admin 18/02/2015

R.A.

  • La Asociación de Asistencia a la Infancia en Aragón denuncia al menos cinco casos en esta comunidad.
  • Según denuncian, el Gobierno ucraniano los reclama para incorporarse a filas al cumplir los 18 años.
  • Padres de acogida de Aragón confirman que han tenido incluso que movilizarse para evitar la vuelta de los jóvenes a su país, en guerra con Rusia.

Combates en Ucrania

El Gobierno de Ucrania está reclamando a jóvenes ucranianos acogidos en España y con los 18 años recién cumplidos para que hagan el servicio militar y enviarlos después a la zona de guerra con Rusia. Es lo que denuncian tanto el presidente de la Asociación de Asistencia a la Infancia de Aragón, Eduardo Puente, como familias de acogida de esta comunidad autónoma.

Puente explica que su asociación, que coordina desde hace años un programa de niños ucranianos que son acogidos en familias aragonesas durante los veranos y las fiestas navideñas, conoce cinco casos en la comunidad de jóvenes que se encuentran en esta complicada situación, pero se ha mostrado convencido de que son «muchos más».

Es el caso de un joven de 18 años llamado Tola que estudia en Aragón y vive con una familia de acogida desde hace ya seis años. Sus padres le avisaron desde Ucrania que les había llegado una carta que lo reclamaba para incorporarse a filas y hacer el servicio militar.

Su madre de acogida, Angelines, se puso en marcha para tratar de impedir su marcha. Según explica, el Ministerio de Asuntos Exteriores español «obliga a los jóvenes ucranianos acogidos que estudian en España a regresar a su país de origen durante los periodos vacacionales». Sin embargo, ella ha conseguido que el joven se acoja a través de la Policía española a una figura de protección internacional que se renueva cada seis meses y que le permite continuar en el país sin necesidad de regresar a Ucrania.

Las familias de acogida pasan miedo por los jóvenes

«Conocemos el caso de otro joven ucraniano de acogida en Aragón, huérfano y que tiene 16 años, que tiene miedo de que lo llamen también para que regrese a su país una vez que cumpla la mayoría de edad», explica Angelines.

Tola comenzó sus periodos de acogida vacacionales con Angelines a los 9 años y el otro joven ucraniano a los 8 con otra familia, también aragonesa. La situación del conflicto entre Ucrania y Rusia llevó a las dos familias a turnarse para ir de vacaciones a Ucrania y alquilar un piso para conseguir que el menor de los dos no tuviera que pasar el verano en el orfanato y pudiera vivir situaciones de peligro.

«Su adopción no ha sido posible porque las autoridades ucranianas no facilitan los trámites administrativos a realizar ni se preocupan de la suerte de los niños que viven en los orfanatos», confiesa Angelines.

Read more from the original source: Denuncian que Ucrania reclama a jóvenes acogidos en España para enviarlos luego a la guerra

A %d blogueros les gusta esto: