Cuánto cuesta vivir en Zaragoza: estas son las mejores zonas para comprar o alquilar un piso y el coste del transporte público

Zaragoza es una de las ciudades españolas preferidas para vivir. Así lo ha destacado el diario francés Le Figaro, que ha elaborado un estudio en el que se comparan una veintena de criterios agrupados en ocho categorías diferentes de las 30 urbes con mayor población del país. Según este informe, la capital aragonesa es uno de los lugares mejor valorados para vivir tanto estudiantes y familias como jubilados.

Su ubicación, sus conexiones con las grandes ciudades, su oferta cultural y el precio de la vivienda son algunos de sus principales atractivos que la hacen destacar por encima del resto. Además, cuenta con algunas de las universidades más prestigiosas del territorio, algo que atraen cada año a decenas de estudiantes de otras comunidades y países.

Las conexiones de Zaragoza con otras ciudades

Muchas personas que trabajan en la capital española eligen Zaragoza para vivir por sus precios asequibles. La ciudad cuenta con buenas conexiones ferroviarias, ya que se encuentra a hora y media en tren tanto de Madrid como de Barcelona. A esto se suma que desde la estación de Delicias se puede viajar a destinos nacionales —Sevilla, Málaga o Ciudad Real, entre otros— e internacionales —Nimes, Marsella o Aviñón—.

La alta velocidad llegó con fuerza a la capital aragonesa hace algunos años. En sus vías operan diferentes empresas ferroviarias, que ofrecen viajes a precios asequibles. Un billete a Madrid o a Barcelona ronda los 30 euros de media, pero con las ofertas y descuentos de las diferentes compañías se pueden encontrar hasta por 9 euros.

Cuánto cuesta vivir en Zaragoza

Comprar o alquilar una vivienda en Zaragoza es mucho más asequible que en otras ciudades de España. Los precios en Aragón han aumentado en torno al 6% en el último año, según un estudio elaborado por Idealista, que recoge datos de diciembre de 2023. En el caso de Zaragoza, el precio del metro cuadrado de una vivienda en venta se coloca en los 1.801 euros de media, mientras que para el alquiler alcanza los 9,4 euros.

Tomando como referencia una vivienda de tamaño estándar (unos 80 metros cuadrados), que son las más demandadas, una casa costaría unos 145.00 euros y un alquiler rondaría los 750 euros. Estas cifras se quedan muy por debajo de Madrid, donde la renta mensual de un piso se dispara hasta los 1.000 euros y la venta supera los 250.000 euros de media.

Zaragoza cuenta con diferentes alternativas que se adaptan a todos los bolsillos. El centro de la ciudad —el casco histórico— es una de las zonas preferidas para vivir, principalmente por los más jóvenes. Cuenta con una amplia oferta de servicios y actividades, además de restaurantes y tiendas. Sin embargo, es uno de los distritos más caros de la ciudad.

Unas de las alternativas preferidas por los residentes de Zaragoza que no quieren alejarse del centro, pero buscan tranquilidad, son los barrios de Montecanal-Valdespartera-Rosales del Canal y Pol Universidad Romareda. Este último es el más caro de la ciudad, ya que un piso de unos 80 metros cuadrados costaría unos 200.000 euros de media en venta o unos 800 euros mensuales de alquiler.

Una opción alternativa más asequible es el barrio Actur-Rey Fernando, uno de los más modernos de la ciudad. Es una zona tranquila, alejada de los ruidos del centro, pero bien conectado con el núcleo de la ciudad. Los alquileres suelen rondar los 680 euros de media para un piso de unos 80 metros cuadrados, mientras que una casa en venta cuesta unos 175.000 euros.

Cómo moverse por Zaragoza

Una de las grandes preocupaciones de los que se mudan a un nuevo lugar es el tema del transporte. Zaragoza es una ciudad amplia, pero no llega a las dimensiones de las grandes urbes españolas. Esto quiere decir que no es necesario tener un vehículo propio para desplazarse. Además, existe una amplia red de transporte público que conecta todos los barrios de la capital aragonesa.

Zaragoza cuenta tanto con autobuses como con tranvía para moverse. Los usuarios cuentan con diferentes descuentos —familia numerosa, jóvenes, pensionistas...— y abonos. El billete sencillo para cualquier de estos dos medios cuesta 1,60 euros. Los que opten por las tarjetas Ciudadana, Bus, Lazo e Interbus pueden viajar por 0,43 euros por viaje.

Los abonos tienen diferentes precios, en función de los días que abarquen. En el caso del mesual, son 22 euros. El de 90 días asciende a los 59 euros, mientras que el anual cuesta 202,50 euros. Los jóvenes tienen descuntos adicionales, por lo que el abono de 90 días se reduce hasta los 44,50 euros y el anual se queda en los 152,50 euros.