admin 23/09/2018

EUROPA PRESS

  • El director general de la Guardia Civil, Félix Azón, ha condecorado, a título póstumo, con la Cruz de la Orden del Mérito de la Guardia Civil con distintivo rojo, al agente de la Benemérita, Rafael García Blanco, de 52 años de edad, fallecido este jueves en Andorra (Teruel) tras sufrir un accidente de circulación en acto de servicio.

Al acto han asistido el consejero de Presidencia del Gobierno de Aragón, Vicente Guillén; la delegada del Gobierno en Aragón, Carmen Sánchez; la alcaldesa de Teruel, Emma Buj; el director general de Tráfico, Pere Navarro; el teniente general, director adjunto operativo de la Guardia Civil, Laurentino Ceña; y el general jefe de la Zona de Aragón, Carlos Crespo, entre otras autoridades civiles y militares.

El acto de imposición ha tenido lugar en la capilla ardiente, instalada en la Comandancia de la Guardia Civil de Teruel y después se ha oficiado una misa funeral en la Catedral de la localidad turolense.

El accidente tuvo lugar en la carretera A-1415, en el término municipal de Andorra (Teruel), cuando el agente circulaba con la motocicleta oficial hacia el circuito de velocidad de MotorLand con ocasión de la celebración del Gran Premio Mundial de Motociclismo.

Rafael García Blanco nació en 1965 en Cañaveras (Cuenca). Ingresó en el Colegio de Guardias Jóvenes en 1982. A lo largo de su carrera ha ocupado diversos destinos, entre los que destacan el Núcleo de Servicios de San Sebastián, el Puesto de Guernica (Vizcaya), los Destacamentos de Tráfico de Sarrión (Teruel), Molina de Aragón (Guadalajara), Caminreal (Teruel) y Teruel. Actualmente estaba destinado en el Subsector de Tráfico de Teruel, desde agosto de 1998.

Contaba con la Placa, la Encomienda y la Cruz de la Real y Militar Orden de San Hermenegildo, la Cruz del Mérito Militar con Distintivo Blanco y varias felicitaciones individuales. El agente deja viuda y dos hijos.

A %d blogueros les gusta esto: