángel Vicente ha comentado que para realizar estas actuaciones, que se centran sobre todo en las superficies y estructuras que están libres de compromiso artístico —como peanas y soportes—, se utilizará agua a presión mezclada con algún disolvente si es necesario.

«Vamos a ver como actúa y si funciona o no», ha manifestado el técnico municipal, al tiempo que ha señalado que «este es el primer protocolo», ya que «si la zona afectada no se limpia tendremos que pensar en otro sistema».

En ese supuesto se contará con la intervención del servicio de Patrimonio e Historia Cultural del Ayuntamiento de Zaragoza para que establezca cuál es el modelo de actuación específico que se debe seguir para no dañar la escultura o monumento.

Al respecto se ha referido Antonio Mostalac, como jefe del servicio de Patrimonio e Historia Cultural del Ayuntamiento, para decir que «cada soporte requiere un tratamiento diferente». Por ello, no ha cerrado la puerta a que se apliquen otros métodos como «el de pintar poco a poco las zonas dañadas con colores minerales».

Dicho procedimiento viene avalado por un «laboratorio europeo que se ha dado cuenta de que es el método que mejor funciona con las sustancias que contienen los grafitis y que tienen un poder de absorción tan potente que penetra en los poros».

Para Mostalac, «el principal problema que plantea este sistema es que supone horas y horas de trabajo», motivo por el comenzarán utilizando el método de agua a presión con disolventes.

Concienciación ciudadana

«Esta es una campaña de limpieza y también de concienciación del ciudadano», ha apuntado Mostalac, para resaltar que «no hacemos nada quitando grafitis ni pintadas si realmente el sentido de ciudadanía y nivel patrimonial no existe».

A su juicio, este problema «de nivel mundial» existe porque «los grafiteros están utilizando estos soportes para dar un significado distinto al que ya tiene de por sí». Como ejemplo ha citado el monumento a Doctor Cerrada, un «homenaje de la ciudadanía a un buen alcalde de Zaragoza» que actualmente luce símbolos de ideologías políticas en una parte del mismo.

Preguntado sobre las estatuas más adolecidas por este problema, Mostalac ha recordado que la de la fuente de Neptuno, ubicada en su día en la plaza de España, ha tenido que ser restaurada en varias ocasiones por daños el tridente y en el brazo.

Uso cámaras

En el caso de que estos actos incívicos continúen, Mostalac ha sugerido la idea de utilizar métodos coercitivos como multas severas o la instalación de cámaras de vigilancia en todos los espacios ajardinados y públicos. «Alguna decisión habrá que tomar al respecto si se siguen registrando comportamientos de este tipo», ha subrayado.

En opinión del Ayuntamiento, «la protección, el mantenimiento y la limpieza de las esculturas y monumentos ubicados en la vía pública es responsabilidad del propio consistorio pero este patrimonio es propiedad de todos los zaragozanos y es el presupuesto de la ciudad el que sufraga las actuaciones de limpieza de grafitis y pintadas; por ello, es preciso que quien detecte actos irrespetuosos o agresiones contra el patrimonio zaragozano, lo denuncie e impida, cuando sea posible».

See the rest here: El Ayuntamiento acometerá la limpieza de 128 esculturas y monumentos que estén afectados por actos incívicos

A %d blogueros les gusta esto: