Cuatro detenidos por explotar laboralmente a trabajadores en situación irregular

La Guardia Civil de Huesca, en el marco de la Operación Preseco, ha detenido a cuatro personas por su presunta participación en delitos contra los derechos de los trabajadores, trata de seres humanos con fines de explotación laboral y pertenencia a organización criminal y para los que se ha decretado el ingreso en prisión.

La investigación, de la que informa el instituto armado, se inicio el pasado mes de mayo a raíz de una serie de denuncias sobre dos empresas que desde 2023 presuntamente ofrecían a los agricultores locales de las provincias de Huesca y Lleida trabajadores en situación irregular bajo el supuesto amparo de empresas de trabajo temporal (ETT) en plena campaña frutícola.

Agentes del Equipo de Delitos contra las Personas (EMUME) de la Unidad Orgánica de Policía Judicial (UOPJ) descubrieron que componentes de los escalones inferiores de la organización criminal captaban en diferentes puntos del territorio nacional a las víctimas, preferentemente de nacionalidad senegalesa y pakistaní a quienes, aprovechando su precariedad, vulnerabilidad y estancia irregular, les ofrecían ofertas de trabajo en distintas campañas de recogida de fruta en España.

La UOPJ pudo averiguar que los líderes de la organización criminal regentaban una serie de inmuebles ubicados en las localidades de Castillonroy (Huesca) y Bellvís (Lleida), en los que alojaban en condiciones infrahumanas y de riesgo para la vida a personas extranjeras en situación irregular.

En el desarrollo del esclarecimiento de los hechos, los agentes contaron con la colaboración de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social de la provincia de Huesca para detectar las irregularidades en las altas de los trabajadores y determinar su situación irregular en el territorio nacional.

El pasado 3 de julio, componentes de la UOPJ, con el apoyo de la Unidad de Seguridad Ciudadana (USECIC), el Grupo de Información de la Comandancia (GIC), todos pertenecientes a la Guardia Civil de Huesca, junto con los agentes de Tamarite de Litera, realizaron dos inspecciones de trabajo en colaboración con la ITSS de Lleida y tres registros domiciliarios.

Se incautaron diversos documentos de identidad pertenecientes a terceras personas, retenidas por los detenidos, así como diversos dispositivos electrónicos.

Finalmente, se procedió a la detención en la Comarca de La Litera de los dos líderes de la organización y de dos de sus miembros por la presunta comisión de numerosos delitos contra los derechos de los trabajadores, trata de seres humanos con fines de explotación laboral y pertenencia a organización criminal.

Los detenidos, tres hombres y una mujer, tienen edades comprendidas entre los 35 y 58 años y son vecinos de la provincia de Huesca.

La actuación de la Guardia Civil permitió desarticular la organización criminal y proteger a 45 víctimas, quienes fueron atendidas en el Puesto de la Guardia Civil de Tamarite de Litera hasta que los servicios sociales y organizaciones del tercer sector, con la colaboración de la subdelegación del Gobierno de Huesca, se encargaron de alojarlas.

Una vez instruidas las diligencias junto con los detenidos, fueron remitidas al Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 2 de Monzón (Huesca), cuya titular decretó prisión provisional para los cuatro detenidos.