admin 10/07/2015

EUROPA PRESS

La Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (ASAJA) en Zaragoza va a solicitar a las diferentes Administraciones una línea de compensación por pérdidas de pastos y rastrojos para la ganadería extensiva afectada por el incendio de las Cinco Villas, que ha quemado unas 14.000 hectáreas, ya que los seguros agrarios “no cubren este tipo de situaciones”. En esa zona, hay cerca de 6.000 cabezas.

La Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (ASAJA) en Zaragoza va a solicitar a las diferentes Administraciones una línea de compensación por pérdidas de pastos y rastrojos para la ganadería extensiva afectada por el incendio de las Cinco Villas, que ha quemado unas 14.000 hectáreas, ya que los seguros agrarios “no cubren este tipo de situaciones”. En esa zona, hay cerca de 6.000 cabezas.

En una nota de prensa, la organización agraria ha precisado que también ha habido pérdida del heno que estaba ya empacado en las parcelas o apilado en ‘fajinas’ “y que en muchos casos no eran propiedad de los propios agricultores, sino de ganaderos o terceras personas que, al estar en plena tarea de recolección, todavía no habían iniciado el trámite de aseguramiento o, al no ser titulares de estas fincas, no tuvieron la posibilidad de asegurarlas”.

La organización agraria ha reclamado, asimismo, que se tenga en cuenta la excepcionalidad de la situación en el cumplimiento de los compromisos agroambientales de agricultores, ganaderos y apicultores y en el caso de inspecciones derivadas de las ayudas de la Política Agraria Común (PAC).

Además, ha solicitado que se contemple la compensación de los parcelas sin recolectar que se utilizaron como cortafuegos y ha considerado que “es de justicia reconocer la actuación ejemplar de los agricultores que, en algunos casos, fue determinante para evitar una mayor propagación del fuego y que afectara a los cascos urbanos de algunas poblaciones”.

Asaja ha indicado que debe ponerse en marcha “con la mayor celeridad” un programa de reforestación y restauración que “amortigüe” el principal problema que va a sufrir la zona afectada que es el de la erosión.

Finalmente, la organización agraria ha remarcado la importancia de los seguros agrarios, que “se pone de manifiesto en estas circunstancias ya que gran parte de estas superficies estaban aseguradas”.

Según las estimaciones de esta organización, estaban todavía sin recolectar casi 1.300 hectáreas de cereal, principalmente de trigo blando, así como una pequeña superficie de olivar almendro y viñedo. Por otra parte, se han quemado corrales y otras construcciones tradicionales de la zona.

More: Asaja pide una línea de compensación por pérdidas de pastos y rastrojos en el incendio de las Cinco Villas

A %d blogueros les gusta esto: